Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales
banner-medium

Ideas generales sobre mantenimiento de redes de alcantarillado


29/08/2021

Equipos y soluciones
Ideas generales sobre mantenimiento de redes de alcantarillado

 

  • Las redes municipales de alcantarillado suponen un activo muy importante y de un elevadísimo valor económico, que hay que mantener debidamente por varias razones, el equipo de Grupo Mejoras nos presenta una serie de recomendaciones generales para llevar a cabo un adecuado mantenimiento de nuestras redes de alcantarillado
 
Las redes municipales de alcantarillado (colectores, acometidas, imbornales, pozos y arquetas de registro…) suponen un activo muy importante y de un elevadísimo valor económico, que hay que mantener debidamente, por varias razones:
 
  • Para que cumplan su función higiénico-sanitaria en las redes de aguas fecales. Factor principal de salud pública. Conviene recordar que el alcantarillado se fue implantando para evitar muchos tipos de enfermedades como el cólera, diarrea, disentería, hepatitis, fiebre tifoidea, etc., etc.
     
  • Para evitar o minimizar los efectos de inundaciones por desbordamiento de las redes de pluviales, que siempre producen grandes pérdidas económicas, incluso pueden producir daños personales y pérdidas de vidas humanas.
     
  • Para alargar lo más posible la vida útil de las propias redes. Como decimos, el coste de reposición de las instalaciones es muy elevado, y será mucho más rentable amortizarlas en el mayor tiempo posible.  Es más fácil y económico hacer mantenimientos preventivos de forma periódica y planificada, que verse obligado a realizar trabajos correctivos precipitados, cuando ya se han producido los daños.
 
Las redes de alcantarillado se proyectan para unas determinadas condiciones de capacidad de evacuación. Para ello se deben mantener libres de obstrucciones y atascos, que puedan reducir la capacidad de evacuación prevista o incluso llegar a colapsarla.
 
El problema general del alcantarillado es que, si no tenemos unas sencillas medidas de mantenimiento y control preventivos, los problemas pueden estar latentes durante mucho tiempo sin que lo notemos en el exterior, pero cuando afloran, los efectos pueden ser devastadores.
 

Plan de mantenimiento de la red de alcantarillado

 
Hacer un plan de mantenimiento del alcantarillado es muy sencillo. Basta implantar unas tareas básicas periódicas y hacer un seguimiento del estado de la red:
 
 
  • Limpieza periódica de los colectores principales de la red, mediante camiones de limpieza por agua a presión y succión de lodos. La frecuencia de limpieza dependerá de las características de la red, como son la capacidad de evacuación prevista, pendiente de los colectores, estado general de los mismos, etc. Un factor importante a tener en cuenta será la experiencia de acumulación de problemas que se puedan observar, como olores, frecuencia de atascos …

 

 
  • Revisión y limpieza periódica de imbornales y pozos de registro, en los que se podrá observar diversos síntomas y anomalías de funcionamiento.
 
  • Inspección periódica con sistemas CCTV (equipos de cámaras de inspección TV) de los colectores, donde se podrán observar y documentar las incidencias de la red. Con esta información se podrán tomar las medidas preventivas para corregir, en su caso, los problemas detectados como grietas o roturas de las tuberías, filtraciones, conexiones defectuosas de acometidas, existencia de raíces, sedimentos, incrustaciones, etc.
 
 
 
 
  • Para realizar estas correcciones o reparaciones que se hayan detectado, en la actualidad existen muchas tecnologías, que se engloban en las denominadas “Tecnologías Sin Zanja” (TSZ), que permiten corregir la gran mayoría de los defectos a través de los propios pozos de registro de la red, sin necesidad de obras exteriores. De esta manera se pueden tener las redes en perfecto estado de mantenimiento, sin las molestas obras tradicionales con zanja abierta.
 
 
 


Conclusiones

 
Como conclusión, es muy importante planificar estas actividades y destinar los recursos necesarios para realizar estas tareas de mantenimiento de forma habitual, ya que será la mejor manera de garantizar que las instalaciones funcionen de manera adecuada y sin riesgos sanitarios para los usuarios y de evitar “sorpresas desagradables” que nos lleven a realizar con urgencia costosas obras correctivas imprevistas.
 

 
 

Fuente mejoras-energeticas.com


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies