El municipio de Laguna en Castilla y León dejará de verter el agua residual al Duero a final de mes

El municipio de Laguna en Castilla y León dejará de verter el agua residual al Duero a final de mes


24/08/2015

Saneamiento urbano
El municipio de Laguna en Castilla y León dejará de verter el agua residual al Duero a final de mes
  • Tras un periodo de pruebas de 15 días, está previsto que el municipio de Laguna comience a verter sus aguas directamente a la depuradora de Valladolid
 
Autoridades y técnicos del Ayuntamiento de Valladolid y Laguna de Duero así como de la Junta de Castilla y León, han decidido que las aguas residuales de este municipio dejen de verterse al río Duero y pasen a depurarse directamente a la EDAR de Valladolid desde el lunes 31 de agosto.
 
Esta problemática era una de las prioridades del equipo de gobierno del municipio, ya que además del atentado medioambiental había una exigencia de la Unión Europea.
 
Las obras para la depuración de las aguas residuales del municipio de Laguna en la EDAR de Valladolid, han sufrido repetidos retrasos en los últimos años, primero por la quiebra de la empresa constructora encargada del emisario y posteriormente por problemas en la conexión eléctrica.
 
Finalmente y superados los diversos problemas, el próximo 31 de agosto se dejarán de verter las aguas residuales al río Duero y se desviarán para su depuración a la EDAR de Valladolid.
 

Amenazas de la Unión Europea

 
El Parlamento Europeo, a través de la Comisión de Peticiones, había amenazado a las autoridades españolas con adoptar medidas si no solucionaban cuanto antes el problema del vertido de aguas residuales sin depurar de Laguna al río Duero. En primer lugar ya que supone una carga contaminante similar al de una población de 53.990 habitantes, cuando la población de Laguna de Duero es de poco más de 22.000 personas, y en segundo lugar porque vulnera la Directiva 91/271/CEE.
 

Retrasos de las obras

 
La construcción del emisario de aguas residuales de Laguna de Duero a la EDAR de Valladolid comenzó en 2009 cuando la Junta de Castilla y León adjudica la obra a Joca Ingeniería y Construcciones por un importe que superaba los seis millones de euros y con un plazo de ejecución de dieciocho meses.
 
Cuando la construcción del emisario se encontraba en una fase muy avanzada, las obras se suspendieron en 2012 debido a la quiebra de la empresa. Tras varios procedimientos administrativos posteriores, una nueva empresa volvió a iniciar los trabajos en diciembre de 2013. Las autoridades calcularon que el proyecto estaría finalizado el 27 de junio de 2014, pero problemas en la conexión eléctrica retrasaron de nuevo su entrada en funcionamiento.
 

Fuente www.aguasresiduales.info


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.