Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

La protección de la Posidonia Oceánica, la gran prioridad en los vertidos de salmuera de la desalación


11/12/2019

Desaladoras
La protección de la Posidonia Oceánica, la gran prioridad en los vertidos de salmuera de la desalación

 

  • Los numerosos estudios de laboratorio, experimentos de campo y seguimiento de vertidos han permitido establecer los límites de tolerancia a la salinidad de la Posidonia Oceánica, tomándose éstos como referencia y en el caso de la existencia de praderas de esta planta en las proximidades del vertido, se establecen estrictos parámetros de calidad en lo que respecta a los niveles de salinidad
 
El correcto vertido de la salmuera en el mar es fundamental para evitar el impacto medioambiental de la desalación, especialmente sobre la fauna y flora bentónicas, por ello este asunto ha sido motivo de estudio en profundidad en España, convirtiéndose además muchos de estos estudios medioambientales realizados en nuestro país en referencia a nivel mundial y adoptándose en muchos países.

Organismos públicos como el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), y diferentes centros de investigación y universidades españolas han centrado grandes esfuerzos en las últimas décadas en profundizar en el conocimiento científico sobre el posible impacto que la hipersalinidad del efluente de salmuera puede implicar para el medio marino.


La Posidonia Oceánica, la planta acuática más sensible de nuestras costas

En este sentido, muchos estudios han ido dirigidos a analizar el posible impacto de la hipersalinidad de la salmuera sobre las comunidades bentónicas, y más concretamente sobre la Posidonia Oceánica, que es a día de hoy, uno de los principales indicadores de la afección ambiental de las salmueras en nuestro país, al ser el organismo acuático más sensible a los cambios de salinidad en el agua de las costas mediterráneas.

La Posidonia Oceánica es una planta acuática endémica del Mediterráneo. No es un alga, sino que tiene raíces, tallos, hojas y frutos con semillas y, por lo tanto, es una planta superior o fanerógamas. Tiene además una gran importancia ecológica, por su elevado rango de distribución y la diversidad de hábitats de gran complejidad estructural que genera, razón por la que está protegida por la Directiva de Hábitats de la Unión Europea.

Esta planta marina forma praderas submarinas que, además de estabilizar los sedimentos y proteger la costa de las erosiones, sirven de hogar a cientos de organismos animales y vegetales que viven en su interior y se nutren de ella. Además, junto a otras plantas fanerógamas marinas del mediterráneo, la Posidonia Oceánica es capaz de absorber el dióxido de carbono disuelto en el agua, incluso de manera más eficaz que los bosques tropicales, reduciendo así la presencia de esta gas de efecto invernadero en la atmósfera.

Hay que tener también presente que la Posidonia Oceánica es muy sensible a la contaminación, por lo que es considerada como un buen bioindicador de la calidad de las aguas. Además, se ve muy afectada por la transparencia del agua, por lo que un aumento de la turbidez, ya sea producido por la suspensión de sedimento o por un vertido, afecta negativamente a la pradera.

En lo que respecta a la salmuera, numerosos estudios llevados a cabo en España han demostrado que la Posidonia es muy sensible a los cambios de salinidad, a lo que se une que además tiene una capacidad de regeneración muy baja y lenta, por lo que evitar el impacto sobre esta pradera ha sido una prioridad absoluta en los proyectos de construcción de nuevas plantas desaladoras de nuestro país.  

Estrictos parámetros basados en los límites de tolerancia de la Posidonia Oceánica

Los numerosos estudios de laboratorio, experimentos de campo y seguimiento de vertidos han permitido establecer los límites de tolerancia a la salinidad de la Posidonia Oceánica, tomándose éstos como referencia y en el caso de la existencia de praderas de esta planta en las proximidades del vertido, se establecen estrictos parámetros de calidad en lo que respecta a los niveles de salinidad.

Además, como regla general se están estableciendo estos mismos valores para otras especies marinas, que si bien no son tan sensibles al parámetro de salinidad como lo es la Posidonia, nos aseguramos con ello una estimación conservadora en los vertidos, con el objetivo de que el impacto medioambiental de la salmuera en las costas de nuestro país sea el menor posible y se reduzca a los metros cercanos a la zona de vertido, que está además construido para que se lleve a cabo en lugares estudiados al milímetro para minimizar cualquier daño sobre la Posidonia Oceánica y otras especias de flora y fauna marinas.

Y ejemplos de los relevantes resultado obtenidos en este campo no faltan como demuestran los programas de seguimiento ambiental de las principales desaladoras de nuestros país, que corroboran periódicamente cómo con una correcta gestión de la descarga se consigue minimizar el impacto medioambiental de la desalación en el medio marino y que incluso los organismos más sensibles a los cambios de salinidad que se emplean como bioindicadores en estos estudios, entre los que está la Posidonia Oceánica, consiguen mantener sus dinámicas poblacionales en términos similares tanto en las zonas cercanas al vertido como en otras más alejadas.
 

Fuente www.aedyr.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies