JHUESA desarrolla y fabrica un sistema de pretratamiento y ósmosis inversa para una empresa del sector de químicos

JHUESA desarrolla y fabrica un sistema de pretratamiento y ósmosis inversa para una empresa del sector de químicos


12/01/2018

Suministros
JHUESA desarrolla y fabrica un sistema de pretratamiento y ósmosis inversa para una empresa del sector de químicos

 

  • Empresa distribuidora, situada a la cabeza del sector de la fabricación de productos de limpieza, el aseo personal y la cosmética, ha vuelto a confiar en los servicios de J.Huesa Water Technology
 
El objetivo de la marca distribuidora es la obtención de la calidad de agua necesaria para la fabricación de sus productos, entre ellos los de uso personal.
 
El primer paso, es el análisis del agua recibida que proviene de distintos pozos, cuya analítica es la siguiente: 
 
 
Debido a la calidad del agua requerida por el proceso y tras el análisis del agua de entrada al sistema. J.Huesa propone un sistema de filtración convenientemente dimensionado, en base a las necesidades del cliente adecuando los parámetros físicos del agua de entrada a la ósmosis.
 
Las tecnologías aplicadas al sistema son filtraciones de distintas granulometrías y medios porosos, tratamiento químico de ajuste de agua y ósmosis inversa. Integrando en cada uno de ellos sistemas de acumulación, bombeo, dosificación y control. Todos ellos comandados según la secuencia de funcionamiento programada por el departamento de automatización y control de J.Huesa.
 
Los balances de agua tratada en nuestro sistema son los siguientes:
 
 


Sistemas de tratamiento del agua

 
El tratamiento del agua constara de los siguientes sistemas de tratamiento:
 
Acumulación y bombeo a filtro bicapa
El sistema acumula el agua procedente de los pozos, esta es previamente tratada con hipoclorito de sodio para evitar la aparición de contaminación orgánica. Dadas las características del agua, se inyecta una solución de un producto químico floculante. Todo este tratamiento se realiza anterior a la acumulación realizada en el depósito de PRFV de un volumen de 12 m3.
 
De este depósito, aspiraría el grupo de aporte de agua, el cual suministrara un caudal constante de 50 m3/h. Siendo esta agua enviada al sistema de filtración que, tras retener los sólidos presentes, enviara el producto final a un tanque de almacenamiento de un volumen de 300 m3.
 
 
Bombeo y tratamiento mediante osmosis inversa
 
 
 
 
J.Huesa procede a tratar el agua antes de entrar en la membrana de ósmosis inversa. Dicho tratamiento químico, se basará en la inyección de una solución de producto antincrustante y un secuestrante. De esta manera se evita la incrustación de las membranas, así como la presencia de posibles oxidantes tales como el cloro, que puedan dañar la integridad física de la membrana.
 
El sistema contara con dos bombas centrifugas verticales de distintas configuraciones, dispuestas para suministrar a la instalación los caudales y presiones necesarias según el proceso para el que se dispone cada una de ellas. El sistema constara además de un equipo de limpieza CIP del sistema. Todo esto estará comandado de manera automática por un equipo de la marca Siemens siendo todo esto accesible gracias a la pantalla táctil dispuesta de esa misma marca.
 
Tras aplicar este tratamiento, se puede visualizar la modificación de los parámetros fisicoquímicos del agua de entrada, tal como podemos ver en la siguiente tabla:
 
 
 


Ventajas del sistema para el cliente

 
Las ventajas obtenidas para el cliente debido al éxito del sistema fabricado en las instalaciones de J.Huesa son numerosas:
 
  • Obtención de manera constante de un caudal de agua de calidad determinada que asegure la producción constante al cliente, según las necesidades marcadas a nuestro departamento técnico. Todo esto realizado con equipos de versátiles de alta eficiencia y que requieren un bajo mantenimiento.
     
  • Gracias a la experiencia adoptada tras años en la ejecución de estos equipos de tratamiento. J.Huesa ha conseguido simplificar la operativa permitiendo el uso de los equipos siguiendo unas mínimas directrices. Estas son marcadas en la documentación elaborada por el departamento de producción de la empresa.
  • El sistema de control permite el funcionamiento automático del equipo con la máxima fiabilidad, hasta 24 horas al día y con la mínima supervisión. Del mismo modo, facilitará al personal encargado de la explotación y gestión de la instalación toda la información precisa para conocer el estado de la misma y permitirá que se pueda actuar sobre el proceso.
     
  • Reducción del coste del agua facilitada al equipo. Permite suministrar una calidad determinada en el proceso, optimizándolo y evitando un sobreuso de agua. Supone un ahorro energético- monetario en el proceso permitiendo que se utilice el agua de manera más controlada en distintos procesos.
     
  • Este ahorro obtenido sumado al bajo mantenimiento de la instalación, escaso consumo eléctrico y a los beneficios obtenidos por la reutilización. Consiguen que la amortización del coste de la instalación sea muy corta.
 
Más información sobre las soluciones de JHUESA en http://jhuesa.com
 

Fuente www.jhuesa.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.