FACSA certifica la huella de carbono de las EDAR de Castellón, Almassora, Navarra y Andorra

FACSA certifica la huella de carbono de las EDAR de Castellón, Almassora, Navarra y Andorra


24/05/2017

Huella de carbono
FACSA certifica la huella de carbono de las EDAR de Castellón, Almassora, Navarra y Andorra
 
 
  • Esta última certificación se une al resto de avales de que dispone FACSA como muestra de su compromiso con la excelencia en la calidad del servicio, la seguridad de los trabajadores, el respeto por el medio ambiente, los desarrollos I+D+i y la gestión eficiente de los recursos
 
FACSA, la empresa privada española con más experiencia en la gestión del ciclo integral del agua, ratifica un año más su compromiso con el medio ambiente. La compañía ha obtenido la certificación de la norma UNE-EN-ISO-14064-1 para las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Castelló, Almassora, Navarra y Andorra al auditar la emisión de gases de efecto invernadero (GEIs) en dichas instalaciones.

Una acción con la que FACSA persigue minimizar el impacto ambiental derivado de los procesos de depuración. Para ello, ha cuantificado los gases de efecto invernadero que se generan en las propias EDAR durante el desarrollo de su actividad, con el fin de determinar su huella de carbono como paso previo a su reducción.
 


Cálculo de la huella de carbono

 
Se han utilizado fórmulas matemáticas para calcular tanto las emisiones que existen procesos de transformación química como las emisiones indirectas generadas por la electricidad consumida.

Estos datos, además de identificar las oportunidades de reducción de emisiones de GEIs, han permitido a FACSA incluir la huella de carbono como uno de los factores a tener en cuenta en la toma de decisiones en las tareas de explotación, conservación y mantenimiento de los sistemas de saneamiento de las EDAR. Y es que la huella de carbono sigue siendo el indicador ambiental más utilizado en relación al Cambio Climático y contribuye a fomentar la concienciación social y empresarial ante esta problemática.

En ese sentido, estas certificaciones avalan la apuesta que, desde hace varias décadas, ha realizado FACSA para garantizar la calidad de sus servicios de una forma especialmente respetuosa con el medio ambiente.
 
De hecho, el cálculo y verificación de la huella de carbono por la norma UNE-EN ISO 14064-1 en las EDAR ha permitido la inscripción voluntaria de FACSA en el Registro de Huella de Carbono de la Oficina Española de Cambio Climático, siendo obligatorio para ello disponer de un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en las instalaciones.
 
Esta última certificación se une al resto de avales de que dispone FACSA como muestra de su compromiso con la excelencia en la calidad del servicio, la seguridad de los trabajadores, el respeto por el medio ambiente, los desarrollos I+D+i y la gestión eficiente de los recursos.
 
Puedes consultar los informes aquí:
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.facsa.com


Política de cookies