Las altas temperaturas, “aliadas” en procesos biológicos de depuración de agua

Las altas temperaturas, “aliadas” en procesos biológicos de depuración de agua


24/08/2016

I+D+i
Las altas temperaturas, “aliadas” en procesos biológicos de depuración de agua
  • Acciona Agua ha instalado en Archena (Murcia), una planta experimental que combina dos procesos, el primero relacionado con la eliminación de la materia orgánica y el segundo con la eliminación de nutrientes
 
Los episodios de altas temperaturas de hasta 40 grados que se vienen registrando este verano en buena parte de España son el “aliado perfecto” para los procesos asociados al desarrollo de bacterias que intervienen en la depuración de aguas residuales en climas cálidos.
 
Así lo ha asegurado a Efe Teresa de la Torre, responsable de Depuración en I+D de Acciona Agua, quien ha indicado que las temperaturas en torno a los 30 grados centígrados “ayudan a que las bacterias trabajen más rápido y eliminen los contaminantes mejor”.
 
Cuando las temperaturas no alcanzan esos niveles “el metabolismo de las bacterias se ralentiza, lo que obligaría a utilizar un mayor número de microorganismos para tratar la misma carga contaminante” y, en este caso, una depuradora mucho más grande, ha explicado.
 
Además, la elevada temperatura favorece otros procesos dentro de la actividad global de una depuradora, por ejemplo, la disolución de la materia orgánica para que las bacterias la eliminen mejor y la disminución de la viscosidad del agua, que a su vez mejora la transferencia de aire a la misma.
 
Por otro lado, a mayor temperatura mayor energía producida en forma de biogás en el proceso de eliminación del nitrógeno, que después se puede usar como combustible en la propia planta para cubrir parte de su demanda energética.
 


La ventaja de un clima cálido

 
España, y en concreto las regiones de clima más cálido, ofrece, según Teresa de la Torre, las condiciones óptimas para desarrollar una tecnología capaz de depurar aguas residuales con bacterias trabajando al “máximo rendimiento”.
 
Con esta premisa, Acciona Agua instaló en Archena (Murcia), en virtud del proyecto europeo Life Celsius, una planta experimental que combina dos procesos, el primero relacionado con la eliminación de la materia orgánica y el segundo con la eliminación de nutrientes.
 
El hecho de que la temperatura en esa zona no baje en todo el año de los 19 grados evita el aporte de calor externo al primer proceso y “supone ya un ahorro energético”, mientras que en el segundo se produce más biogás y se reduce la necesidad de aireación de las bacterias.
 
Según De la Torre , las depuradoras “trabajan normalmente por debajo de su capacidad” y se diseñan “para el peor de los escenarios”, es decir, tienen en cuenta la temperatura mínima que se puede dar en una zona que obligaría a cargar mayor número de bacterias para el tratamiento.
 

Más información sobre el proyecto Life Celsius en www.lifecelsius.com
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.lifecelsius.com


Política de cookies