FIDEX y SEOPAN reclaman un Pacto Nacional de Infraestructuras para acometer las obras hidráulicas prioritarias en España


16/11/2018

Pacto por el agua
FIDEX y SEOPAN reclaman un Pacto Nacional de Infraestructuras para acometer las obras hidráulicas prioritarias en España

 

  • España ya ha sido multada con 12 M€ por no depurar las aguas residuales urbanas, sanción que se verá aumentada cada semestre en 11 millones más mientras no se acometan las inversiones necesarias para solucionarlo
 
El Foro para la Ingeniería de Excelencia, FIDEX, que agrupa a las 11 principales ingenierías españolas, y la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, SEOPAN, reclaman un Pacto Nacional de Infraestructuras para acometer las más de 800 actuaciones prioritarias que España tiene planificadas y pendientes en materia de transporte y movilidad, por su elevada rentabilidad socioeconómica para el ciudadano, y en agua y medio ambiente, para cumplir con la normativa europea y evitar las sanciones comunitarias.

Ingenierías y Constructoras y Concesionarias coinciden en que es necesario un consenso y voluntad política para realizar estas actuaciones, de cuyo cumplimiento depende la competitividad futura de nuestra economía y el progreso y bienestar de nuestra sociedad. Estos proyectos requieren, en conjunto, una inversión de más de 103.000 millones de euros (M€) y tendrían, durante su periodo de construcción de cuatro años, un retorno fiscal de alrededor de 51.000 M€, 79.000 M€ de actividad económica inducida y generarían casi 1.000.000 de puestos de trabajo.
 

Alarmante déficit en agua y medioambiente e incumplimientos con Europa
 

En materia de agua, España tiene pendiente uno de los mayores desafíos ya que, de no afrontarlo urgentemente, se seguirán produciendo daños irreversibles al medioambiente, implicando, además, importantes sanciones por parte de la Comisión Europea, que ya han comenzado a producirse.
 
Así, el pasado verano se conoció la multa a nuestro país de 12 millones de euros por el incumplimiento de la Directiva Europea sobre depuración de aguas residuales urbanas, sanción que se vería aumentada cada semestre en 11 millones adicionales mientras España no se ponga al día.

El nuevo Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización, actualmente en información pública, cuantifica en más de 46.000 M€ las inversiones a realizar hasta 2033 -21.000 M€ hasta 2021-. Ello implica invertir 18.000 M€ en tres años y cumplir este objetivo requiere multiplicar por seis la inversión actual anual. 

El tratamiento y valorización energética de residuos constituye otro déficit inversor pendiente de resolver. Las ciudades españolas generan más de 20 millones de residuos cada año, de los que casi cinco millones y medio se depositan directamente en vertedero sin tratamiento alguno, contraviniendo con ello las Directivas europeas y la normativa nacional y atentando seriamente contra la salud pública. Cumplir el objetivo de vertido directo cero y valorizar energéticamente los más de ocho millones de toneladas anuales de rechazos procedentes de nuestras plantas de tratamiento requiere invertir más de 6.500 M€. 

Según el presidente de FIDEX, Valentín Estefanell, “urge que el Gobierno incremente los niveles de inversión en obra hidráulica y apueste por la colaboración público-privada, que ayudaría a financiar las obras en un momento de reducción de déficit. Todo ello siendo conscientes de que no sólo hay que poner el foco en el desarrollo de nuevas infraestructuras, sino en el mantenimiento, conservación y actualización de las ya existentes, como, por ejemplo, todo el sistema de depuración de Madrid que está en estudio actualmente”.
 

Apostar por la colaboración público-privada
 

Para su ejecución, y debido a que en el contexto actual de reducción de déficit será difícil acometer estas infraestructuras con cargo a los presupuestos, FIDEX y SEOPAN apuntan que será necesario buscar soluciones de financiación alternativas como la colaboración público-privada.

Este modelo de financiación supone la alternativa inversora más viable por razones de impacto en el déficit público y de eficiencia y simplicidad en la gestión, al incorporar en un solo contrato el diseño, financiación, construcción y operación de la infraestructura. Además, minimiza las posibles desviaciones en plazo y coste de los proyectos.
 

Fuente www.fidex.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.