EMISON suministra a la empresa Ingeniería del Agua de Perú una antorcha con quemador atmosférico


07/06/2019

Digestión anaerobia
EMISON suministra a la empresa Ingeniería del Agua de Perú una antorcha con quemador atmosférico

 

  • La antorcha está proyectada para trabajar a la intemperie, y cumple con todas las normativas para evitar el peligro de explosión
 
EMISON ha suministrado recientemente una antorcha para la empresa Ingeniería del Agua para Desarrollo Sostenible GLS, en Perú, una nueva generación de antorchas con quemador atmosférico de llama cerrada o abierta para el quemado de pequeñas cantidades de gas, estudiadas especialmente para el quemado de Biogás y la eliminación de humos, gracias al catalizador desarrollado por el departamento de I+D de EMISON, y que garantiza una llama limpia y fácilmente visible., 1.500 litros por hora en este caso.
 

Detalles de la antorcha

 
La antorcha está proyectada para trabajar a la intemperie, y cumple con todas las normativas para evitar el peligro de explosión, tanto de ámbito nacional como respecto a las directivas comunitarias que le son de aplicación (marcado CE), en concreto la directiva 93/68/CEE que modifica las 89/366/CEE y 90/396/CEE.
 
  • Cumple con el Real Decreto 100/2011 y con la norma UNE EN 15259:2007
 
La antorcha está formada por los siguientes equipos:
 
  • Una rampa de entrada de gases, conteniendo apaga llamas, válvula de corte y un quemador cerámico, para el caudal indicado.
     
  • Un cuadro de control y maniobra capaz de mandar el conjunto, incluyendo:
     
    • Alimentación eléctrica del conjunto, incluyendo electrodos de encendido.
 
El conjunto se suministra en una estructura metálica con una altura total de un metro.
 


Antorchas de EMISON

 
Las antorchas EMISON para incineración de gases y vapores, a la contrastada calidad de todos nuestros productos, avalada por más de 65 años de servicio y constante investigación unen los últimos avances tecnológicos en microelectrónica y aislamiento, aplicados específicamente a la incineración de gases, consiguiendo los excepcionales resultados que nos han llevado a ser líderes en la fabricación de equipos para la destrucción de gases combustibles.
 
Son fruto de un cuidado diseño y todo el know how de un equipo de profesionales especialistas, con la experiencia de más de 600 antorchas construidas y funcionando. Como consecuencia ofrecen mínimo mantenimiento, funcionamiento constante y sin averías, fácil manipulación y control del trabajo y el mejor precio del mercado nacional e internacional.
 
Están fabricadas íntegramente en Barcelona, (España), sin la utilización de partes provenientes de países en expansión, de dudosa calidad, con los más modernos materiales, de gran calidad y conceptos de alta tecnología, que nos permiten ofrecer una garantía total de cinco años.
 
Todos nuestros productos son de tecnología propia, fruto de nuestro departamento de I + D, al que dedicamos un 3% del conjunto de nuestra facturación. Ello nos permite ofrecer los mejores precios del mercado al no tener que pagar costosos royalties. Somos la única Empresa que puede ofrecer 5 AÑOS de garantía en todos nuestros equipos de serie.
 
Hace más de 50 años que fabricamos antorchas, con más de 600 unidades vendidas en más de 15 países. Somos, con diferencia, la Empresa española con más experiencia.
 

Además de la garantía de una empresa con más de 60 años en el mercado, siempre fiel y al servicio de sus clientes, EMISON dispone de una empresa propia de servicio técnico, SATE, con delegaciones en toda España y varios países de Europa y América, que puede encargarse de formar al personal encargado del funcionamiento de la antorcha, y realizar el mantenimiento preventivo y correctivo.
 
Las antorchas son elementos de seguridad y protección para el medio ambiente. Los productos de combustión son ambientalmente más ecológicos que los gases no quemados.
 
Los objetivos principales de la antorcha son la liberación de gas en situaciones de emergencia y quemar de forma segura y controlada estos gases no utilizables, evitando su emisión directa a la atmósfera.
 
Aunque las antorchas están consideradas como equipos de seguridad, similares en categoría a una válvula de seguridad, la sociedad moderna exige el control y la reducción de emisiones de gases a la atmósfera.
 
Las emisiones no se pueden controlar ni medir de la misma forma que en una cámara de combustión controlada. Al no existir protocolos estandarizados para la realización de pruebas en las antorchas, sólo se pueden realizar estimaciones de las emisiones.
 
Los contaminantes que emiten las antorchas, dependen de la composición y cantidad de los gases a combustionar y del tipo de antorcha, y son hidrocarburos sin quemar, medidos como metano (CH4), monóxido de carbono (CO) producto de la combustión incompleta, óxidos de nitrógeno NOx, formados por compuestos azoicos presentes en los gases, principalmente amoniaco, aminas y amidas o por oxidación del nitrógeno del aire a elevadas temperaturas, hollín, otro producto de la combustión incompleta y que se manifiesta, en casos extremos, como humo visible y SOx procedente de los compuestos de azufre presentes en el gas, principalmente sulfhídrico y mercaptanos. Una adecuada mezcla de aire con el gas a tratar es importante para evitar combustiones incompletas.
 
