Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Finaliza el plan de llenado y puesta en carga de la presa de Loriguilla en la Comunidad Valenciana


22/07/2021

Abastecimiento
Finaliza el plan de llenado y puesta en carga de la presa de Loriguilla en la Comunidad Valenciana

 

  • El plan de llenado y puesta en carga ha tenido lugar, desde abril de 2020, tras la finalización en 2016 de los trabajos de impermeabilización en el estribo derecho de la presa y la implantación de nuevos elementos de auscultación
  • Quedan así resueltas las deficiencias de seguridad que existían debido a filtraciones en el cuerpo de la presa y en la ladera aguas abajo del estribo derecho de la misma, que limitaban la capacidad real de embalse
  • Se revisarán las normas de explotación de la presa, de modo que en el futuro se pueda conseguir un incremento sensible de la capacidad de regulación y una mayor protección frente a avenidas
 
El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A., Miguel Polo, ha participado, junto a la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, y una nutrida representación de los usuarios de las aguas del embalse de Loriguilla, en el sistema de explotación Turia, como la Junta Central de Usuarios del río Turia, representada por su presidente Benjamín Miguel Aparicio, de FECOREVA (Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana), representada por su presidente Salvador Marín, o el Ayuntamiento de Valencia y la EMSHI (Entitat Metropolitana de Servicios Hidráulicos), representadas por Elisa Valía, entre otros presentes, en una visita técnica de inspección a los trabajos de finalización del Plan de llenado y puesta en carga de la presa de Loriguilla (Valencia).
 
En concreto, del cuarto escalón, cuya finalidad es la realización de maniobras de operación de las compuertas taintor del aliviadero, verificando su adecuado funcionamiento por primera vez desde la finalización de la construcción de la presa, así como del resto de elementos de la infraestructura durante una situación ordinaria de vertido.
 
La presa de Loriguilla, desde la finalización de su construcción en 1967, siempre ha tenido restringido el volumen de almacenamiento por razones de seguridad, dado que, por encima de determinadas cotas de embalse, se producían filtraciones importantes tanto en el cuerpo de la presa como en la ladera aguas abajo del estribo derecho. La máxima cota del embalse se estableció en 309,54 msnm, aunque las normas de explotación aprobadas en 2005 la redujeron hasta los 301 msnm.
 
Con estas pruebas se culmina la realización del Plan de llenado y puesta en carga de la presa, necesario según las conclusiones de la Primera Revisión y Análisis General de Seguridad de dicha presa, que se hizo en 2004. Con carácter previo a dichas pruebas ha habido que efectuar trabajos de impermeabilización tanto en el cuerpo de la presa como en su estribo derecho, que concluyeron en 2016.
 

Plan de llenado

 
El Plan de llenado ha constado de 4 escalones:
 
  • El primer escalón comenzó con el nivel del embalse a cota 301,00 msnm (22,42 hm3), aproximadamente, y finalizó al alcanzar la cota 304,00 msnm (27,84 hm3), comprobando el estado de la presa durante los siguientes 15 días.
     
  • En el segundo escalón se cargó la presa durante un periodo de 15 días hasta la cota 308,00 msnm (36,76 hm3), y se comprobó su estado durante los 15 días siguientes.
 
Estos dos primeros escalones se realizaron entre el 22 de abril y el 21 de junio de 2020, sin solución de continuidad.
 
  • El tercer escalón se inició el pasado día 3 de mayo de 2021, alcanzando la cota 311,92 msnm (47,36 hm3) en un plazo de 15 días, tras lo cual se ha estado comprobando el estado de la presa durante los siguientes 45 días.
 
La Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico autorizó la solicitud efectuada por la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A. para, aprovechando el tercer escalón, superar la cota máxima prevista para el mismo, con el fin de superar el umbral del aliviadero y, con ello, poder comprobar el adecuado funcionamiento del mismo y de sus compuertas, con una pequeña carga de agua; situaciones que nunca se habían dado desde que finalizara la construcción de la presa.
 
