Exposición interactiva sobre los 35 años del Plan Integral de Saneamiento de la Ría de Bilbao

Exposición interactiva sobre los 35 años del Plan Integral de Saneamiento de la Ría de Bilbao


26/05/2015

Exposiciones
Exposición interactiva sobre los 35 años del Plan Integral de Saneamiento de la Ría de Bilbao
  • La muestra incluye fotografías antiguas, vídeos para conocer el ciclo del agua y el proceso de recuperación ambiental seguido, además de información sobre las especies que pueblan la Ría y las huellas todavía visibles en el entorno, del que fue uno de los cauces más contaminados de Europa
  • “La Magia de la Ría – 35 años generando vida”, organizada conjuntamente con el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y el centro tecnológico - AZTI, cuenta además con la colaboración de la Diputación  Foral de Bizkaia, URA – Agencia Vasca del Agua, el Puerto de Bilbao e Iberdrola, y permanecerá abierta al público hasta el 31 de octubre
 
El Museo Marítimo Ría de Bilbao inaugurará este JUEVES una nueva exposición audiovisual e interactiva, que recorre los 35 años del Plan Integral de Saneamiento del Bilbao Metropolitano, que han transformado la imagen de la Ría y la han convertido en un nuevo espacio vertebrador de la Villa y su entorno para el disfrute de toda la ciudadanía. La muestra, de marcado carácter divulgativo, incluye fotografías antiguas, vídeos para conocer el ciclo del agua, además de información sobre las especies que pueblan la Ría o las huellas todavía visibles en el entorno del que fuera uno de los cauces de Europa más castigados por la contaminación.
 
El proyecto “La Magia de la Ría. 35 años generando vida” organizado conjuntamente por el Museo Marítimo Ría de Bilbao, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y el centro tecnológico – AZTI, cuenta además con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia, URA – Agencia Vasca del Agua, el Puerto de Bilbao e Iberdrola, y podrá visitarse hasta el 31 de octubre.
 
La muestra, que abrirá sus puertas este jueves, recibe al visitante con una estructura que simula un gran colector –tuberías que llevan las aguas residuales a las depuradoras– a lo largo del cual pueden verse fotografías de la Ría, en la década de los 70 y 80. Y es que, a mediados del siglo XIX, el entorno de la Ría inició un fuerte proceso de industrialización basado, principalmente, en la explotación y exportación del mineral de hierro y de la industria siderúrgica.  
 
De ser un pequeño puerto, la Ría de Bilbao se convirtió en uno de los principales focos industriales y comerciales, no solo del Estado, sino también de Europa. En pocos años, la fisonomía y el paisaje del cauce sufrieron una profunda transformación. Sus márgenes se poblaron de fábricas e infraestructuras portuarias y el fuerte movimiento migratorio, propiciado por la necesidad creciente de mano de obra, provocó un rápido crecimiento poblacional del área. Entre 1900 y 1975 la población se cuadruplicó.
 
A la vez que se producía este desarrollo, las aguas de la Ría empezaban a mostrar una contaminación alarmante. El crecimiento urbano desordenado y la falta de conciencia medioambiental propiciaron el vertido de las aguas residuales –domésticas e industriales– directamente en el estuario, sin ningún tipo de tratamiento previo. La Ría se convirtió en un colector de residuos, donde la vida era imposible. La Ría recibía diariamente 900 toneladas de residuos sólidos procedentes, principalmente, de las explotaciones mineras, 400 toneladas de vertidos ácidos, 80 toneladas de metales, además de compuestos cianurados o compuestos nitrogenados; en definitiva, casi 2.000 toneladas diarias de residuos que la convirtieron en una cloaca sin oxígeno.
 
 
 
 
 
 

Plan integral de saneamiento 

 
Uno de los principales objetivos del Plan Integral de Saneamiento del Bilbao Metropolitano fue precisamente la recuperación ambiental de la Ría de Bilbao, para lo cual se fijó un 60% de oxigenación como estándar de calidad de las aguas. El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia puso en marcha a principios de los 80 este programa, que es el proyecto medioambiental más importante llevado a cabo en la CAPV, con una inversión superior a los 1.000 millones de euros.
 
Más de 300 kilómetros de colectores recogen las aguas residuales de hogares e industrias, y las llevan a las plantas depuradoras, siendo la EDAR de Galindo (Sestao) la pieza clave del sistema de Saneamiento del Bilbao Metropolitano. El resultado es una Ría viva y cada vez más apta para nuevos usos deportivos y náuticos.
 
Paralelamente a estos trabajos, en 1989 comenzaron a realizarse estudios de seguimiento para evaluar la eficacia de las medidas adoptadas por el Plan Integral de Saneamiento, financiados por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y URA – Agencia Vasca del Agua. En este sentido, investigadores del centro tecnológico AZTI, en colaboración con la UPV/EHU, se encargan de llevar a cabo esta labor de vigilancia ambiental. Todos los años se realizan campañas y muestreos para evaluar el estado de la Ría y su evolución, analizando la calidad del agua, los sedimentos, la fauna y la flora.
 
El efecto más importante del Plan Integral de Saneamiento en la Ría ha sido la recuperación de los niveles normales de oxígeno. De valores cercanos o inferiores al 40% de saturación a comienzos de los años 90, a valores del 90% de saturación actualmente. Hoy en día no hay ninguna zona del estuario con problemas de oxigenación. Del mismo modo, los sedimentos se hayan mucho menos contaminados que hace 30 años. Todo esto ha permitido la presencia de comunidades biológicas en todo el sistema, desde la zona interior de Bilbao hasta el Abra, con más de 60 especies de peces asentadas (lenguado, cabuxino, mojarra, platija, muble, lubina, salmonete, chicharro, anguila…), así como cientos de especies de animales y algas que viven en los sedimentos y en los sustratos rocosos.
 
Todo este proceso, que se ha prolongado durante más de tres décadas, es el que recoge la exposición “La Magia de la Ría. 35 años generando vida”, que el público podrá visitar  en el Museo Marítimo Ría de Bilbao, hasta el 31 de octubre, y que desde el rigor científico, quiere poner el acento en los procesos de depuración de las aguas residuales, como herramienta clave de sostenibilidad, tomando como ejemplo la Ría de Bilbao, cuya recuperación medioambiental ha favorecido también la transformación de la propia ciudad, al aportar un nuevo espacio de esparcimiento y un nuevo motor económico para la Villa.
 
 
Más información sobre la exposición en www.museomaritimobilbao.org
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.museomaritimobilbao.org


Política de cookies