Las antorchas pueden ser de dos tipos, de llama abierta o de llama cerrada. En las de llama abierta el gas se quema en la atmósfera sin ningún tipo de control, mientras que en las de llama cerrada la combustión tiene lugar en una cámara refractada.
 
Además del tipo de descarga (continua-emergencia), el tipo de equipo de combustión dependerá de los límites de emisiones que se tengan que garantizar. Dependiendo de las restricciones medioambientales locales y las características de los gases residuales, una simple antorcha de llama abierta puede no ser suficiente.
 
En el supuesto de que se necesite realizar una medición de emisión y, por consiguiente, su control y reducción, los gases de escape se deben quemar en un equipo con control de temperatura, como puede ser una antorcha de llama cerrada con control de temperatura. En este tipo de antorchas, la combustión se realiza en una cámara controlada, no sujeta a condiciones ambientales, que controla adecuadamente la temperatura de combustión. Estas antorchas son realmente un equipo de incineración, y de esta forma, las emisiones se pueden controlar y medir de forma continua.
 
Para lograr la máxima eficiencia en la combustión y el nivel de emisiones más bajo deben controlarse diferentes factores.
 
Por una parte, la temperatura de combustión, que no debería sobrepasar los 850 ºC para evitar la formación de NOx, ni ser inferior a 600 ºC para evitar inquemados. Se optimiza mediante los sistemas de control que modulan la entrada y mezcla de aire de combustión. La temperatura máxima de la llama depende de la composición del gas. En función de su poder calorífico será capar de calentar el aire necesario para la combustión, más un porcentaje adecuado para mantener un contenido mínimo de oxígeno en los gases resultantes del 6% a una temperatura determinada por las leyes de la Física. La regulación permite disminuirla, pero nunca aumentarla, salvo que se disminuya el contenido de oxígeno en los gases o se utilice aire enriquecido para la combustión.
 
La utilización de catalizadores en los quemadores es una técnica que permite garantizar un bajo contenido de inquemados incluso con temperatura bajas, lo que representa un aumento de la vida útil de los equipos.
 
El tiempo de residencia de la llama en la cámara de combustión es otro factor que ayuda a reducir contaminantes. Se debería mantener un tiempo de residencia mínimo de 1 segundo.
 
El tipo de quemador o quemadores, la turbulencia que provocan y la mezcla aire-gas que consiguen son determinantes en el éxito del funcionamiento. Muchos “quemadores” de antorchas son simples tubos provistos de una reducción en la salida.
 
Los quemadores cerámicos, además de incorporar el catalizador de cloruro de platino y sodio, han demostrado ser los más efectivos en la combustión completa de los gases de digestor, consiguiendo en combinación con los factores mencionados, entre otras, las siguientes ventajas:
 
  • Incineran los hidrocarburos por completo
  • Ofrecen bajos niveles de emisiones.
  • Tienen un rendimiento de combustión > 99,99% del rango de funcionamiento.
  • Combustión homogénea y optimizada con el cambio de flujo y calidad del gas.
  • Inexistencia de radiación ni de llamas luminosas.
  • Reducción del tiempo de puesta en marcha.
  • Sistema de tiro natural.
 
Una antorcha durante las fluctuaciones en arranque o parada, o en cambios del poder calorífico, causado por una diferente composición del gas o menor flujo, las condiciones de la combustión, el porcentaje de aire, la temperatura y tiempo de residencia de la cámara de combustión fluctuarán fuera de los valores exigidos, y las emisiones aumentarán, o la antorcha se apagará.
 
Si las emisiones deben ser garantizadas en cualquier caso, independientemente de las características del gas y sus fluctuaciones de caudal, el control de los parámetros deberá ser confiado a un PLC, que además de poder modificar los diferentes parámetros de combustión en función de la composición y composición del gas, puede monitorizar los ajustes y comunicarse con el control central de la planta y permitir el control, la puesta en marcha o paro remotos. Esta tecnología es aplicable también a antorchas de llama abierta.
 
Lamentablemente no existe en España ni Europa una normativa específica para la construcción y montaje de antorchas. La experiencia de las Empresas punteras lo suple utilizando las que consideran apropiadas, como las referentes a emisiones gaseosas en equipos de incineración, las recomendaciones de la EPA, de la DVGW alemana y otras.
 
Las antorchas de llama cerrada se colocan, normalmente, en el suelo, sobre una bancada de hormigón y a una distancia de cualquier objeto igual a la altura total de la antorcha.
 
Las de llama abierta se colocan elevadas, de forma que la radiación emitida sea segura.

 

 


Fuente www.emison.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies