La legionella, el visitante no deseado del verano: síntomas, prevención, desinfección

La legionella, el visitante no deseado del verano: síntomas, prevención, desinfección


27/07/2016

Legionella
La legionella, el visitante no deseado del verano: síntomas, prevención, desinfección
  • La legionelosis causada por la bacteria de la legionela aflora ahora en verano mas que en otras épocas y no hay que infravalorarlo
 
La legionelosis, también denominada enfermedad del legionario, es una enfermedad causada por la bacteria de la legionela. Es una enfermedad bacteriana que puede entre otras muchas enfermedades la neumonía.
 
La bacteria de la legionella es un microorganismo que vive libre en el ambiente y puede estar presente en distintos hábitats como ríos, lagos, estanques etc. La época donde tiene más probabilidad de aparecer es en verano y otoño.
 
La bacteria pasa a colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades. A través del sistema de la red de agua se incorpora a los sistemas de agua sanitarios aunque también puede incorporarse a otros que pueden generar aerosoles como duchas, torres de refrigeración, piscinas o hidromasajes.
 
La unica solucion para erradicar la legionella seria recurrir a una empresa de control de plagas y mediante una serie de tratamientos que hacen que el virus se extinga por completo.
 
Por tanto su contagio es por aire o agua afectando a todo tipo de personas pero sobre todo a gente cuyo sistema inmunológico sea débil (niños, gente de avanzada edad).
 
Los síntomas de la enfermedad son similares a los de la gripe:
 
  • dolores musculares       
  • dolor de cabeza       
  • tos seca
  • fiebre alta
  • diarrea


 

Prevención de la legionella

 
La prevención de la legionelosis se puede resumir en 3 etapas:
 
  • Lo principal es controlar la calidad del agua que entra a las instalaciones. Debe de ser agua de calidad controlando el nivel de cloro residual que garantice su calidad microbiológica
  • Los factores que favorecen que se multiplique son la temperatura y la presencia de nutrientes (limpieza y desinfección) por tanto hay que tenerlos bien controlados
  • Evitar o disminuir el uso de aerosoles
 
A parte de las anteriores etapas, hay que tener en cuenta lo siguiente:
 
Hay que realizar un buen mantenimiento de los sistema de suministro de agua caliente. Si se va a utilizar una ducha la cual hace tiempo no ha sido usada lo ideal es poner la temperatura del agua muy alta y dejar que corra durante un par de minutos porque así los gérmenes mueren rápidamente. Aunque el problema está cuando en el agua se hallen seres vivos unicelulares en los que las bacterias pueden sobrevivir a pesar de las altas temperaturas. Por ellos es conveniente revisar las instalaciones de agua caliente y comprobar si tienen legionellas. Hoy día existen instalaciones de filtrado con un tamaño de poro inferior a 0,2 micras las cuales ofrecen una protección en contra de la legionelosis.
 

 

Casos en Europa

 
El principal problema de la enfermedad es la infravaloración que tiene y como consecuencia la enfermedad está infradiagnosticada. En España, juntos a otros países como Italia y Francia, estamos a la cabeza de los países que más casos reportan cada año de toda Europa, según los datos del ECDC. Un ejemplo lo tenemos en el año 2012 donde se reportaron 972 casos en nuestro país ( 1300 en Italia y 1200 en Francia ). Además durante el periodo 2008-2012 se diagnosticaron 10 brotes de los cuales 6 se dieron aquí en España.
 
Existe un gran número de empresas que se encargan, mediante protocolos de desinfección, de prevenir o eliminar esta enfermedad, aunque se debe comprobar previamente si la empresa dispone de los certificados necesarios.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.emprenemjunts.es


Política de cookies