Gaza necesita agua

Gaza necesita agua


16/11/2015

Internacional
Gaza necesita agua
  • Gaza podría ser un lugar idílico al borde del Mediterráneo, pero se trata de una de las mayores prisiones a cielo abierto del mundo: 1,8 millones de personas viven con severas restricciones en su habilidad de salir, exportar, e importar bienes desde hace ya ocho años debido al bloqueo israelí
  • Las enfermedades en la piel y digestivas, sobre todo entre los niños, el desbordamiento de lagunas de aguas residuales, la presencia de agua sucias en las calles, mujeres cargando agua desde los pocos puntos seguros o comprándola en camiones cisterna son parte del día a día en la Franja
 
El acceso al agua y al saneamiento es una de las consecuencias más dramáticas de esta situación: el acuífero de Gaza, su única fuente de agua, se agota (se extraen cada año unos 180 millones de metros cúbicos mientras la recarga es de solo 60 millones de metros cúbicos).
 
Además del déficit, los cortes continuos en el suministro eléctrico y la falta de materiales de construcción, derivada del bloqueo, para una red de saneamiento sostenible hacen que su agua esté cada vez más salinizada y contaminada por aguas no tratadas.  
 

Cooperación

 
Acción contra el Hambre y el Ayuntamiento de Barcelona han trabajado juntos desde 2012 para:
 
  • encontrar soluciones técnicas que permitan infiltrar el agua de lluvia en el acuífero
  • reforzar la capacidad de las autoridades locales para planificar mejor la gestión de aguas pluviales
  • distribuir materiales de almacenamiento doméstico de agua (solo durante Margen Protector, en 2014, se destruyeron más de 100.000 tanques de agua)
 

Soluciones técnicas

 
Maha Ashoun es ingeniera y forma parte del equipo de Acción contra el Hambre en Gaza. Ella nos resume la vertiente técnica del proyecto: “hemos puesto en marcha tres soluciones piloto: la primera consiste en construir pozos de grava en las zonas de acumulación de agua para filtrarla al acuífero, la segunda hace algo parecido con el agua recogida en los tejados de las escuelas y la tercera se basa en recoger el agua del techo de los invernaderos agrícolas de plástico, para almacenarla en estanques a fin de reutilizar una parte, y filtrar otra al acuífero mediante perforaciones”.
 
“Gracias a la motivación del Ayuntamiento de Barcelona por apoyar a la autoridad supramunicipal responsable de gestionar las aguas (la Coastal Municipality Water Utility) ha sido posible mapear las zonas de acumulación de agua en los episodios de tormentas; y sobretodo diseñar un Plan Director de Gestión de Aguas Pluviales, que permita la planificación y adecuada gestión en el futuro. Es un ejemplo de colaboración institucional entre las dos orillas del Mediterráneo muy positivo, que esperamos seguir utilizando y ampliando, para mejorar la vida de la población”, explica la Delegada de Acción contra el Hambre en Cataluña, Natalia Anguera.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.accioncontraelhambre.org


Política de cookies