La contribución de las tecnologías de ósmosis inversa y nanofiltración de DOW® en el sector lácteo

La contribución de las tecnologías de ósmosis inversa y nanofiltración de DOW® en el sector lácteo


14/06/2016

Eficiencia energética
La contribución de las tecnologías de ósmosis inversa y nanofiltración de DOW® en el sector lácteo
  • La leche cruda se somete a ósmosis inversa para concentrar los sólidos y separar el agua del resto de nutrientes
  • Se aplica un proceso de nanofiltración cuando se quiere eliminar las sales y concentrar la lactosa y las proteínas de suero pasteurizadas
 
Con motivo de la celebración del día mundial de la leche el pasado 01 de junio, conviene recordar la importancia de uno de los productos más polivalentes del mundo. Desde el queso hasta los yogures, pasando por el café con leche de cada mañana, todos estos productos tienen la leche como ingrediente principal. Se trata de una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, y contiene nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas B2 y B12, y calcio. El sector lácteo es uno de los más importantes de la industria de alimentos y bebidas y, de hecho, el 75 % de la leche producida en España se consume en el propio país.
 
Sin embargo, de los más de 160 millones de toneladas de leche que se producen en Europa cada año, solo 31 millones de toneladas se emplean en la elaboración de leche destinada al consumo como bebida. El resto se transforma en queso, yogures o leche en polvo que se utilizará para elaborar leches infantiles de fórmula. La obtención de estos productos requiere obligatoriamente el procesamiento de la leche cruda, dado que el 87 % de la leche es agua.
 
 



Tecnologías de ósmosis inversa y nanofiltración en el sector lácteo

 
Dow Water & Process Solutions, líder global en tecnologías sostenibles de separación y purificación de agua, es consciente de la repercusión que el uso de tecnologías eficientes puede tener en los resultados de las empresas que trabajan con leche cruda, y por este motivo, desarrolla tratamientos centrados en la reducción de los costes energéticos del proceso.
 
Con frecuencia, la leche cruda se somete a ósmosis inversa para concentrar los sólidos y separar el agua del resto de nutrientes. De forma similar, se aplica un proceso de nanofiltración cuando se quiere eliminar las sales y concentrar la lactosa y las proteínas de suero pasteurizadas.
 
Los elementos de nanofiltración y ósmosis inversa DOW HYPERSHELL™ incluyen una robusta carcasa exterior que permite una carga y descarga de los elementos hasta tres veces más rápida que con los módulos convencionales. Gracias a una superficie de derivación hasta un 60 % menor y un 25 % menos de flujo en comparación con otros elementos similares, las empresas que invierten en los módulos DOW HYPERSHELL™ disfrutan al final del año de ahorros en el consumo energético de hasta 390 € por elemento.
 
Asimismo, algunos procesos requieren la desmineralización del suero mediante la eliminación de los iones de calcio y magnesio del flujo, para así poder elaborar productos como leches infantiles de fórmula. En estos casos, se debe recurrir a las resinas de intercambio iónico, que conllevan el intercambio de iones entre una fase líquida y una sólida, pero sin cambiar las propiedades del sólido. El uso de resinas como el intercambiador de cationes fuertes DOW AMBERLITETM FPC22 y de aniones DOW AMBERLITETM FPA55 ayuda a reducir el ensuciamiento por materia orgánica y, por tanto, prolonga la vida útil del lecho de la resina y reduce los ciclos de lavado. 
 
El uso de tecnologías eficientes puede potenciar en gran medida la eficiencia del procesamiento de la leche y reducir sus costes, tanto para las empresas como para los consumidores, a fin de que todos puedan disfrutar de la leche en sus diversas formas.
 

Fuente www.dow.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.