La desinfección solar y la evaluación de la contribución térmica en la potabilización del agua

La desinfección solar y la evaluación de la contribución térmica en la potabilización del agua


13/03/2017

I+D+i
La desinfección solar y la evaluación de la contribución térmica en la potabilización del agua
 
  • Tras 6 horas de exposición solar, SODIS fue eficaz en todas las estaciones para E. coli, Enterococcus spp y coliformes totales
 
Los sistemas de desinfección solar (SODIS) de agua utilizan el efecto germicida de la radiación UV (UVB-UVA) y el efecto de pasteurización térmica del infrarrojo lejano para eliminar del agua microorganismos patógenos para el ser humano (bacterias, virus y protozoos). Uno de los métodos más comunes consiste en la exposición directa al sol de botellas de plástico transparentes (radiación UV y pasteurización) o en la utilización de recipientes negros para captar mayor radiación IR y así calentar el agua hasta 65 – 70 °C (pasteurización solar).
 


Estudios realizados

 
Con el fin de evaluar en qué medida este procedimiento puede potabilizar agua, investigadores del grupo de “Agua y Energía” de IMDEA Agua, del departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Cádiz y del grupo IDEA de la Universidad de Jaén,  han desarrollado un estudio en el que agua de río con bajas concentraciones bacterianas (10–103 CFU/100 ml) fue sometida a desinfección solar bajo diferentes condiciones climatológicas a lo largo de un año.
 


Conclusiones

 
Después de 6 horas de exposición solar, SODIS fue eficaz en todas las estaciones para E. coli, Enterococcus spp y coliformes totales, aunque no se alcanzó desinfección total de acuerdo a los estándars establecidos por la OMS (0 CFU/100 ml). Solo se consiguió desinfección completa para Enterococcus spp en los experimentos correspondientes a verano y otoño, con unas poblaciones microbiológicas iniciales de 102 CFU/100 ml.
 
El microorganismo más resistente fue Clostridium perfringens para el cual, con una concentración inicial de 10–103 CFU/100 ml, en el mejor de los casos, se consiguió una reducción del 43% después del tratamiento SODIS.
 
La contribución del componente térmico a la desinfección solar también fue estudiada para separar este efecto del proceso total de SODIS. Los resultados han mostrado y confirmado que temperaturas cercanas a las óptimas de crecimiento de los diferentes microorganismos pueden tener un efecto antagonista en la desinfección solar y ralentizar el proceso.
 
El artículo completo en inglés puede descargarse aquí.
 
 

Fuente www.agua.imdea.org


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.