Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Manresa instala rejas y mallas de retención para evitar que sus residuos sólidos acaben en el río Cardener


12/01/2022

Control de vertidos
Manresa instala rejas y mallas de retención para evitar que sus residuos sólidos acaben en el río Cardener

 

  • Las obras forman parte del acuerdo de custodia fluvial firmado con la ACA y se están desarrollando en el paseo del Río, bajo la Seu de Manresa
 
El Ayuntamiento de Manresa ha iniciado unas obras en el río Cardener que permitirán mejorar la retención de sólidos provenientes de la red de alcantarillado en el aliviadero que hay bajo la Seu de Manresa. 
 
La actuación -que tiene una duración prevista de tres semanas- forma parte  del acuerdo de custodia fluvial firmado con la Agencia Catalana del Agua (ACA) este pasado septiembre  para mejorar y preservar la calidad y la biodiversidad del río Cardener.
 

Detalles del proyecto

 
El proyecto tiene dos patas. Por un lado, se prevé colocar una reja en el aliviadero, que permitirá retener los sólidos que lleve el agua y evitar que acaben en el río. La verja tendrá un paso de luz de 7,5 cm y se instalará dentro de una nueva arqueta, que se ubicará aguas abajo de la arqueta ya existente.
 
Por otra parte, pasada esta nueva reja, se instalarán mallas de retención de sólidos desarrolladas por Tecnoconverting, que permitirán aumentar la eficiencia de la actuación, sobre todo en los episodios en los que el volumen de residuos provoque tapones en la reja del aliviadero, algo que provocaría que estos sólidos continuaran hacia el río. 
 
Así, con las mallas se refuerza su eficacia en la retención de sólidos, contribuyendo al buen estado de las masas de agua.
 
 
 
 
Se trata de un sistema innovador que es la primera vez que se instala en Manresa y que será justo la segunda vez que se prueba en la Catalunya Central (a finales del 2021 se pusieron mallas de retención en Sant Fruitós). 
 
Consiste en una placa de acero inoxidable que está dotada de unos agujeros, a los que se les añade una malla trenzada de poliamida de alta tenacidad, donde se acumulan los sólidos que lleva el agua. Una vez llenas de residuos —cada una de ellas puede retener hasta 250 kilos— estas mallas se pueden cambiar por unas nuevas o, si están en buen estado, se pueden vaciar para volver a utilizarse. Últimamente se han realizado pruebas que evidencian que pueden reutilizarse varias veces, dada la alta resistencia del material plástico empleado en su fabricación.
 
El proyecto ejecutivo ha sido redactado por Aigües de Manresa, por encargo del Ayuntamiento de Manresa. La empresa pública también ha asumido la dirección de la obra, que tiene un coste de 21.054 euros (iva incluido).
 

Fuente www.aiguesmanresa.cat


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies