Licitadas las obras para la mejora de la ETAP de Grandas y el saneamiento de Peñaflor en Asturias

Licitadas las obras para la mejora de la ETAP de Grandas y el saneamiento de Peñaflor en Asturias


26/07/2017

Obras hidráulicas
Licitadas las obras para la mejora de la ETAP de Grandas y el saneamiento de Peñaflor en Asturias

 

  • El tratamiento proporcionado por la planta de Grandas consistirá en una primera fase de coagulación-floculación, seguida de una de decantación y otra de filtración, para finalizar con la cloración que dejará el agua apta para el consumo humano
  • El núcleo de Peñaflor, aunque dispone de una red de saneamiento parcial, no depura actualmente sus aguas residuales
 
La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente sacará este jueves a licitación las obras de acondicionamiento, mejora y puesta en marcha de la estación de tratamiento de agua potable de Grandas de Salime, con un presupuesto de 205.000 euros y un plazo de ejecución de un mes. Así lo ha anunciado el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, tras reunirse en Oviedo con el alcalde de Grandas de Salime, Eustaquio Revilla.
 
Los trabajos que ahora se licitan son de acondicionamiento de la estación de tratamiento de agua potable de Silvallana, para adecuarla a la normativa vigente, donde se tratarán las aguas destinadas al consumo de gran parte del concejo de Grandas de Salime, que cuenta con 1.300 habitantes. También dará servicio a la cabaña ganadera.
 

Detalles de las obras

 
El tratamiento proporcionado por la planta consistirá en una primera fase de coagulación-floculación, seguida de una de decantación y otra de filtración, para finalizar con la cloración que dejará el agua apta para el consumo humano.
 
Además, la estación contará con un depósito de almacenamiento de agua tratada para su distribución. Completan el proceso todos los sistemas eléctricos, mecánicos y de control necesarios para que la estación de tratamiento funcione correctamente.
 
Esta obra viene a complementar las realizadas ya de refuerzo del abastecimiento de agua a Grandas de Salime desde el Arroyo de Berxuste y que están en servicio. Entonces se ejecutaron dos nuevas captaciones (Navalón y Berxuste) y se condujeron hasta las instalaciones de tratamiento de aguas existente. En total se renovaron más de 8 kilómetros de tubería, con una inversión que alcanzó 1.165.000 euros.
 
En la reunión, el alcalde ha trasladado al consejero la necesidad de abordar la segunda fase de refuerzo del abastecimiento de Grandas de Salime, con una inversión de 2,6 millones. Ambas administraciones han acordado estudiar la posibilidad de su ejecución en próximos ejercicios.
 
 
Saneamiento de Peñaflor
 
También la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, a través de la Junta de Saneamiento, ha sacado hoy a licitación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (Bopa) el contrato de las obras de saneamiento de Peñaflor y la conexión a la estación depuradora de aguas residuales de Grado.
 
La actuación, que beneficia directamente a 122 habitantes y se ejecutará en un plazo de diez meses, tiene un importe de licitación de 406.008 euros repartido en dos anualidades: 110.000 este año y 296.008 en 2018.
 
El núcleo de Peñaflor, aunque dispone de una red de saneamiento parcial, no depura actualmente sus aguas residuales. La red existente es unitaria y recoge, además de los vertidos domésticos, las aguas pluviales procedentes de la carretera N-634, que vertebra la localidad. Sin embargo, resulta preciso completar la red de colectores y llevar los vertidos a la depuradora del río Cubia, en Grado.
 

Alcance de las obras

 
La ejecución de la infraestructura de saneamiento incluye la construcción de un colector de recogida en Peñaflor, que se inicia en el entorno del apeadero de Feve y termina en un aliviadero, tras pasar bajo la vía del tren. Ese aliviadero, cuya ubicación viene determinada por las distancias mínimas que se deben respetar respecto al cauce del río, el Camino de Santiago y las vías del ferrocarril, se ejecutará soterrado, con un volumen de retención de 41 metros cúbicos, lo que da garantías, por ejemplo, ante un aguacero de 20 minutos de duración. 
 
Desde el aliviadero, se ejecutará un colector-interceptor que conectará en la zona de La Cardosa con el colector actual que va hasta la depuradora de Grado. Todo el sistema funcionará por gravedad, sin necesidad de bombeos.
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.asturias.es


Política de cookies