La escasez de agua agrava la miseria de millones de personas en Siria

La escasez de agua agrava la miseria de millones de personas en Siria


26/08/2015

Internacional
La escasez de agua agrava la miseria de millones de personas en Siria
  • La guerra en Siria se enquista y una ola de calor ahoga a este país
  • En este grave contexto, las partes en conflicto están utilizando el agua para alcanzar sus objetivos políticos y militares
 
En los últimos meses, 5 millones de personas en Siria han sufrido las consecuencias de cortes prolongados en el suministro de agua. De manera frecuente, estas interrupciones se realizan deliberadamente. Por ejemplo, en Alepo, donde los enfrentamientos han dejado inutilizado el principal depósito de agua durante meses, Unicef ha identificado al menos 18 cortes deliberados en el suministro solo este año. Además, en algunas comunidades los grifos permanecieron 17 días sin funcionar.
 
Sin agua en casa, los niños son los encargados de conseguirla llenando bidones con el agua de las cañerías de la calle y otros puntos de suministro. Uno de los compañeros de UNICEF en Siria cuenta la historia de una niña que estuvo haciendo cola durante horas para llenar dos pequeños contenedores para al final darse cuenta de que pesaban demasiado para ella. “La niña rompió a llorar”, recuerda.
 
“El agua potable es tanto una necesidad básica como un derecho fundamental, en Siria y en cualquier lugar”, dijo Peter Salama, director regional de UNICEF en Oriente Medio y África del Norte. “Negar a la población civil el acceso al agua supone una violación flagrante del derecho humanitario que debe detenerse”.
 

La búsqueda de agua, una tarea mortal

 
Los civiles, al no saber dónde se producirá el próximo ataque o fuego cruzado, corren grave peligro en la tarea de búsqueda de agua, que puede llegar a ser mortal. En las últimas semanas, al menos 3 niños han muerto en Alepo mientras iban a buscar agua.
 
Los cortes de agua también tienen otras consecuencias. En grandes ciudades como Damasco, Dera'a y Alepo las familias tienen que recurrir al agua sucia del subsuelo para dar de beber a sus hijos, exponiendo a los niños a diarreas, fiebres tifoideas, hepatitis y otras enfermedades. Los precios del agua, que en lugares como Alepo se han incrementado un 3.000% hacen que sea imposible comprar el preciado líquido. 
 

1 hora al día de electricidad

La continua violencia y los fuertes enfrentamientos han causado graves daños a las cañerías y los técnicos municipales muchas veces no pueden acometer las reparaciones necesarias. Los cortes eléctricos, también frecuentes, dificultan el bombeo de agua a la población civil. Algunas zonas solo cuentan con 1 hora de electricidad al día y se han registrado cortes de hasta 4 días. 
 
Desde UNICEF apelan a las partes en conflicto a que tomen medidas urgentes para evitar más sufrimiento a la población civil en Siria entre las que proponen:
  • Detener los cortes de agua y todas las acciones que interrumpan el suministro público de agua, en concordancia con el derecho internacional humanitario
  • Detener todo ataque contra las instalaciones de agua, plantas de tratamiento, cañerías e infraestructura
  • Proteger la seguridad de los técnicos y personal que reparan las instalaciones de suministro de agua
  • Abstenerse de atacar a la población civil en tuberías de agua y otros puntos de recogida
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.unicef.es


Política de cookies