NILSA invertirá casi 30 M€ en 5 años para construir 42 EDAR en pequeñas poblaciones de Navarra

NILSA invertirá casi 30 M€ en 5 años para construir 42 EDAR en pequeñas poblaciones de Navarra


22/05/2017

Saneamiento urbano
NILSA invertirá casi 30 M€ en 5 años para construir 42 EDAR en pequeñas poblaciones de Navarra

 

  • El plan de saneamiento prevé construir 42 depuradoras en poblaciones pequeñas y dispersas, lo que permitirá dar servicio a toda la población navarra
 
La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ha inaugurado recientemente la depuradora de Lantz, que dará a servicio a 140 personas.
 
Esta instalación se suma a las cinco que se están construyendo (Liédena, Pueyo, Lizarraga-Ergoiena, Anoz y Ziordia) y a otras cinco que se iniciarán este año (Burutáin, Urdax, Monreal y Salinas de Ibargoiti, Torres del Río y Salinas de Oro), con el objetivo de que en 2022 toda Navarra cuente con este tipo de dotaciones. Además, ya está finalizada y en periodo de pruebas la de Erro.
 
Elizalde, que ha estado acompañada por la alcaldesa de Lantz, Isabel Baleztena, ha destacado durante el acto que para cumplir este compromiso el plan estratégico de la empresa pública del Gobierno de Navarra NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, SA) tiene prevista una inversión de 29,2 millones de euros hasta dicho año 2022.
 
En la actualidad el 98% de la población navarra cuenta con depuradoras biológicas que tratan sus aguas residuales. Queda pendiente llegar a los núcleos más pequeños para dar cobertura a las 12.000 personas que no están cubiertas por estas instalaciones. Según ha indicado la Consejera “en general son localidades dispersas de menos de 200 habitantes, con el mismo derecho a tener unos servicios equivalentes a los de ciudades y pueblos de mayor tamaño”.
 


30 millones de inversión

 
El plan estratégico de NILSA tiene prevista la inversión de casi 30 millones de euros en el plazo de cinco años para construir 42 nuevas depuradoras en las poblaciones más pequeñas. “Estos proyectos contribuyen a la cohesión territorial. Estas infraestructuras y servicios que ayudan a elevar la calidad de vida en el medio rural, lo que ayuda a construir espacios más atractivos para los jóvenes y las mujeres, y por tanto, ayuda a la fijación de población, nuestra gran preocupación”.
 
En cuanto a los sistemas de depuración, ha subrayado que “tienen que garantizar que causarán un mínimo impacto en nuestros ríos, para lo que tendremos que reforzarlos y optimizarlos”. Precisamente por ello, ha recordado “la necesidad de separar bien los residuos y depositarlos en los correspondientes contenedores, de forma que los desperdicios no se tiren al inodoro, ya que las depuradoras no están diseñadas para recogerlos”.
 
El acto de inauguración ha incluido una jornada de puertas abiertas en la que han participado 30 personas, que han disfrutado de una visita a las instalaciones y una charla informativa, en castellano y en euskera, sobre el ciclo del agua y la necesidad de incorporar hábitos eficientes en el consumo diario.

 


Características de la última EDAR inaugurada

 
Hasta el momento, Lantz contaba con un tanque “Imhoff” que ha sido incorporado a una instalación más compleja y efectiva, que cuenta con dos fases para el tratamiento del agua. Anteriormente existía una fosa séptica que fue derruida a la vez que se renovaban las redes municipales, lo que supone que esta localidad cuenta ahora con un sistema de saneamiento en óptimas condiciones, capaz de tratar 0,55 litros por segundo de media y alcanzar una capacidad máxima de 3,83 litros por segundo.
 
En concreto, el sistema de tratamiento de agua consiste en un distribuidor mecánico sobre un filtro de piedras que no necesita energía eléctrica, por lo que supone un ahorro de costes y la máxima eficiencia energética. Además, se han construido unas lagunas finales de 270 m2 de superficie que retienen el caudal depurado antes de devolverlo al río, lo que sirve como un proceso de refino que garantiza la calidad final.
 
La construcción, cuyo presupuesto es de 213.567 euros y se ha realizado en cuatro meses, ha sido financiada con cargo al canon de saneamiento que toda la ciudadanía paga a través del recibo del agua, y que gestiona la empresa pública del Gobierno de Navarra NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, SA), responsable del proyecto.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.navarra.es


Política de cookies