La Comisión Europea pide a España que mejore el tratamiento de las aguas residuales de pequeñas aglomeraciones

La Comisión Europea pide a España que mejore el tratamiento de las aguas residuales de pequeñas aglomeraciones


26/02/2015

Comisión Europea
La Comisión Europea pide a España que mejore el tratamiento de las aguas residuales de pequeñas aglomeraciones
  • La Comisión pide a España que mejore la recogida y el tratamiento de las aguas residuales de muchas aglomeraciones pequeñas y medianas de todo el país
 
De conformidad con el Derecho de la UE, las ciudades tienen que recoger y someter a tratamiento sus aguas residuales urbanas, ya que si no se tratan constituyen un riesgo para la salud humana y contaminan los lagos, los ríos, el suelo y las aguas costeras y subterráneas. De conformidad con el Derecho de la UE, tenían que someterse a tratamiento secundario las aguas residuales urbanas de aglomeraciones de entre 10.000 y 15.000 equivalentes habitante ya en 2005, y, en el caso de vertidos a masas de agua dulce y estuarios, las de aglomeraciones de entre 2.000 y 10.000 habitantes.
 
En su carta de emplazamiento de junio de 2012, la Comisión observó que 612 aglomeraciones de entre 2.000 y 15.000 equivalentes habitante incumplían la normativa de la UE.
 
La respuesta de España confirma lo que la Comisión considera una infracción sistemática de la normativa de la UE, ya que más de ocho años después del plazo inicial, son más de 600 las pequeñas aglomeraciones de España que aún presentan estas carencias, por lo que se ha enviado un dictamen motivado. Si no se toman medidas concretas para solventar el problema lo antes posible, el caso puede llevarse ante el TJUE.
 

GRECIA ante el Tribunal por el deficiente tratamiento de las aguas residuales

 
La Comisión ha decidido llevar a Grecia ante el Tribunal por no garantizar un tratamiento adecuado de las aguas residuales.
 
Los Estados miembros necesitan unos sistemas adecuados de recogida y tratamiento de las aguas residuales urbanas, pues el agua sin tratar supone un riesgo para la salud humana, las aguas interiores y el medio ambiente marino. España ya recibió en 2010 una primera advertencia respecto a este caso concreto, que afecta a zonas de entre 2.000 y 15.000 equivalentes habitante.
 
Aunque desde entonces se han resuelto algunas de las situaciones originales, la envergadura de los problemas persistentes ha llevado a la Comisión a remitir el asunto al TJUE.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente ec.europa.eu


Política de cookies