LEQUIA impulsa la investigación en sistemas bioelectroquímicos con el Dr. Sebastiá Puig


17/05/2019

I+D+i
LEQUIA impulsa la investigación en sistemas bioelectroquímicos con el Dr. Sebastiá Puig
 
  • El grupo participa en cinco proyectos de investigación en este campo y organizará el congreso europeo de referencia en septiembre de 2020
 
El grupo de investigación LEQUIA de la Universitat de Girona amplía su plantilla. El Dr. Sebastià Puig, hasta la fecha profesor agregado interino, ha sido seleccionado por un tribunal internacional como profesor agregado “Serra Húner” de Ingeniería Química en la Universidad de Girona.
 
Esta contratación, además de consolidar el grupo, constituye un buen impulso para reforzar e internacionalizar aún más su investigación en sistemas bioelectroquímicos –unas tecnologías emergentes que aprovechan las propiedades eléctricas de los microorganismos.
 
El origen de los sistemas bioelectroquímicos se remonta a principios del siglo XX, cuando se demostró por primera vez que algunos microbios podían producir electricidad a partir de compuestos orgánicos presentes en aguas contaminadas.
 
Sin embargo, no fue hasta hace dos décadas que este descubrimiento tan extraordinario atrajo el interés de buena parte de la comunidad científica. En la actualidad, la electromicrobiología es una disciplina con numerosas aplicaciones ambientales y energéticas, y cuenta con una sociedad científica internacional, ISMET, que no para de crecer.
 

Diez años de investigación en sistemas bioelectroquímicos

 
El LEQUIA empezó a investigar los sistemas bioelectroquímicos en 2008 de la mano del Dr. Jesús Colprim y la Dra. Maria Dolors Balaguer. Sebastià Puig había defendido su tesis doctoral y no dudó en orientar su carrera investigadora a estas tecnologías apostando por la interdisciplinaridad y la colaboración internacional.
 
En la UdG se forjaron alianzas con el grupo de ecología molecular microbiana (gEMM; Dr. Lluís Bañeras) y en Europa se trabajó con instituciones de prestigio como la Universidad de Gent (Bélgica) o el UFZ de Leipzig (Alemania).
 
Diez años después, los resultados hablan por sí solos: cuatro tesis doctorales defendidas y cuatro en desarrollo –tres de ellas, premiadas–; más de cuarenta artículos en revistas científicas de alto impacto; tres patentes industriales; cuatro proyectos de investigación nacionales; grandes contractos de I+D+I con empresas privadas; y tres proyectos europeos, dos de ellos del programa Horizon 2020. Una trayectoria sólida que culmina con la organización en Girona por parte del Dr. Puig de la próxima edición de EU-ISMET, el congreso europeo de referencia en electromicrobiología.
 

Del tratamiento de aguas a la producción de biocombustibles

 
Sebastià Puig toma posesión de su plaza en un momento dulce, tanto a nivel individual como de grupo.
 
Actualmente el LEQUIA participa en cinco proyectos de investigación sobre sistemas bioelectroquímicos con dos grandes grupos de aplicaciones industriales: la bioremediación de aguas y la bioconversión del dióxido de carbono en compuestos de alto valor añadido.
 
Sebastià Puig es el investigador principal de tres de ellos (ELECTRA, WAFRA i BioRECO2VER) y el co-investigador principal, junto con el Dr. Jesús Colprim, del proyecto COOMET. El Dr. Jesús Colprim, además, coordina el proyecto DigesTake, con un paquete de trabajo dedicado a la investigación en tecnologías electromicrobianas. 
 
En el campo de la bioremediación de aguas el LEQUIA se ha centrado en la eliminación de los nitratos, que en Cataluña son responsables de la contaminación de las aguas subterráneas. Este es el ámbito de aplicación del proyecto de colaboración entre la Unión Europea y China ELECTRA, que se inició el pasado enero. Pero regular el contenido en compuestos de nitrógeno también es clave para prevenir la contaminación en sectores económicos como la acuicultura o la acuaponía –que integra hidroponía y acuicultura. El LEQUIA investigará la utilización de la electromicrobiología en estos sistemas en el proyecto europeo WAFRA.
 
En el campo de la bioconversión del dióxido de carbono en compuestos de alto valor añadido, se abordan dos de las problemáticas ambientales principales del siglo XXI: el cambio climático y el agotamiento de recursos. Los sistemas bioelectroquímicos son capaces de transformar el dióxido de carbono en compuestos orgánicos de cadena más larga valiosos para la industria química o como biocombustibles.
 
Así, en el proyecto europeo BioRECO2VER el objetivo es la producción de isobuteno y lactato; en el proyecto COOMET financiado por el Ministerio de Ciencia la bioconversión se orienta hacia la producción de ácido carboxílico, butirato, butanol y etanol; y en el proyecto DigesTake de la comunidad RIS3CatAgua de ACCIÓ (Generalitat de Catalunya) se purifica el biogás de depuradoras convirtiendo el dióxido de carbono en ácidos grasos volátiles.
 

Un congreso europeo de referencia en Girona

 
El amplio rango de aplicaciones de los proyectos del LEQUIA es una muestra del enorme potencial y del carácter multidisciplinario de los sistemas bioelectroquímicos.
 
En este sentido, la quinta edición del EU-ISMET en septiembre de 2020 traerá a Girona grupos de investigación de todo el mundo que difundirán los resultados de sus trabajos en este campo intercambiando conocimientos y experiencias. Un paso adelante para que en un futuro cada vez más cercano se despliegue la electromicrobiología a escala industrial.
 

Fuente www.lequia.udg.edu


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.