EMASA en Málaga amplia su laboratorio para mejorar la detección de nuevos compuestos en el agua

EMASA en Málaga amplia su laboratorio para mejorar la detección de nuevos compuestos en el agua


25/05/2017

Laboratorios
EMASA en Málaga amplia su laboratorio para mejorar la detección de nuevos compuestos en el agua

 

  • La empresa de abastecimiento ha invertido 121.000 euros en la actualización de sus medios para garantizar la calidad del agua de consumo y el agua residual
 
La empresa de abastecimiento y saneamiento de Málaga, Emasa, ha incorporado a su laboratorio un nuevo equipo capaz de mejorar la detección de compuestos, incrementando con ello la seguridad tanto para los ciudadanos como para el medio ambiente. Esta medida ha supuesto una inversión de 121.000 euros.

 

Alcance del nuevo equipo

 
El nuevo equipo (un cromatógrafo de gases con espectómetro de masas de triple cuadrupolo) es uno de los más avanzados que existen en este momento en el mercado, lo que le permite detectar y cuantificar componentes a niveles muy bajos de concentración (10*g/l). El laboratorio de Emasa desarrolla desde hace años métodos para determinar la existencia de algunos de los compuestos como los plaguicidas organoclorados, organofosforados, triazinas y compuestos orgánicos volátiles. Se trata de microcontaminantes o contaminantes de presencia emergente y de naturaleza química, presentes en el medio ambiente. 
 
La procedencia de estas sustancias es muy diversa: productos farmacéuticos, productos de limpieza diaria, sustancias originadas en el drenaje de superficies urbanas como plomo y mercurio procedentes de la deposición de la contaminación atmosférica, o hidrocarburos y aditivos del tráfico rodado. También pueden provenir de sustancias derivadas de actividades agrícolas, ganaderas, y otras tales como productos fitosanitarios y biocidas. Diariamente son empleados de forma intensiva en agricultura, en la industria y por parte de la población en general, y son vertidos de forma continuada con las aguas residuales domésticas e industriales. 
 
Hasta el momento no existe una evidencia experimental definitiva sobre la toxicidad de esos componentes en bajas concentraciones, ni sobre su comportamiento, transporte o efectos. A pesar de ello, es importante realizar un seguimiento de cara prevenir posibles problemas ambientales y de riesgo para la salud. Su detección a niveles bajos requiere técnicas de análisis muy complejas y sensibles, lo que ha llevado a la incorporación del nuevo equipo. 

 

Participación en SIGA 2017

 
Los técnicos de Emasa mantienen actualizada su formación relacionada con esta materia. El pasado mes de marzo participaron en la Feria de Soluciones Innovadoras para la Gestión del Agua (SIGA) sobre “Detección y eliminación de contaminantes emergentes”, en la se explicó el marco normativo para estos compuestos, qué tratamientos se utilizan para eliminarlos de las aguas y las técnicas analíticas utilizadas para su detección y cuantificación.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.malaga.eu


Política de cookies