El lehendakari del País Vasco visita las obras de defensa ante inundaciones del barrio donostiarra de Martutene

El lehendakari del País Vasco visita las obras de defensa ante inundaciones del barrio donostiarra de Martutene


05/05/2016

Obras saneamiento
El lehendakari del País Vasco visita las obras de defensa ante inundaciones del barrio donostiarra de Martutene
  • Se calcula que el 31 de agosto, el puente estará en servicio con vehículos en circulación y a finales de diciembre estarán concluidos los trabajos de mejora hidráulica concluida para, en marzo de 2017, finalizar la fase I de la actuación
 
El lehendakari, Iñigo Urkullu, acompañado por el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, Ana Oregi, e Iñigo Ansola, director general de la Agencia Vasca del Agua-URA, ha visitado las obras de la primera fase del proyecto para la defensa ante inundaciones del Urumea en Martutene con el fin de conocer de primera mano la evolución de las obras y ha asistido al inicio de colocación del nuevo puente.
 
Junto a la Consejera Ana Oregi, el director de la Agencia Vasca del Agua-URA, Iñigo Ansola ha explicado que “las obras han consistido en ensanchar y encauzar el Urumea a su paso por Martutene —al que se le dotará de una anchura que varía entre un mínimo de 45 metros y un máximo de 50 metros, el doble del ancho del cauce previo a la obra —, y en retirar y sustituir las infraestructuras que por su diseño dificultaban el libre transcurrir de las aguas altas —en concreto, la pasarela de El Pilar ya sustituida, el puente de Martutene en construcción y la conducción de agua potable de Aguas del Añarbe que habrá que ser demolida en los próximos meses—. El conjunto de la actuación incrementará significativamente la seguridad de las personas ante los próximos episodios de aguas altas que volverán al Urumea.”
 
El lehendakari Urkullu ha recordado que “las inundaciones son el riesgo natural más importante en Euskadi. Nuestras cuencas son pequeñas, y tienen un gran desnivel. Además llueve mucho y, a veces, con intensidad. Como consecuencia, en ocasiones, los ríos tienen reacciones violentas y naturales, que no supondrían ningún problema si no fuera porque el agua y las personas reclaman para sí el mismo territorio”.
 


Respetar las zonas inundables

 
El lehendakari ha estimado necesario “contar con la realidad fluvial a la hora de gestionar el territorio urbano en nuestros pueblos y ciudades: administraciones y ciudadanía convivimos con los ríos y hemos de adaptarnos a la recurrencia natural de sus crecidas por lo que es necesario respetar las zonas inundables donde las crecidas se expanden. Ello aporta seguridad a personas e infraestructuras, nos permite dejar de dar la espalda a un espacio de gran valor ecosistémico y evita tener que invertir y alterar los ríos en la defensa ante inundaciones de nuevos entornos urbanos. Afortunadamente se trabaja ahora con más previsión”.
 
El lehendakari ha puesto en valor los Planes Hidrológicos y los Planes de Gestión del Riesgo aprobados tanto por URA como por las Confederaciones Hidrográficas del Cantábrico y del Ebro “por ser instrumentos de gestión fundamentales para incrementar la seguridad de las personas ante la recurrencia natural de las crecidas de los ríos, y promover al mismo tiempo el buen estado ecológico de esos mismos ríos en torno a los cuales construimos ciudad, hacemos país”.
 
“Históricamente, en demasiadas ocasiones, nos hemos puesto en el camino que los ríos reclaman cuando aumentan naturalmente su caudal y, por tanto, podemos decir que nos hemos expuesto al riesgo. Y es que sabemos que la crecida de los ríos es un fenómeno completamente natural que siempre vamos a tener. Tanto los Planes Hidrológicos como los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación inciden más que nunca en la necesidad de respetar el territorio que el río reclama cuando crece; evitando la exposición de personas y usos vulnerables”.
 


Previsión


“No obstante”, ha recordado Urkullu “el Gobierno Vasco, a través de URA, interviene en aquellas zonas de expansión natural los ríos que históricamente se han ocupado y en las que las crecidas suponen un riesgo para las personas y los usos vulnerables allí situados. La actuación que hoy visitamos en Martutene es un buen ejemplo”.

 
“En Euskadi -ha matizado Urkullu- el catálogo de áreas pendientes de defender ante las crecidas recurrentes y naturales de nuestros ríos es amplio; y las inversiones necesarias para llevar a cabo estas actuaciones son muy altas. De ahí la necesidad de concertar esfuerzos entre todas las administraciones y la ciudadanía para no sumar ninguna zona más a ese ya amplio catálogo”.
 
“Hemos de interiorizar el cambio en nuestra pretensión de usos del territorio aledaño a los ríos. Hemos de liberar los espacios donde los ríos han de crecer; hemos de respetar los espacios donde los ríos han de seguir siendo ríos, aportándonos un elenco importantísimo de servicios ecosistémicos. Y es que no se trata de ver hasta dónde nos metemos en el río; se trata de que respetemos el espacio del río; de integrar la tozuda recurrencia natural de las crecidas de los ríos en nuestro uso del territorio”.
 
El presupuesto total de la fase asciende a 19.002.904,76 €. El nuevo puente tiene un presupuesto de 3.014.133,21 € lo que supone el 16% del total de la obra y para su estructura se destinan 320 toneladas de acero corten; tiene una longitud total de 60 meros con una Luz libre de 50 metros y una anchura de 15 m. (2 carriles, 2 aceras y 1 bidegorri).
 
La pasarela de Martutene cuenta con un presupuesto de 659.414,20 € lo que supone el 3,5 % del total de la obra, 115 toneladas de acero corten para la estructura y una anchura de 3,5 metros.
 
Se calcula que el 31 de agosto, el puente estará en servicio con vehículos en circulación y a finales de diciembre estarán concluidos los trabajos de mejora hidráulica concluida para, en marzo de 2017, finalizar la fase I de la actuación.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.uragentzia.euskadi.eus


Política de cookies