La Junta de Andalucía autoriza el cultivo de microalgas a escala real para el proyecto All-gas

La Junta de Andalucía autoriza el cultivo de microalgas a escala real para el proyecto All-gas


30/01/2017

I+D+i
La Junta de Andalucía autoriza el cultivo de microalgas a escala real para el proyecto All-gas
  • El delegado territorial de Agricultura y Pesca de la Junta y el alcalde de Chiclana han firmado los documentos que autorizan la explotación y conexión de las instalaciones de producción de energía y de cultivo de microalgas en la salina de El Cañaveral, en unos terrenos próximos a la EDAR de El Torno
  • La previsión es que las obras actualmente en curso culminen en mayo y que el próximo verano ya se cuente con los primeros cultivos a escala real
 
El proyecto All-gas que se desarrolla en la depuradora (EDAR) de El Torno, en Chiclana (Cádiz), vivió en la jornada del viernes uno de los momentos más esperados por el equipo científico que lo dirige y las administraciones que lo fomentan. El delegado territorial de Agricultura y Pesca, José Manuel Miranda, y el alcalde de Chiclana, José María Román, formalizaron ante el responsable de Investigación de Aqualia, Frank Rogalla, las autorizaciones de la Dirección General de Agricultura de la Junta de Andalucía para proceder al cultivo de microalgas a escala real en la salina de El Cañaveral, en unos terrenos próximos a la EDAR de El Torno. 
 
Previamente Miranda, junto al alcalde de la ciudad, había visitado el desarrollo de las obras de la fase de demostración. Esta iniciativa de investigación auspiciada por la Unión Europea pretende verificar la rentabilidad económica y ecológica del cultivo de microalgas para la obtención de biogás. En el momento actual atraviesa una etapa decisiva desde que comenzara la experimentación en 2011. El próximo verano ya se espera contar con los primeros cultivos a escala real, dado que está prevista la conclusión de las obras en mayo.
 
José María Román, tras recordar las diferentes fases desarrolladas, expresó su satisfacción por que “el proyecto All-gas ya cuenta con una autorización que era imprescindible y que falta para cultivar las microalgas en la salina de El Cañaveral, por lo que tenemos que agradecer a la Junta de Andalucía su sensibilidad y colaboración. Creo que es un día para que estemos orgullosos de estar viviendo en Chiclana el nacimiento de un nuevo paradigma que permite dar un salto a un modelo ambiental más sostenible”. 



Ejemplo de colaboración público-privada

 
El gestor chiclanero abundó  que “con este proyecto se consigue un ahorro de oxígeno, energía, disminución de C02 y además biocombustible, un agua depurada reutilizable y otros productos ecológicos de alto valor en agricultura e industria. También ha abierto el camino de otra iniciativa como el proyecto Incover, que persigue la obtención de bioplásticos y biofertilizantes. Es para que estemos orgullosos de la aportación de Aqualia y de Chiclana Natural”. 
 
Por su parte, José Manuel Miranda destacó “la alianza entre las empresas e instituciones implicadas en este proyecto de economía circular de excelencia, que puede dar como resultado la dinamización de la economía en este municipio y el entorno. A través del tratamiento de aguas residuales se obtiene biomasa, energía, un agua reutilizable y productos de aplicación agrícola de extraordinario valor. Eso convierte a este proyecto en un claro ejemplo de lo que puede llegar a ser la economía circular del futuro”. 
 
Miranda animó al Consorcio e instituciones que trabajan en All-gas “a culminar con éxito esta investigación. Que esto se haga desde un pueblo de la provincia de Cádiz con el apoyo del Ayuntamiento de Chiclana es suficientemente gratificante para los que nos dedicamos a la gestión  de los fondos públicos”. 
 


Incidencia del proyecto All-gas

 
El director de Investigación de Aqualia, Frank Rogalla, recalcó la incidencia que el proyecto ya está teniendo a escala económica y laboral, al afirmar que “All-gas ha dado trabajo a una docena de investigadores, pero también está permitiendo dar trabajo a varias empresas de Chiclana que han colaborado en las obras necesarias”. Además recordó “la participación de la Unión Europea en la dotación de fondos para hacer posible este proyecto en el que no sólo trabaja Aqualia, sino todo un consorcio de empresas europeas”. 
 
Miranda y Román realizaron un recorrido por las obras de construcción de las infraestructuras de producción de energía a escala real que se ubica en terrenos municipales anexos a la EDAR y visitaron la salida del Cañaveral, donde se ubican los terrenos de cultivo de microalgas sobre una extensión inicial de cuatro hectáreas de terreno. En concreto, se está procediendo al acondicionado de los “raceways” o balsas en las que se procederá al cultivo propiamente dicho de las microalgas.
 
Con la entrega de las autorizaciones para el cultivo, el consorcio All-gas, Ayuntamiento de Chiclana y Junta de Andalucía culminan los trámites administrativos para la puesta en marcha de la producción, explotación y la conexión de las instalaciones de producción de energía y cultivo. Todo ello permitirá verificar que los resultados obtenidos en las fases piloto y prototipo son extrapolables a una planta de tamaño real. 
 
Así, junto a la depuradora se encuentran en su última fase de construcción las infraestructuras necesarias para el procesado de la biomasa cultivada en las lagunas, cosechado o separación de la biomasa del agua, digestión anaeróbica para producción y purificación del biogás y el  sistema de suministro de gas natural comprimido.
 
Algunos de los elementos a destacar que se sumarán a las instalaciones del proyecto son un digestor de 2.750 metros cúbicos, donde se procesa el alga para producir el biogás, deshidratación, gasómetro, caldera de biomasa, antorcha e intercambiador de calor.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.aqualia.es


Política de cookies