Las interconexiones para llevar agua desalada a Sant Josep de sa Talaia en Ibiza entran en fase de prueba

Las interconexiones para llevar agua desalada a Sant Josep de sa Talaia en Ibiza entran en fase de prueba


27/07/2016

Desaladoras
Las interconexiones para llevar agua desalada a Sant Josep de sa Talaia en Ibiza entran en fase de prueba
  • Han acabado las obras de seis depósitos y cuatro tramos principales de cañerías  
 
Han acabado las obras de las arterias de la playa d'en Bossa y de Cala de Bou, con sus depósitos correspondientes, con lo cual el municipio de Sant Josep de sa Talaia ya forma parte de la red de distribución del anillo de interconexión de las desaladoras de Eivissa. De esta manera, podrá recibir directamente agua de las instalaciones de Vila y de Sant Antoni de Portmany.
 
Así lo ha anunciado el consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, en Sant Josep, donde ha detallado que ahora mismo “estas dos arterias están en fase de pruebas, después de lo cual Sanidad tendrá que analizar el agua, hecho por el cual Sant Josep podrá recibir directamente agua desalada en un periodo de unos quince días”.
 
El consejero ha visitado uno de los depósitos de nueva construcción, el de Sa Carroca, acompañado del alcalde de la localidad, Josep Marí Ribas, del gerente de la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (ABAQUA), Antoni Garcias, y de la consejera de Presidencia, Pilar Costa. También han estado presentes el presidente del Consell insular de Eivissa, Vicent Torres, y el consejero insular de Medio Ambiente, Miquel Vericad.
 


Detalles de las obras

 
Con respecto a la arteria de la playa d'en Bossa, las obras han consistido en una conducción de cinco kilómetros, que acaba en un depósito de 6.000 m3 de capacidad y que se conecta con dos cañerías de 1,5 km y 2,5 km con la red municipal. La arteria de Cala de Bou es una prolongación de 1,5 km de la cañería que une el depósito de Sant Antoni con el municipio de Sant Josep. La conducción acaba en un depósito nuevo de 6.000 m3 que se conecta con la red de distribución municipal con una cañería de 915,17 metros (tramos 5, 6 y 7 del plano adjunto).
 
La Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, declaró de interés general la obra de las arterias generales, que se enmarca en las actuaciones amparadas por el Convenio de colaboración entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Gobierno de las Islas Baleares para la ejecución de determinadas obras hidráulicas en las Islas Baleares, suscrito el 27 de febrero de 2006, en el cual figura las actuaciones que corresponden al Ministerio.
 
El Gobierno reanudó los trabajos sobre el terreno el mes de marzo de este año, después de que se detuvieran en el 2011, hecho que ha provocado que algunas de las zonas más castigadas por la mala calidad del agua, como el término municipal de Sant Josep, no se puedan abastecer del caudal que producen las desaladoras de la isla y que se soluciona con esta primera fase.
 
De este proyecto todavía queda pendiente probar y poner en servicio los depósitos, acabar el bypass del núcleo urbano de Santa Gertrudis y dos pequeños tramos en Sant Miquel y Sant Joan (en color azul oscuro en el plano), que se prevé que estén acabados antes de finalizar el año a fin de que se puedan utilizar la temporada alta de 2017.
 
Tanto el proyecto como la dirección de obra son a cargo de ABAQUA, que ha tenido que adelantar el dinero de las expropiaciones y abonar la asistencia técnica para agilizar la ejecución, mientras que el Ministerio los financia con un presupuesto de 14 millones de euros aproximadamente.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.caib.es


Política de cookies