La población de Bolivia se moviliza para salvar el Lago Titicaca de las aguas residuales urbanas e industriales

La población de Bolivia se moviliza para salvar el Lago Titicaca de las aguas residuales urbanas e industriales


15/06/2015

Internacional
La población de Bolivia se moviliza para salvar el Lago Titicaca de las aguas residuales urbanas e industriales
  • En Bolivia, la población se moviliza para salvar el lago Titicaca, cuna mítica de la civilización inca
  • Con más de 8.000 km2, el lago navegable más alto del mundo es víctima de varios fenómenos de contaminación que ponen en peligro su fauna acuática y la salud humana
  • Frente a la magnitud de la contaminación, las autoridades bolivianas organizan jornadas de limpieza del lago
 
Desde finales de mayo y cada fin de semana, decenas y decenas de voluntarios equipados con palas, rastrillos et bolsas de basura se juntan en las orillas del lago o en los ríos afluentes del Titicaca. La operación, bautizada “Somos Titicaca”, fue lanzada por el gobierno boliviano después del descubrimiento durante esos últimos meses de toneladas de cadáveres de peces, patos y ranas flotando a la superficie del lago en las zonas más contaminadas, como la bahía de Cohana.
 

Fuentes de contaminación

 
Existen dos fuentes principales de contaminación en el Lago Titicaca en la actualidad;
 
La primera es la llegada de las aguas residuales provenientes de las zonas aledañas cuya población está en constante aumento.
 
La ciudad de El Alto, por ejemplo, con 1 millón 200 mil habitantes, bota la gran mayoría de sus aguas residuales en ríos que desembocan en el lago. Para resolver este aspecto del problema, un proyecto de modernización de la red de tratamiento de aguas residuales está en camino. Pero mientras tanto, hay que lidiar con lo urgente y tratar de cambiar la mentalidad de la población.
 
La segunda fuente de contaminación es la actividad minera, legal e ilegal, de explotación de oro en las cercanías del lago.
 
Las aguas tóxicas producidas por esta actividad terminan en el lago y la concentración en arsénico y mercurio es elevada, lo que también genera inquietud en cuanto a los riesgos para la salud humana, a causa del consumo de los productos del lago. Una contaminación mucho más difícil de combatir que la de las aguas residuales. Pero de ello depende el futuro del Titicaca y de la población local de pescadores cuya vida depende de las aguas del lago.
 

Fuente www.espanol.rfi.fr


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.