En Barcelona vive un ‘monstruo’ 24 h al día, el Centro de Control Operativo del Agua

En Barcelona vive un ‘monstruo’ 24 h al día, el Centro de Control Operativo del Agua


11/10/2016

Telecontrol
En Barcelona vive un ‘monstruo’ 24 h al día, el Centro de Control Operativo del Agua
  • En 1976 llego a Barcelona el primer Centro de Control dónde se podía comandar toda la red
 
En Barcelona vive un ‘monstruo’. Se trata del centro que gestiona las 24 horas del día la red de aguas que llega a una población de 3 millones de personas y unos 4.500 km de tuberías.
 
Es una bestia silenciosa, que vela para que siempre tengamos agua a disposición y en las mejores condiciones posibles. Un lujo que, aún siendo mediterráneos, no acabamos de ser conscientes. En África, nuestro continente vecino, tan sólo un 46% de la población tiene acceso a agua potable. Nosotros un 100%. El agua dulce líquida, es decir, aquella de la cual el hombre teóricamente dispone para satisfacer todas sus necesidades (supervivencia, agricultura, industria y servicios) supone solamente un 1% del agua presente en la Tierra. El problema es que los recursos hídricos del planeta están repartidos irregularmente. Hay zonas, como América del Sur, que poseen el 26% de los recursos hídricos del planeta para un 6% de su población (solamente en la Cuenca del Amazonas se concentra el 15% de todas las existencias mundiales). Asia concentra el 60% de la población mundial y tan sólo tiene el 36% del agua dulce disponible.
 


El primer Centro de Control data del 76

 
Somos unos privilegiados; pero, por eso, tenemos que ser modélicos tecnológicamente hablando. En 1976 llego el primer Centro de Control dónde se podía comandar toda la red. Para una buena gestión de toda el Área Metropolitana de Barcelona se necesita saber el comportamiento diario al detalle, cada minuto de los consumos. Evidentemente, siempre habrá un margen para imprevistos. Unos imprevistos que siempre tienen que ser previstos. Hay tres puntos clave para un buen funcionamiento de la red. En primer lugar, saber qué disponibilidad tienes de recursos hídricos; en segundo lugar, ajustar al milímetro las presiones de funcionamiento; y, en tercer lugar, pero no menos importante, el control sistemático y constante de las condiciones sanitarias del agua.
 
El Centro de Control Operativo comanda 91 depósitos de cabecera, 73 válvulas reguladoras 94 centrales de abombamiento, 41 puntos de cloración del agua 103 estaciones remotas de gestión, 807 actuadores (para la operación de la red) y 5.600 señales de entrada y salida para que todo sea cien por cien automático. Todo ello para una gestión de 650.000 m3 de agua diariamente o el equivalente a 650 millones de litros. Todo con 1,5 millones de registros al día que permiten controlar que todo funcione a la perfección.
 


Francesc Mauri, meteorólogo

 
He estado en lugares, tecnológicamente potentes,como algunas centrales hidroeléctricas, el pozo petrolero Casablanca a 50 km mar adentro del Delta de l’Ebre o Centros de Control como el de Ferrocarrils de la Generalitat, Control Central de Bomberos de la Generalitat o la Sala conjunta de Mando y Seguridad de Barcelona dónde actúan la Guardia Urbana, SEM, Mossos y Bomberos. Nunca hubiera pensado que para controlar “sólo el agua”, el Centro y su tecnología debían ser punteros. Está claro que somos afortunados, aunque nos quejamos de muchas cosas.
 
Debemos entender que el agua, en nuestro país, es fundamental. Es un recurso escaso, como el clima mediterráneo que somos y, con el Cambio Climático, la irregularidad en las precipitaciones está aumentando y esto significa más problemas para la gestión del recurso, también en origen. Una buena explotación de los recursos, combinada con una gestión cuidadosa y una depuración óptima son fundamentales para un recurso cien por cien estratégico y como ciudadanos y país debemos velar por ella.
 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.barcelonaesaigua.org


Política de cookies