La Diputación de Almería mejora el servicio de aguas en 37 municipios gracias a su sístema de Telegestión

La Diputación de Almería mejora el servicio de aguas en 37 municipios gracias a su sístema de Telegestión


31/01/2017

Telegestión
La Diputación de Almería mejora el servicio de aguas en 37 municipios gracias a su sístema de Telegestión
  • La puesta en marcha del Sistema de Telemando y Control Provincial del Ciclo del Agua Urbana de la Diputación Provincial de Almería marcó un antes y un después en el servicio de abastecimiento de agua de 37 municipios del Andarax, Nacimiento y Filabres-Alhamilla
  • Este sistema facilita, a través de de las tecnologías de la información, el cumplimiento de los estándares de calidad de este servicio público, la búsqueda de la mayor eficiencia en la gestión del recurso agua y la mejora en la eficacia en la gestión económica del servicio urbano
 
El diputado de Fomento, Óscar Liria, ha puesto de manifiesto la importancia que tiene este sistema que permite implementar el concepto de ‘Smart City’, que empieza a ser cada vez más habitual en las ciudades medianas-grandes, al abastecimiento de agua de los municipios del interior de la provincia de Almería con menos recursos económicos y técnicos, donde la gestión del servicio es estrictamente municipal.
 
El Sistema de Telemando y Control Provincial del Ciclo del Agua Urbana se extiende por las zonas denominadas del Andarax (Alboloduy, Alcolea, Alhabia, Alhama de Almería, Alicún, Almócita, Alsodux, Bayárcal, Beires, Bentarique, Canjáyar, Fondón, Huécija, Íllar, Instinción, Laujar de Andarax, Ohanes, Padules, Paterna, Rágol, Santa Cruz y Terque), de Nacimiento (Abla, Abrucena, Fiñana, Las Tres Villas, Gérgal, Nacimiento y Olula de Castro) y de Filabres-Alhamilla (Alcudia de Monteagud, Benitagla, Benizalón, Lucainena de las Torres, Tabernas, Tahal, Turrillas y Uleila del Campo).
 
Dentro de estos 37 municipios se encuentran integradas en el sistema un total 137 instalaciones municipales: 46 sondeos de captación de aguas subterráneas; 8 rebombeos de agua de consumo humano; 61 depósitos municipales de almacenamiento de agua; 3 estaciones de bombeo de aguas residuales; y 19 estaciones de depuración de agua residuales. La inversión total alcanzó los 2,3 millones de euros y fue financiada a través del FEDER de Convergencia 2007-2013.
 
Liria ha subrayado la importancia de actuaciones que no se ven pero que son esenciales para los municipios: “Es uno de los grandes servicios que ofrece la Diputación, que muchas veces no se ve porque no son obras que se inauguran, pero si se palpan con una mejora del servicio del Ciclo Integral del Agua y garantizando a la ciudadanía un servicio eficaz y eficiente”.
 
El diputado ha revelado que no son pocas las ventajas que ofrece este sistema y las ha enumerado:
 
  • Garantiza el suministro continuo de agua a la población.
  • Asegura la desinfección de las aguas de consumo humano.
  • Avanza en el uso eficiente de los recursos hídricos.
  • Optimización y reducción del consumo energético.
  • Evita los vertidos de aguas residuales sin tratar.
  • Reducción de costes de explotación de los sistemas, puesto que no hay que hacer visitas de inspección o reparación hasta que se activa una alerta
  • Dota de seguridad a las infraestructuras y a las personas que trabajan en ellas.
  • Los datos generados por los distintos sensores son enviados periódicamente al ordenador central, almacenándose y gestionándose a través del SCADA y siendo muy utilizados en la actualidad por los responsables técnicos provinciales en la evaluación de las necesidades de renovación, mejora y ampliación de las instalaciones en servicio y en los procesos de toma de decisiones sobre nuevas inversiones a realizar.
 
Los costes de explotación y mantenimiento del Sistema de Telemando y Control Provincial del Ciclo del Agua Urbana son asumidos íntegramente por la Diputación de Almería dentro de los programas de asistencia económica continuada que la institución provincial brinda a los Ayuntamientos, siempre con especial atención a aquellos con menor capacidad económica para asegurar la sostenibilidad de la prestación de los servicios esenciales, como el es el caso del abastecimiento de agua.
 


