Logros y conclusiones del Proyecto LIFE TRANSFOMEM sobre el reciclaje de membranas desechadas


20/09/2018

I+D+i
Logros y conclusiones del Proyecto LIFE TRANSFOMEM sobre el reciclaje de membranas desechadas
 
  • Según la Asociación Internacional de Desalación (IDA, 2017) hay más de 17.000 plantas de desalación de ósmosis inversa instaladas en más de 150 países
 
En España, la Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDYR) tiene registradas 950 instalaciones, teniendo en cuenta las plantas pequeñas privadas, lo cual convierte a España es el cuarto país del mundo en capacidad de producción de agua desalada.
 
Periódicamente y tras la pérdida de rendimiento de las membranas, éstas actualmente se desechan en vertederos. Se estima que alrededor de 800,000 módulos de membranas se desechan anualmente en el mundo (más de 14,000 Toneladas de plásticos inertes).
 
Desde el año 2014 y mediante el proyecto LIFE+ TRANSFOMEM (LIFE13 ENV/ES/000751) “Transformación de membranas desechadas de ósmosis inversa en membranas recicladas de ultrafiltración y nanofiltración”, el grupo de Tecnología de Membranas de IMDEA Agua, junto con Valoriza Agua y Sadyt, han estudiado el proceso de reciclaje de membranas desechadas de ósmosis inversa para su reutilización en procesos de nanofiltración y ultrafiltración. 
 

Detalles del proyecto

 
A lo largo del proyecto se ha llevado a cabo experimentación tanto a escala laboratorio como a escala piloto y se han obtenido resultados muy esperanzadores, que hacen pensar que la tecnología de membrana puede llevarse hacia un sistema de economía circular.
 
El proceso consiste principalmente en exponer a las membranas a una solución concentrada de cloro. Este ataque químico permite, en condiciones controladas, obtener membranas de nanofiltración con eliminación parcial de la capa de poliamida y membranas de ultrafiltración con la completa eliminación de la capa de poliamida.
 
Para llevar a cabo la transformación de las membranas se han desarrollado dos diferentes metodologías: pasiva y activa. En el marco del proyecto, las membranas recicladas han sido validadas con éxito en tres diferentes aplicaciones: tratamiento terciario de aguas residuales, pretratamiento en procesos de ósmosis inversa y ablandamiento de aguas salobres.
 
De acuerdo con la experiencia del proyecto LIFE TRANSFOMEM, casi el 70 % de las membranas pueden ser recicladas a través de este proceso, y el uso de membranas recicladas puede suponer un ahorro del 85 al 95 % si lo comparamos con la adquisición de nuevas membranas comerciales.
 
Este proceso de reciclaje de membranas reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de recursos no renovables, ayudando a disminuir el impacto global de la desalación en el medio ambiente.
 
En el siguiente vídeo se describe el trabajo llevado a cabo en el proyecto LIFE TRANSFOMEM y cuáles han sido sus principales logros:
 
 
 
 
TRANSFOMEM es un proyecto co-financiado por la Comunidad Europea a través del instrumento financiero LIFE+, con el contrato n. LIFE13 ENV/ES/000751.
 

Fuente www.agua.imdea.org


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies