La CH del Guadalquivir finaliza la obra civil del tanque de tormentas de Tomares en Sevilla tras inversión de casi 5 millones

La CH del Guadalquivir finaliza la obra civil del tanque de tormentas de Tomares en Sevilla tras inversión de casi 5 millones


12/05/2015

Tanque de tormentas
La CH del Guadalquivir finaliza la obra civil del tanque de tormentas de Tomares en Sevilla tras inversión de casi 5 millones
  • El delegado del Gobierno destaca la capacidad de este gran depósito para defender la localidad frente a las inundaciones
 
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha finalizado ya la obra civil del tanque de tormentas de Tomares (Sevilla), lo que permitirá que, a partir de la semana que viene, se pueda abrir al tráfico rodado la zona afectada.
 
El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el presidente de la CHG, Manuel Romero; el alcalde de Tomares, José Luis Sanz; el presidente de Aljarafesa, Pedro Rodríguez, y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, han visitado las obras, que están prácticamente finalizadas a falta de la instalación de equipos y de acometer los trabajos de reurbanización de la zona para dejarla en las mismas condiciones en las que estaba antes del inicio de la actuación, sobre todo, en lo que a pavimentación y acerado se refiere. De igual forma, se están ultimando los trabajos  de las instalaciones eléctricas y mecánicas, que ya no afectarán a los vecinos porque se están realizando dentro del tanque de tormentas. Una vez que concluyan estos trabajos, esta infraestructura estará lista para que pueda entrar en funcionamiento.
 
Sanz ha recordado que, con este proyecto, “se da respuesta a una de las principales demandas de los vecinos de la zona, que desde hace décadas, vienen sufriendo frecuentes inundaciones en épocas de lluvia”. Así, el tanque de tormentas permitirá que, ante un episodio importante de precipitaciones, el excedente de las aguas de lluvia sea retenido en el tanque para devolverlo a la red, una vez que el caudal sea inferior al de la capacidad de desagüe de la misma para evitar así que el agua se desborde inundando las calles de la localidad.
 
El delegado del Gobierno ha calificado el proyecto como “una solución técnica inteligente” para evitar situaciones dramáticas como las que se han venido sucediendo en Tomares, con una obra de la “máxima importancia” desde el punto de vista social. Además, ha anunciado que antes de que acabe mayo se reabrirá la zona al tráfico rodado, mientras que la obra de superficie estará lista antes del fin del verano.  
 
Por otro lado, Sanz ha recordado la importante inversión que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está desarrollando en la provincia de Sevilla, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y que ha cuantificado en 248 millones de euros.
 
Manuel Romero, por su parte, ha recordado que la actuación del tanque de tormentas cuenta con una inversión de 4.794.627 millones de euros, de los cuales la CHG ha asumido el 80 por ciento a través de fondos FEDER mientras que Aljarafesa, futura titular de las obras, financia el 20 por ciento restante.
 
Por su parte, José Luis Sanz ha querido agradecer la apuesta decidida de la CHG y de Aljarafesa por el municipio “porque Tomares necesitaba urgentemente una solución definitiva a un problema histórico que se va a solventar con esta gran obra”.
 
Para completar la prevención de inundaciones en el municipio, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir va a iniciar próximamente los trabajos de la Fase VI del proyecto de mejora del saneamiento del entorno de Doñana. Esta actuación contempla, entre otras, la construcción de infraestructuras en la zona Sur de Tomares a fin de reducir los riesgos de inundación que se registran periódicamente en el Polígono Industrial y en el Parque Aljarafe. Esta fase prevé una inversión de 1,85 millones de euros en Tomares.
 

Funcionamiento del tanque de tormentas

 
El tanque de tormentas, que se localiza en la avenida Blas Infante del municipio, aliviará el punto crítico del drenaje de la cuenca, situado en la confluencia de las calles Mascareta y Maestra Antonia Caracuel con La Fuente. El volumen total del depósito será de 13.483 metros cúbicos respecto a su nivel máximo normal de explotación y 16.133 metros cúbicos en condiciones extraordinarias. El proyecto se completa con la ejecución de un edificio de control constituido por tres recintos en los que se prevé la instalación de un grupo electrógeno, una sala de cuadros y una sala de control.
 
En el tanque se ha ejecutado un muro aliviadero central que lo divide en dos cámaras, de forma que se produce en primer lugar el llenado de la primera cámara hasta la cota del muro-aliviadero. Superada esta cota, comienza a llenarse la segunda cámara.
 
El sistema de captación de los excedentes pluviales se efectuará mediante cámaras de conexión, donde tiene lugar la derivación hacia el depósito de retención. Estas cámaras se habilitarán con compuertas de regulación y compuertas mural de aislamiento, de accionamiento hidráulico. Por su parte, el colector de entrega tendrá capacidad suficiente para vehicular el caudal máximo de salida, lo que permitirá el vaciado del volumen máximo extraordinario del tanque en menos de seis horas.
 
Una vez concluidos los trabajos de la obra civil, la CHG acometerá ahora la urbanización de la zona y repondrá íntegramente la superficie para mantener las condiciones actuales de uso, incluyendo las zonas de aparcamiento afectadas. De igual forma, se repondrán a su estado original todos los acerados y parterres existentes, así como las especies arbóreas afectadas, toda vez que se plantarán nuevas especies para incorporar mejoras en la zona.
 
Al tratarse de un depósito enterrado, el tanque de tormentas quedará totalmente integrado en la estructura urbana de la zona.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.chguadalquivir.es


Política de cookies