Madrid inaugura el colector de Pinos y cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de más de 4.500 kilómetros

Madrid inaugura el colector de Pinos y cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de más de 4.500 kilómetros


16/09/2014

Saneamiento
Madrid inaugura el colector de Pinos y cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de más de 4.500 kilómetros
  • El nuevo colector de Pinos aumenta la red de saneamiento municipal de esta zona de la ciudad, en los distritos de Moncloa-Aravaca y Fuencarral-El Pardo
  • Madrid cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de 4.500 kilómetros, con ocho estaciones depuradoras en las que anualmente se tratan 310 millones de metros cúbicos de aguas residuales
 
La tuneladora María termina hoy su tarea: excavar un túnel de 2,6 kilómetros de largo y 4,2 metros de diámetro entre los distritos de Moncloa-Aravaca y Fuencarral-El Pardo, en cuyo interior se ha construido el colector de Pinos, que aumentará la capacidad de la red de saneamiento municipal de esta zona de la ciudad. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que en el mes de febrero fue testigo del inicio del recorrido subterráneo de María, ha asistido hoy al final de los trabajos en la calle deVillaamil.
 
"Es un colector de dimensiones impresionantes, como lo es el pozo que sirve para la extracción de la tuneladora en el momento en que finaliza su trabajo, el cual va a ser uno de los tres puntos de conexión del colector con la red de saneamiento", ha explicado la alcaldesa durante su visita, mientras María terminaba de horadar el túnel.
 
Botella ha señalado las dificultades técnicas de esta conexión, pues hay que salvar un salto de 42 metros, "similar, por ejemplo, a la altura del famoso edificio Metrópoli, ubicado en Gran Vía. Con esa distancia, la caída directa y en vertical del caudal de agua sería inviable, provocaría daños muy graves. Por eso, desde el Ayuntamiento hemos optado por una solución poco frecuente, que consiste en un escalonamiento en espiral por el que las aguas bajarán de forma gradual realizando un movimiento de hélice".
 
Además, se ha duplicado la capacidad del partidor de caudales que conecta el colector con el estanque de tormentas de Arroyofresno y se ha realizado una tercera conexión de menores dimensiones, excavada "en mina", es decir, utilizando únicamente herramientas manuales.
 
 

4.500 kilómetros de alcantarillado

 
Madrid cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de 4.500 kilómetros y con ocho estaciones depuradoras donde anualmente se tratan 310 millones de metros cúbicos de aguas residuales. A ello hay que añadir el funcionamiento de 37 estanques de tormentas con una capacidad de almacenamiento de 1,3 millones de metros cúbicos.
 
No obstante, el crecimiento urbanístico de los últimos años ha supuesto un incremento de la superficie de recogida de aguas pluviales, que en situaciones de lluvias intensas podrían saturar la capacidad hidráulica de Madrid. Por ello el Ayuntamiento ha emprendido obras para modernizar, mejorar y ampliar sus infraestructuras. Se están invirtiendo casi 40 millones de euros en estas mejoras, ha dicho la alcaldesa, porque "el saneamiento y la depuración de aguas residuales es un servicio fundamental para el servicio de la ciudad, para garantizar un entorno urbano saludable y respetuoso con el medio ambiente".
 
La obra del colector de Pinos forma parte de un conjunto de 9 actuaciones, a desarrollar entre 2014 y 2015, por un importe total de 82,3 millones de euros, cofinanciados con fondos europeos. Entre estas actuaciones están las mejoras en la red de agua regenerada y recursos hídricos alternativos, que reforzarán el suministro de los parques de El Retiro y Juan Carlos I, que ya se riegan con agua regenerada y llevar este tipo de riego a los parques de Juan Pablo II, de Villaverde y, en el futuro, de Plata y Castañar.
 
 

Otras mejoras

 
También se están realizando actuaciones para la mejora del rendimiento de las estaciones regeneradoras de aguas residuales de Viveros de la Villa, La Gavia y Sur Oriental, por las que se derivarán las aguas que actualmente continúan tratándose en la depuradora de La China a la de La Gavia, más moderna y alejada de la ciudad. "De esta forma, pondremos fin a la vida útil de la depuradora de La China, la más antigua de Madrid, en el primer semestre de 2016". 
 
"Impulsar infraestructuras de este tipo es actuar pensando en lo que es realmente necesario para una ciudad. Y es pensar, no sólo en las necesidades actuales, sino también en las de generaciones futuras, puesto que gestionamos un recurso natural escaso y fundamental, como es el agua", ha declarado Ana Botella. "Siempre he defendido que trabajar por una gestión sostenible de los recursos hídricos es trabajar por el crecimiento y el desarrollo de nuestra ciudad, es decir, por el futuro de los madrileños".

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.madrid.es


Política de cookies