El transmisor más pequeño para sensores Memosens

El transmisor más pequeño para sensores Memosens


22/02/2019

Instrumentación
El transmisor más pequeño para sensores Memosens

 

  • Liquiline Compact CM82 es apto para sensores de pH, redox, conductividad, oxígeno y cloro
 
¿Tiene puntos de medición donde el espacio de instalación esté restringido? ¿Necesita una alta disponibilidad de valor medido para los procesos de producción? En caso afirmativo, tenemos el transmisor perfecto para usted: el Liquiline Compact CM82.
 
Su caja es tan fina que encaja, junto con el sensor, en casi todos los portasondas. Aunque es muy pequeño, viene con la última tecnología de transmisor y puede usarse mediante Bluetooth desde cualquier dispositivo IOS o Android.
 

Seguridad de bluetooth al máximo nivel

 
Descargue la aplicación gratuita SmartBlue en Google Play Store o en la App Store de Apple. Al utilizar la aplicación, podrá ver todos los puntos de medición dentro del rango Bluetooth de su tableta y smartphone. También se puede realizar un diagnóstico o definir la configuración de manera conveniente a través de la aplicación SmartBlue. Incidentalmente, la conexión Bluetooth solo es segura contra el acceso no autorizado de terceras partes, tal como confirmó el German Fraunhofer Institute for Applied and Integrated Security (AISEC).
 

Aproveche los beneficios de Memosens

 
El Liquiline Compact CM82 es compatible con todos los transmisores, analizadores y toma muestras de la Liquiline plataforma. Esto significa que puede utilizar sensores del mismo tipo en todos los puntos de medición: puede conectar todos los sensores de pH, redox, conductividad y oxígeno con el Memosens cabezal de conexión azul. Esto le permite aprovechar los múltiples beneficios que la Memosenstecnología nos ofrece, incluyendo la transmisión de datos 100% fiable y un verdadero "plug and play" con sensores precalibrados.
 

Ideal si el espacio de instalación está restringido

 
Como dispositivo a dos hilos alimentado por lazo, el CM82 puede conectarse directamente a un controlador lógico programable (PLC), que sirve también como fuente de alimentación y así no es necesario un cable de alimentación. No es necesario tampoco un cable para conectar el sensor, ya que se conecta directamente al transmisor. Como resultado, obtendrá un punto de medición que cuya necesidad de espacio difícilmente podría ser menor y en el cual el esfuerzo de cableado es mínimo.
 

La configuración de su punto de medición queda siempre registrada

 
Si parametriza un punto de medición del CM82, se guardará toda la configuración en el equipo. En caso de un cambio de sensor, el transmisor, así como la configuración del punto de medición, quedará siempre en planta. No es necesaria una nueva parametrización. Además, el CM82 lee todos los datos de sensores y de calibración registrados en el cabezal de un sensor Memosens. Como consecuencia, se detecta automáticamente el sensor en segundos y su medición está inmediatamente disponible tras el cambio de sensor.

Fuente www.es.endress.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.