Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

La Cátedra FACSA-UJI pone en valor el papel de los humedales artificiales


14/11/2018

Jornadas técnicas
La Cátedra FACSA-UJI pone en valor el papel de los humedales artificiales
  • El profesor Miguel Martín, indicó en su charla que frente a los diseños de las soluciones accesibles extensivas que suelen utilizar como media unos 4 m2 por habitante, en los humedales artificiales se están consiguiendo mejoras que permiten reducir hasta a 2 m2
 
Dentro del ciclo “Jueves de Seminario” de la Cátedra FACSA de Innovación en el Ciclo Integral del Agua de la Universitat Jaume I (UJI), Miguel Martín, profesor de la Universidad del Área de Tecnologías del Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València, realizó la pasada semana una ponencia en torno al valor de los humedales artificiales como instrumentos para la mejora ambiental en el medio natural y el ámbito urbano.
 

Detalles de la charla

 
Durante la charla?, Martín realizó una contextualización histórica de la depuración y las soluciones naturales aplicadas a esta. En este sentido, aseguró que “las soluciones intensivas adoptadas en los últimos años resultan eficientes en economías de escala”, si bien en “los municipios pequeños, con variabilidad en el caudal a tratar, las tecnologías intensivas tienen un punto débil”. Es por ello que, según prosiguió, “las soluciones extensivas pueden ser una opción para resolver el saneamiento cuando los recursos económicos sean escasos, sobre todo en zonas en vías de desarrollo”.
 
En este sentido, el profesor señaló a los humedales artificiales como una posible solución, enumerando una serie de cualidades asociadas a los mismos: “estas instalaciones son sencillas de construir, tienen un coste de mantenimiento bajo y una buena asimilación de la variación de caudal. Además, poseen rendimiento suficiente para eliminación de sólidos y contaminantes y tienen una muy buena integración paisajística, ambiental y social, con la creación de nuevos hábitats y la reutilización de las aguas”.
 
Por último, el profesor indicó que, frente a los diseños de las soluciones accesibles extensivas que suelen utilizar como media unos 4 m2 por habitante, en los humedales artificiales se están consiguiendo mejoras que permiten reducir hasta a 2 m2 por habitante, con el beneficio medioambiental que esto conlleva.
 
No obstante, Martín quiso señalar una serie de inconvenientes asociadas a este tipo de instalaciones, destacando “su poca flexibilidad operativa, la extensión necesaria, la colmatación por sólidos y los rendimientos bajos para la eliminación de amonios”.
 
 
Conoce más sobre las actividades de formación que organiza la Cátedra FACSA de Innovación en el Ciclo Integral del Agua de la UJI en www.catedradelagua.es
 

Fuente www.facsa.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies