Global Omnium estudia el uso de humedales artificiales para tratamiento de aguas residuales en pequeñas poblaciones


23/05/2018

Humedales artificiales
Global Omnium estudia el uso de humedales artificiales para tratamiento de aguas residuales en pequeñas poblaciones

 

  • La finalidad es generar conocimiento para mejorar la gestión de los humedales artificiales empleados en la depuración de aguas residuales
  • Entre los beneficios de esta técnica destacan, entre otros: la obtención de buenos rendimientos de depuración, el bajo o nulo consumo eléctrico o la integración paisajística
  • En los humedales artificiales se logra la depuración del agua residual mediante procesos físicos y biogeoquímicos
  • Junto con Global Omnium participa JECMA y la Universitat de València
 
Global Omnium está participando en el estudio avanzado de uso de humedales artificiales empleados como tratamiento terciario para la depuración de las aguas residuales generadas por pequeñas aglomeraciones urbanas, de menos de 2.000 habitantes.
 
En el proyecto se va a estudiar la gestión de los humedales artificiales de depuración para mejorar la calidad de sus efluentes, naturalizándolos para asimilar sus características a las del medio acuático receptor, y así reducir su impacto directo sobre éste, además de contribuir a la mitigación del cambio climático.
 
Los humedales artificiales de depuración son sistemas diseñados para reproducir y optimizar los procesos de eliminación de contaminantes de la misma manera que tienen lugar en las zonas húmedas naturales.
 

Detalles del proyecto

 
El proyecto está desarrollándolo junto con la consultora JECMA y el asesoramiento científico de la Universitat de València; contando, además, con la cofinanciación de la Generalitat Valenciana, a través del IVACE, así como de la Unión Europea.
 

Beneficios de los humedales

 
El uso de humedales aporta numerosas ventajas a la depuración de aguas residuales, entre las que destacan:
 
  • Obtención de buenos rendimientos de depuración.
  • Bajo o nulo consumo de energía eléctrica, así como nulo uso de reactivos químicos.
  • Integración paisajística.
  • Renaturalización del agua residual, de modo que sus propiedades fisicoquímicas y de microbiota sean lo más semejante posible a las del medio natural al que van a ser vertidas, lo que es especialmente importante en cuencas deficitarias, donde el aporte de agua residual tratada constituye un porcentaje importante del volumen o caudal total del cauce receptor.
     

Proceso de depuración

 
En los humedales artificiales se logra la depuración del agua residual mediante procesos físicos y biogeoquímicos. La materia orgánica del agua residual se degrada por el metabolismo microbiano tanto por la vía aeróbica, gracias al suministro de oxígeno por la fotosíntesis de la vegetación y a la difusión en la interfase aire-agua, como por la vía anaeróbica, en función de la carga influente y del diseño del humedal.
 
Por otra parte, se reduce la concentración de nutrientes causantes de la eutrofización. El nitrógeno se elimina principalmente por reacciones de nitrificación-desnitrificación y el fósforo por procesos físico-químicos, además de vía biótica por asimilación de las plantas y microorganismos.
 
En definitiva, esta alternativa de depuración natural minimiza el impacto del agua residual sobre la calidad ecológica de los ecosistemas.
 

Orígenes de la investigación

 
En la década de los años 50 se inició la investigación sobre humedales artificiales para tratar aguas residuales, desarrollándose posteriormente la tecnología. Actualmente los humedales artificiales de depuración (“treatment wetlands”, “constructed wetlands”, “wetland systems for water pollution control“) son una de las tecnologías extensivas más empleadas en todo el mundo para el tratamiento de aguas residuales generadas por pequeñas aglomeraciones urbanas (menos de 2.000 habitantes). No obstante, en la actualidad existen pocos estudios que enfaticen en la naturalización de los efluentes de estos sistemas.
 
El 2 de febrero de 1971 se firmó en la ciudad de Ramsar (Irán) el Convenio relativo a los Humedales de Importancia Internacional. El objetivo de esta convención internacional es la conservación y el uso racional de los humedales, a través de la acción nacional y mediante la cooperación internacional.
 
En origen el Convenio de Ramsar estaba orientado al uso y conservación de los humedales como hábitat de aves acuáticas. Sin embargo, actualmente tiene un enfoque más global, ya que los humedales son ecosistemas fundamentales tanto para la conservación de la biodiversidad, como para la regulación hídrica, la estabilización local del clima, la producción de otros servicios ecosistémicos y la conservación del patrimonio natural.
 
El uso de humedales artificiales para la depuración de aguas residuales supone un aumento de este hábitat tan necesario para una amplia biodiversidad de plantas y animales, y cuya superficie mundial se encuentra actualmente en recesión, principalmente, debido a la acción antrópica.
 

Fuente actualidad.globalomnium.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies