ENAC acredita la labor del Servicio de Control de Vertidos del Consorcio Besòs Tordera

ENAC acredita la labor del Servicio de Control de Vertidos del Consorcio Besòs Tordera


27/02/2018

Acreditaciones
ENAC acredita la labor del Servicio de Control de Vertidos del Consorcio Besòs Tordera

 

  • El Consorcio se convierte así en la primera administración de todo el Estado en obtener este certificado
 
El Servicio de Inspección y Control de Vertidos del Consorcio Besòs Tordera ha sido acreditado por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) de acuerdo a la norma UNE-EN ISO / IEC 17020 para la inspección medioambiental, incluyendo la toma de muestras en aguas residuales.
 
Con la obtención de esta acreditación el Consorcio es pionero en acreditar bajo esta norma su competencia técnica en inspección ambiental dentro del conjunto de las administraciones del agua en el ámbito estatal.
 

Acreditación ENAC

 
La obtención de esta acreditación adicionalmente permitirá al Consorcio colaborar activamente con la Oficina de Acreditación de Entidades Colaboradoras (OAEC) en la tarea de estandarización y normalización de los procedimientos de inspección ambiental de aguas, que se llevan a cabo desde las administraciones y entidades de controles en el ámbito de Cataluña.
 
Sergi Mingote, presidente del Consorcio, ha manifestado la satisfacción "ante el trabajo bien hecho". "ENAC ha acreditado últimamente dos de nuestras áreas principales de actividad. Primero, el laboratorio, y ahora, nuestro control de vertidos, esto quiere decir que estamos trabajando en la línea adecuada, apostando por la calidad y el rigor " , ha matizado.
 
Actualmente, este departamento del Consorcio cuenta con un equipo, formado por siete profesionales, dedicado a la inspección y el control de los vertidos de las aguas residuales de origen industrial.
 

Objetivos de las actuaciones

 
Los objetivos de estas actuaciones son reducir la contaminación industrial con el objetivo final de proteger la salud de las personas y, especialmente, la del personal que trabaja en los sistemas públicos de saneamiento; proteger el cauce receptor, eliminar cualquier efecto tóxico, crónico o agudo -tanto para el hombre como para sus recursos naturales-; preservar la calidad del medio receptor teniendo en cuenta los tipos de depuración; preservar las instalaciones de saneamiento para garantizar un buen funcionamiento y su integridad y conseguir una calidad del agua residual aceptable para las EDAR para asegurar una correcta operación.
 
El Consorcio cuenta con más de 4.000 establecimientos industriales contaminadores potenciales implantados en su área de actuación.
 

Fuente besos-tordera.cat


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Política de cookies