La Xunta de Galicia invertirá casi 5 M€ para reforzar y consolidar su Plan de Control de Vertidos

La Xunta de Galicia invertirá casi 5 M€ para reforzar y consolidar su Plan de Control de Vertidos


08/06/2016

Control de vertidos
La Xunta de Galicia invertirá casi 5 M€ para reforzar y consolidar su Plan de Control de Vertidos
  • Esta herramienta se encarga de controlar y hacer un inventario de los vertidos que se producen en los ríos de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa y llegar al mar desde cualquier punto de nuestra costa
  • En la actualidad, el Plan ha inventariado un total de 8.663 puntos de vertido, de los cuales sólo el 15 por ciento se consideran contaminantes
  • El objetivo no es sólo para el control de estas contribuciones, sino también corregirlos tan pronto como sea posible
  • El pronóstico de este año hasta alcanzar 2.900 inspecciones, un 5,6% más que en 2015
 
El Ministerio de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio invertirá unos 5 millones de euros para reforzar y consolidar los planes de control de derrames (PCV) de Aguas de Galicia, una herramienta que tiene en pleno funcionamiento desde el año 2009.
 
Así lo explicó ayer en rueda de prensa el titular de este departamento autonómico, Beatriz Mato, que ha estado acompañado por el director de la agencia, Roberto Rodríguez. En este sentido, ha finalizado el Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la licitación de este servicio, que tendrá una duración de 30 meses.
 
El consejero ha explicado que el plan constituye una "herramienta esencial" para el cumplimiento de las aguas "alta calidad", mientras que ofertas para controlar las fugas que se producen en los ríos de la cuenca del río distrito-Paul Costa, y la totalidad de las contribuciones llegar al mar desde cualquier punto de la costa de Galicia. Por lo tanto, "su propósito es controlar todos los derrames, y rectificar en el menor tiempo posible, a los que están contaminando."
 
Para lograr esto, los profesionales conectados al Plan articula su trabajo en torno a las siguientes acciones: inspecciones, derrames, alertas oportunas campañas específicas, y el inventario de los vertidos.
 
Por lo tanto, uno de los ejes principales son las inspecciones a empresas, individuos o puntos de competencia municipal. Estas inspecciones periódicas, que forman la base del inventario de los puntos de descarga, así como su seguimiento y control Desde 2009 hasta ahora, se han realizado 17.300 inspecciones, que se recogieron alrededor de 13.000 muestras que fueron analizadas de 83.000 parámetros diferentes. La previsión de este año para llegar a 2.900 inspecciones, 5.6 por ciento más que en 2015.
 
Este trabajo se complementa con alertas específicas vertidos, procedentes principalmente a través de llamadas al 112 por parte de personas, gracias a un protocolo establecido con la Agencia Gallega de Emergencias (AXEGA). Desde la implementación del Plan, Aguas de Galicia recibieron un total de 1.265 alerta a los derrames a través de esta ruta, además de otros 869 reportados por otros órganos de la administración.
 
El PCV también desarrolla campañas para resolver problemas específicos que puedan surgir en un momento específico, como el "baño", que se ha desarrollado en los últimos años en esas dos playas donde el Departamento de Salud se ha encontrado problemas de algún tipo; o la campaña "la ría del Burgo", derivado de la detección de hidrocarburos en el estuario.
 


Tres de cada cuatro descargas están contaminando

 
Por último, todo el trabajo realizado a través de las inspecciones, y las campañas de avisos específicos reflejados en "inventario de dumping", que es "probablemente la herramienta más importante", dijo Mato. "Todos los puntos de vertido que saber que el inventario se recoge, y cada uno de ellos tiene un perfil específico en nuestra base de datos." Por lo tanto, a través de este inventario de tener una "fotografía, cada día más completa y exacta, la situación actual de dumping de Galicia, siempre teniendo en cuenta que se trata de una realidad cambiante."
 
En la actualidad, como ha dicho el ministro, el Plan ha inventariado 8.663 puntos de vertido. "Sin embargo, tres de las entradas no están incluidas en el inventario contaminantes", dijo Mato, quien precisó que hay 787 (9%) que muestran signos de contaminación y 1.281 (15%) que se consideran contaminantes.


 

Reparar tan pronto como sea posible 

 
Cuando se detecta un vertido contaminante, el objetivo es "modificar en el menor tiempo posible." El rendimiento varía en función de si su origen es una empresa en particular o de un condado, pero, en cualquier caso, la causa debe ser responsable de repararlo, basándose en el asesoramiento de Aguas de Galicia.
 
Sin embargo, los titulares de las descargas de contaminantes deben rectificar el daño hecho a través de sanciones económicas. Estas sanciones dependen de la gravedad y la reincidencia, de un máximo de 30.000 euros a la luz, a 600.000 euros de muy grave. Cabe destacar, además, que el titular no modifica el punto de descarga está también expuesto a multas.
 
Mato ha explicado que desde 2009 incoáronse 1327 las actuaciones disciplinarias en esta materia y que, gracias a las acciones emprendidas por Aguas de Galicia, han reparado 2.164 contribuciones contaminantes a partir de ese año.
 

Fuente www.cmati.xunta.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.