Arquitectura de sistema

 
La arquitectura del sistema esta formada por 137 estaciones remotas de telecontrol que reciben la información de los distintos sensores y actúan sobre los equipos a ellas conectados. Estas estaciones remotas se comunican mediante GSM con un ordenador central ubicado en el Servicio de Infraestructura Urbana de la Diputación, en el que se encuentra instalado un SCADA, auténtico cerebro del sistema, en el que se reciben todas las señales de campo (datos), se realiza la supervisión del sistema y el control funcional y la gestión de maniobras, de fallos, valores inadecuados y de contingencias.
 
A su vez las estaciones remotas de telecontrol se conectan entre sí dentro del mismo término municipal mediante GSM y radio, lo que permite el funcionamiento coordinado e independiente entre ellas sin tener que estar operativo el SCADA. Las distintas alertas generadas por las remotas son enviadas por GSM en tiempo real a los dispositivos de telefonía móvil designados por los Ayuntamientos, permitiendo a los trabajadores municipales estar informados al instante de las eventuales incidencias. Además, cada uno de los Ayuntamiento cuenta con un acceso on line para la consulta en el SCADA del estado de los distintos elementos que integran su sistema.
 
Los sensores con los que cuentan los sondeos de captación de aguas subterráneas permiten conocer en todo momento el nivel al que se encuentra el agua en el interior del pozo, el caudal de agua extraído, el volumen total de agua que se ha enviado desde el sondeo a los depósitos, la presión del agua en el cabezal del sondeo, parámetros del funcionamiento de la bomba, el acceso de personas no autorizadas a las instalaciones municipales (alarma de intrusión) o la ocurrencia de algún problema físico del operario mientras trabaja en las mismas (alarma hombre atrapado). El sistema permite el aranque-paro de la bomba desde el ordenador central y de forma coordinada en función de los niveles de llenado de los depósitos de regulación. Además, en los casos en los que el nivel del agua por encima de la bomba fuera inadmisible para un normal funcionamiento o se produjera una rotura en la tubería de transporte del agua al depósito la bomba se pararía de forma automática.
 


Control de depósitos y depuradoras

 
En lo que respecta a los depósitos el sistema permite conocer de forma continuada el nivel de llenado y el volumen total almacenado. Gracias a la existencia de boyas de niveles de máximos y mínimos se generan señales que gobiernan de forma automática la marcha-paro de las bombas de los sondeos. Dentro del programa de inversiones se prestó especial atención a la obligatoria cloración del agua destinada a consumo humano mediante la instalación de medidores automáticos de cloro libre y sistemas de dosificación del mismo.
 
Con ellos los Ayuntamientos pueden conocer la concentración de cloro del agua que suministran a sus ciudadanos, produciéndose señales de alarma en el caso de incumplimientos de la normativa vigente. También se generan alarmas cuando es necesario proceder al llenado del tanque del reactivo químico con el que se efectúa la desinfección del agua. Las tuberías de llenado del depósito cuentan con un contador volumétrico, permitiendo conocer el agua total regulada en los depósitos municipales y, cruzando los datos con el contador de los sondeos, la existencia de fugas o tomas no controladas en la tubería de impulsión. Los datos generados por los contadores de salida con los que contaban los depósitos también fueron integrados en el sistema de telemando y control. Al igual que en los sondeos, los depósitos están equipados con sensores para la generación de las alarmas de hombre atrapado y de intrusión.
 
Las estaciones depuradoras integradas en sistema están equipadas con: caudalímetros instantáneos de entrada a la planta, que permiten conocer los volúmenes de agua tratados; boyas de nivel para saber cuando la planta se encuentra fuera de servicio y las aguas son vertidas al medio sin tratamiento; medidores del pH a la entrada y a la salida de la planta; y generación de alarmas de intrusismo de persona ajena y hombre atrapado.
 
Todas estas incidencias generan unas alarmas que reciben en sus terminales móviles en tiempo real los responsables municipales designados por los Ayuntamientos, permitiendo tomar con rapidez las medidas oportunas para solventarlas. Las alarmas quedan a su vez reflejadas en las pantallas sinópticas de cada una de las instalaciones integradas en el SCADA, pudiendo ser consultadas en el ordenador central de Diputación de Almería y en los respectivos ordenadores municipales.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente blog.dipalme.org


Política de cookies