  • En consecuencia, el cuarto escalón –como continuación parcial del tercero– ha permitido alcanzar a fecha de hoy la cota de 313,40 msnm (51,42 hm3). Con ello, se están realizando las pertinentes pruebas de compuertas y aliviadero, con una auscultación intensiva, que permitirán sacar importantes conclusiones sobre la operatividad de dichos sistemas, en una situación controlada, en beneficio de la seguridad de la infraestructura.
 
Cabe indicar que el hecho de haber completado el tercer escalón de carga (47,36 hm3) de forma satisfactoria va a permitir aumentar de forma significativa el volumen disponible para la regulación del río Turia, en una cuantía que habrá de ser propuesta por la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A. como revisión de las normas de explotación vigentes, que habrán de ser aprobadas por la autoridad competente en materia de seguridad de presas.
 
 
 

Miguel Polo ha hecho hincapié en la importancia de estos trabajos, poniendo en valor la función de las presas y de los ingenieros encargados de las mismas. Tras los trabajos de impermeabilización, así como del plan de llenado y puesta en carga de la presa de Loriguilla, será preciso revisar las normas de explotación para aumentar la capacidad de embalse para la regulación de caudales y para la laminación de avenidas. Ha destacado el papel de los usuarios, principales beneficiarios y verdaderos impulsores de las actuaciones necesarias en estas infraestructuras y que contribuyen a su respaldo económico.
 
El director técnico, Javier Ferrer, ha explicado los pormenores técnicos de los trabajos del plan de llenado y puesta en carga, así como de los de comprobación del funcionamiento de los elementos de la presa en situación de vertido por el aliviadero. Ha puesto de manifiesto la mejora que se va a obtener al poder aumentar la capacidad de regulación actual, del orden de poco más de 22 hm3, según las normas de explotación vigentes, a los 51 hm3 actuales, o incluso más, siendo de 73 hm3 la máxima capacidad nominal del embalse. Se concretará en la propuesta que se hará oportunamente de revisión de dichas normas. Del mismo modo, este aumento redundará en una mejora de la explotación conjunta del sistema Benagéber-Loriguilla, permitiendo terminar el año hidrológico en situación mejor de lo esperado.
 
Benjamín Aparicio se ha felicitado por los trabajos en la presa, pues el regante lo que quiere es seguridad en las dotaciones de agua, algo que mejorará. Alude a las obras de modernización de regadíos ya efectuadas en gran parte, a la buena situación de la infraestructura del Canal Camp de Turia, gracias a las obras realizadas durante años por la Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A. o por la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA). Destaca la importancia de disponer de agua en cantidad y calidad adecuadas y que el usuario la pueda pagar. Ofrece su colaboración, como siempre lo ha hecho, con las Administraciones y que éstas colaboren entre ellas, en beneficio de todos.
 
 
 

Gloria Calero ha resaltado la importancia de la presa de Loriguilla, en la que tanto las Administraciones como los usuarios han trabajado juntos, desde que se inaugurara en 1967; es esa conjunción de esfuerzos la que consigue los mejores resultados. Los trabajos son un buen ejemplo del compromiso del Gobierno de España con la gestión del agua, firme en su objetivo de adoptar un modelo productivo que sea respetuoso con el medio ambiente, que minimice el impacto de su actividad en el entorno. “Agua para todos y para siempre, en un prisma de corresponsabilidad y sostenibilidad”, que nunca debe usarse como un elemento de confrontación. Ese compromiso se plasma en hitos, como la promulgación reciente de la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética; como la asignación de 1.600 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para la gestión del agua, en tres ejes: recuperación de ríos y acuíferos, mejora del saneamiento y la depuración, y la mejora de la informatización de procesos y sistemas. Estamos en la lucha contra el cambio climático y en los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.
 

Fuente www.chj.es


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies