Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Más grifo y menos ducha: Así consumimos agua durante el confinamiento


19/05/2020

Abastecimiento
Más grifo y menos ducha: Así consumimos agua durante el confinamiento

 

  • Hay diferencias significativas entre el consumo de la primera semana de marzo, previa a todas las medidas de confinamiento, y el de la última semana del mismo mes
 
Gracias a un proyecto de monitorización del consumo desarrollado por nuestra Subdirección de I+D+i sobre una muestra voluntaria de hogares, hemos podido comparar cómo ha cambiado la manera de consumir agua en las viviendas: tanto en cantidad, como en horas de consumo y en usos concretos del agua. En este post recopilamos los hechos que más nos han llamado la atención.
 
 
  • LOS HOGARES CONSUMEN CASI 10 LITROS MÁS AL DÍA
Es de cajón, si pasamos más tiempo en casa, consumimos más agua en casa: hasta un 3,5 % más durante la cuarentena, es decir, unos 10 litros diarios. No sorprende, pues buena parte del consumo que antes se hacía en el colegio, la oficina o lugares de ocio, ahora recae íntegramente en el hogar.

 
  • NUEVOS HORARIOS: EL PICO DE CONSUMO YA NO SE PRODUCE A LAS 7:00
Con la extensión del teletrabajo, nos levantamos más tarde y adoptamos nuevas rutinas. Si antes del confinamiento el momento matinal de mayor consumo era entre las 7:00 y las 8:00, durante el periodo de encierro en casa, este pico de consumo se prolonga unas cuatro horas, entre las 11:00 y las 15:00. Por la tarde, las gráficas evidencian un hecho curioso: a las 20:00, el consumo de  agua dibuja una muesca a la baja, coincidiendo con el aplauso sanitario  desde balcones o ventanas.
 
 
 
 
  • EN EL BAÑO, LAS CISTERNAS INCREMENTAN SU RENDIMIENTO
Como es lógico, usamos más el baño de casa. Por eso, el número de veces que tiramos de la cisterna de nuestro aseo ha subido un 6 %. Igualmente, ahora se empiezan a usar más tarde y su rendimiento se estabiliza a lo largo del día. Curiosamente, el momento de menor consumo en cisternas, excluyendo la madrugada, es justo a las 20:00.
 
 
 
 
  • LOS GRIFOS NO ENGAÑAN: NOS LAVAMOS LAS MANOS MÁS QUE ANTES
El consumo en los grifos ha aumentado un 14 %. Ahora los abrimos más veces. Su momento álgido llega al mediodía, ya sea para lavarnos las manos antes de comer o para fregar los platos al terminar. Entre las 14:00 y las 16:00, los grifos de los madrileños apenas tienen respiro.
 
 
 
 
  • SE DISPARA EL USO DEL LAVAVAJILLAS, QUE AUMENTA UN 19 %
Siguiendo la misma lógica, los lavavajillas operan a pleno rendimiento tras las comidas. Si a primeros de marzo se ponía mayoritariamente a partir de las 21:00 (después de cenar), ahora se llena de platos y se enciende a horas más tempranas. Antes, quienes comían fuera de casa no tenían que ponerlo hasta la noche, pero ahora sí.  Es, sin duda, el cambio más notable: el uso de este electrodoméstico ha aumentado un 19 % durante el confinamiento.  
 
 
 
 
  • NO NOS CAMBIAMOS TANTO DE ROPA: LAS LAVADORAS REDUCEN SU GASTO UN 16 %
Apenas hemos salido de casa, de modo que nuestro vestuario no ha sido tan variado como de costumbre. En tiempos de confinamiento manchamos menos ropa y podemos planificar mejor cuándo poner la lavadora, además de hacerlo a carga completa. No extraña, pues, que los hogares hayan ahorrado hasta un 16 % de agua en sus lavadoras. La hora preferida para ponerlas sigue siendo la mañana, aunque no tan temprano. Sí desaparece casi por completo la costumbre de lavar a última hora de la tarde.  
 
 
 
 
  • NOS DUCHAMOS MENOS Y MÁS TARDE
El uso de la ducha registra una bajada del 12 %. Además, en confinamiento, resulta ilustrativo ver cómo la ducha matutina se convierte en nocturna. En estos nuevos tiempos, el momento de más consumo en las duchas se sitúa en torno a las 21:00; antes se producía a primera hora del día, nada más levantarnos. Menos ejercicio, menos movimiento, menos contacto con la contaminación y la suciedad de la calle y, en general, menos dinamismo en un ambiente más limpio pueden ser las causas de este descenso. 
 
 
 
 
En definitiva, de acuerdo con los datos obtenidos de esta muestra, las diferencias en el consumo de agua en los hogares son más cualitativas que cuantitativas: el consumo sigue siendo responsable y demuestra que, también en plena pandemia, los madrileños continúan cuidando su agua.
 

Fuente www.canaldeisabelsegunda.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Contenidos relacionados...

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies