Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Miremos nuestros ríos para dibujar su mejor futuro


21/03/2021

Celebraciones
Miremos nuestros ríos para dibujar su mejor futuro

 

  • El Plan Vive el Besòs! promueve la conservación de la biodiversidad, la restauración de ecosistemas, la conservación del espacio litoral y los recursos hídricos en unos ochenta propuestas de actuación a lo largo de 72 kilómetros de río en la cuenca del Besòs
 
El artículo, publicado recientemente, "Evaluando los efectos de las estaciones depuradoras de aguas residuales en el estado de calidad ecológica en una cuenca fluvial mediterránea" pone de manifiesto el papel de los sistemas de saneamiento sobre el estado de calidad de los sistemas fluviales en la cuenca del Besòs. 
 
La implementación de la red de colectores y de estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) y los avances en los procesos de tratamiento han permitido la mejora de la calidad ecológica de la cuenca del Besòs en los últimos 20 años, facilitando expansión de especies clave, indicadoras de calidad y recuperación. 
 
Así se desprende del estudio realizado por el investigador Antoni Mas Ponce, En el marco del proyecto Observatorio rivus, desde el ICTA-UAB, conjuntamente con investigadores del CREAF y en colaboración con el Consorcio Besòs Tordera y la Fundación rivus.
 

Detalles del estudio

 
El rápido proceso de industrialización y de urbanización sucedido durante las décadas de 1960 y 1970 dio lugar a una importante alteración de la calidad del agua y de los caudales de los sistemas fluviales mediterráneos. 
 
La falta de sistemas de tratamiento en la mayoría de las ciudades de Cataluña derivó en el vertido incontrolado de aguas residuales hacia el medio, provocando numerosos episodios de contaminación. En concreto, la cuenca del Besòs fue considerada en este periodo como uno de los ríos más contaminados de Europa debido a las fuertes presiones antropogénicas.

En 1995, el gobierno catalán aprobó el Plan de Saneamiento de Cataluña con el principal objetivo de reducir y eliminar los contaminantes de la mayoría de nuestros sistemas fluviales. Actualmente este Plan, del que es responsable la Agencia Catalana del Agua como ente competente en el ciclo del agua y en materia de saneamiento en Cataluña, incluye 527 EDAR. 
 
En la cuenca del Besòs hay instaladas 22 depuradoras, 17 de ellas gestionadas por el Consorcio Besòs Tordera, que dan servicio a unos 2 millones de habitantes, y que han contribuido a la mejora general de la calidad del agua y , en consecuencia, a la biodiversidad asociada a los ríos.

La mejora del estado de calidad de los ríos en las últimas décadas es una evidencia, tal como lo demuestra también, por ejemplo, el hecho de que la nutria se haya establecido en las cuencas del Besòs y del Tordera y se haya constatado su reproducción, con un total de hasta cinco grupos familiares. 
 
 
 

Pero aún queda un gran recorrido por delante que permita alcanzar un estado óptimo de los entornos fluviales. Asimismo, hay que hacer frente a los retos que plantea el cambio global, como la expansión de especies exóticas invasoras o, especialmente, el cambio climático y sus consecuencias sobre los recursos hídricos.

Ante este escenario es esencial impulsar la investigación, promover programas de seguimiento y de educación ambiental, fomentar la implicación ciudadana y llevar a cabo acciones de restauración, conservación y protección de espacios singulares y de interés. 
 

Plan Vive el Besòs!

 
En este sentido, el Plan Vive el Besòs!, impulsado por el Consorcio Besòs Tordera y el Consorcio del Besòs, con el apoyo de varias administraciones y planteado como un plan de recuperación ambiental en una zona metropolitana, promueve la conservación de la biodiversidad, la restauración de ecosistemas, la conservación del espacio litoral y los recursos hídricos en unos ochenta propuestas de actuación a lo largo de 72 kilómetros de río en la cuenca del Besòs.

Otra oportunidad es la que se plantea el Delta de la Tordera, un espacio transformado a raíz del episodio del Gloria, con la formación de una laguna litoral de elevado valor para la biodiversidad, especialmente para las aves, que hay que proteger.

Los ríos son históricamente el reflejo de nuestra sociedad, unen pueblos y personas, y se convierten de manera inequívoca la resultante de esta interacción, una fuente constante de aprendizaje sobre la que hay que poner la mirada. 
 
Y para ello, trabajamos cada día desde la Fundación rivus, para poner una mirada amplia, fijada en el presente para dibujar el mejor futuro.
 

Fuente fundaciorivus.cat


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies