La Diputación de Castellón concluye nuevas depuradoras y atiende a 98 municipios de menos de 5.000 habitantes

La Diputación de Castellón concluye nuevas depuradoras y atiende a 98 municipios de menos de 5.000 habitantes


25/04/2016

Saneamiento urbano
La Diputación de Castellón concluye nuevas depuradoras y atiende a 98 municipios de menos de 5.000 habitantes
  • El coste de mantenimiento de las 96 instalaciones de depuración durante el 2015 supuso para la Diputación una inversión de 5,8 millones de euros
 
El compromiso de la Diputación de Castellón por garantizar la depuración de aguas en todos los municipios de la provincia a través de la construcción de depuradoras y colectores hará posible que en apenas unas semanas se pongan en funcionamiento tres nuevas instalaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes. 
 
Se trata de las instalaciones de Vilafamés, de la depuradora del Castillo de Villamalefa y la de La Sarratella. Con estas tres nuevas instalaciones, que han supuesto una inversión provincial de 626.321 euros, el Gobierno Provincial ya prestará el servicio de depuración de aguas residuales a un total de 96 de las 116 localidades de la provincia menores de 5.000 habitantes.
 
El diputado del Ciclo Integral del Agua, Juan Bautista Juan, ha explicado que “somos aliados de los municipios de la provincia para facilitarles este tipo de servicios poco visibles desde el punto de vista de las infraestructuras pero fundamentales para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y la calidad medioambiental y el desarrollo sostenible de nuestro entorno. Con la depuración de aguas estamos fomentando además el empleo en estos pueblos, ya que estas instalaciones requieren de un mantenimiento durante todo el año del que también se hace cargo la Diputación”.
 
En ese sentido, este servicio emplea a más de 90 personas con carácter de continuidad, distribuidas por toda la provincia de Castellón, que junto con el personal del Área Técnica de la Diputación, son las encargadas de llevar a cabo las labores de explotación y mantenimiento de las instalaciones.
 
“Hay que tener en cuenta que estas nuevas instalaciones, dos nuevas depuradoras y una mejora de instalaciones, permitirá incorporar a lo que ya tenemos el tratamiento de 410 metros cúbicos al día con lo cual incorporaremos a la depuración el caudal de aguas residuales de una población equivalente a unos dos mil habitantes más”, ha indicado el diputado.
 


Balance de 2015 en 96 municipios

 
El balance de actividad de las instalaciones de depuración durante 2015 da buena muestra del buen funcionamiento de estas instalaciones a favor de los municipios. Así, 96 núcleos de población menores de 5.000 habitantes se beneficiaron del completo tratamiento de sus aguas residuales que fueron devueltas a los cauces receptores en condiciones aceduadas con el consiguiente beneficio medioambiental para la provincia. Supuso dar servicio a más de 72.500 habitantes y depurar un caudal total de 6,457,244,000 litros.
 
“El rendimiento medio alcanzado en la depuración ha sido del 94%, superando ampliamente los límites fijados por la normativa vigente, con lo cual estamos muy satisfechos”, ha señalado el diputado Juan.
 
Consecuencia de dicha depuración se produjeron 4.874 toneladas de fango con una cualidades agronómicas excepcionales y que se aplicaron al 100% en agricultura como fertilizante en más de 184 hectáreas.
 
El coste de mantenimiento de las 96 instalaciones de depuración durante el 2015 supuso para la Diputación una inversión de 5,8 millones de euros, además de la inversión de 373.800 euros en la mejora de las instalaciones ya existentes a fin de mantener la excelencia de las mismas.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.dipcas.es


Política de cookies