Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

NILSA promueve obras de depuración por valor de 8,5 M€ en el primer semestre


29/05/2020

Inversiones hidráulicas
NILSA promueve obras de depuración por valor de 8,5 M€ en el primer semestre

 

  • NILSA potencia la energía solar con la instalación de paneles fotovoltaicos
 
NILSA, empresa pública del Gobierno de Navarra adscrita al Departamento de Cohesión Territorial y dedicada al saneamiento de las aguas residuales, ha licitado –o lo hará antes de que finalice junio– obras por valor de 8,58 millones de euros.
 
Entre ellas se encuentran las nuevas depuradoras de Cabredo, con un coste de 264.500 € y cuyas obras finalizarán en junio, y Villanueva de Aezkoa, con un valor de 195.963,45 €, cuyas obras se han iniciado recientemente y culminarán a final de año.
 
Por otra parte, también se han abordado los proyectos para nuevas instalaciones en Ujué (presupuestada en 923.749,99 €) y Meoz (presupuestada en 181.973,49 €), mientras que Zigaurre se conectará a la depuradora ya existente de Baztan, lo que supondrá una inversión de 132.394,45 €.
   
Además, en este paquete de inversiones se contempla la renovación total de plantas ya antiguas y amortizadas, como es el caso de Olazti/Olazgutía (2.058.728,64 € de inversión para una remodelación completa) y Fitero (1.861.100,20 €). Las medidas también incluyen la mejora en depuradoras que requieren mayor capacidad de tratamiento o más efectividad en el mismo, como es el caso del tanque de tormentas de Valtierra (500.356,77 €), de la línea de fangos de Estella-Lizarra (942.454,86 €), de la ampliación de Cintruénigo (415.487,54 €) o de la renovación eléctrica en Bajo Ega, que atiende a las poblaciones de Andosilla, Cárcar y San Adrián (131.813,32 € de inversión).
  

Placas solares
 

Por otra parte, NILSA potencia la energía solar con la instalación de paneles fotovoltaicos. Esta iniciativa tiene como objetivo dotar al mayor número posible de depuradoras de placas para potenciar esta energía limpia y reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, así como ahorrar en el gasto de electricidad.
 
No en todas las instalaciones es posible llevar a cabo esta práctica, ya que en algunas lo desaconseja la climatología, pero el objetivo es extender al máximo esta buena práctica a favor del ahorro y en la lucha contra el cambio y climático y por la sostenibilidad.
 
 

 
 
Los buenos resultados obtenidos en 2019 en la planta-piloto de Beire-Pitillas avalan su extensión en 2020 a otras instalaciones.
 
Cabe recordar que Beire-Pitillas fue la primera depuradora en contar con 36 paneles solares, que ocupan una superficie de 59 metros cuadrados, y que sirven para autoabastecer de energía a la planta. Su potencia es de 9,9 kWp* y supone una reducción de 4.677 kilogramos anuales de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, mientras que la inversión requerida ha sido de 14.300 euros. 

En el caso de Tudela, la potencia es de 100kWp, la superficie de placas abarca 600 metros cuadrados (306 módulos de paneles de casi dos metros cuadrados por módulo) y la adjudicación, realizada en diciembre, fue de 97.438,91 euros. Las placas estarán operativas la próxima semana.
 
En Tafalla-Olite, la adjudicación se produjo en marzo por importe de 94.438,91 euros, las obras acaban de comenzar y su previsión de finalización es agosto. Por otra parte, las placas de Bajo Ebro, adjudicadas por 41.421,62€ también el pasado marzo, se instalarán entre julio y agosto.
 
Cabe recordar que Tudela consume unos 15.000 euros mensuales de electricidad -que supone el mayor gasto de la operación y mantenimiento de las depuradoras en Navarra-, mientras que Tafalla-Olite ronda los 10.000 euros y Bajo Ebro, los 7.000 euros. Si bien la energía que produzcan estos paneles no autoabastecerá completamente la requerida por las instalaciones, sí alcanzará el 19% del consumo anual de cada depuradora.
 
Finalmente, hay que subrayar la inminente licitación en junio de los paneles correspondientes a las instalaciones de Bajo Arga (da servicio a Marcilla, Caparroso, Funes, Falces y Peralta), Bajo Ega, Cursos Medios del Irati (Aoiz, Ekay y Aós) y Valtierra-Arguedas, con importes previstos de 165.555,66€ (Bajo Arga); 228.891,66€ (Bajo Ega); 138.163,71€ (Cursos Medios del Irati); y 111.763,23€ (Valtierra-Arguedas).
 

Licitaciones paralizadas por la pandemia

 
Estas licitaciones, previstas para el primer trimestre de 2020, no han podido llevarse a cabo a tiempo debido a la pandemia de coronavirus, que dio lugar al estado de alarma el pasado 14 de marzo y ha paralizado las tramitaciones de licencia de obras en los ayuntamientos.
 
En estos momentos, se está recuperando la normalidad para cumplir el plan establecido con no más de tres meses de retraso. En cualquier caso, las oficinas de NILSA han permanecido abiertas con un equipo de cuatro personas de urgencia durante toda la crisis y las labores de campo se han mantenido con servicios presenciales, ya que el agua fue declarado un sector estratégico.
 
El resto de la plantilla se encuentra en teletrabajo, lo que ha permitido que la planificación del primer semestre no haya sufrido retrasos significativos y ahora pueda contribuir a reactivar el sector económicamente a través de estas actuaciones, que suponen un total de 8.583.635,32 €.
 

Fuente www.nilsa.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies