Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

NILSA saca a licitación la depuradora de Oroz-Betelu en Navarra por más de 500.000 €


12/09/2021

Saneamiento urbano
NILSA saca a licitación la depuradora de Oroz-Betelu en Navarra por más de 500.000 €

 

  • Durante 2020, la pandemia por COVID ralentizó los trámites necesarios y la adjudicación se producirá antes de diciembre, con el inicio de las obras previsto en el primer trimestre de 2022
 
Oroz-Betelu cuenta con 153 habitantes censados, cuyas aguas residuales van a parar, a través de los emisarios construidos en 2004, a un Imhoff de hormigón construido también hace diecisiete años. A partir del próximo año, contará con una depuradora completa, cuyo proyecto de obra ha salido a licitación por 537.401,67 euros a través del Portal de Contratación Pública del Gobierno de Navarra.

La nueva instalación se situará en una parcela en la margen derecha de la carretera NA-2040, que linda, por un lado, con la carretera y, por el otro, con el embalse de Itoiz. Hasta esta parcela habrá que conducir el agua residual mediante bombeo, que se ubicará junto al actual Imhoff. Este tanque se utilizará como elemento de seguridad. En caso de que el bombeo alivie el agua por falta de capacidad debido a episodios extraordinarios de caudal, el agua sucia se almacenará en el Imhoff, de tal forma que al menos se produzca una decantación previa y exista un tiempo de retención antes de que llegue finalmente al río Irati.

Además, se dispondrá de un sistema de telecontrol –supervisión a distancia, desde las oficinas de NILSA o a través de internet–, que permitirá tener conocimiento inmediato de cualquier avería o alarma, que serán atendidas en un plazo máximo de 24 horas. Por otra parte, personal de mantenimiento visitará semanalmente la instalación para realizar una supervisión de los niveles de fango y del estado general, así como para retirar  residuos y actualizar la jardinería.

La nueva instalación está diseñada para tratar un caudal medio diario de 0,69 litros por segundo (60 m³/día), siendo el máximo admisible en la planta de 4,84 litros por segundo, momento a partir del cual la planta dejaría de funcionar, caso muy improbable, dado que es siete veces más del caudal medio previsto. El caudal que se ha considerado en momentos de fuertes avenidas de agua, por episodios de lluvias torrenciales o tormentas, por ejemplo, es de 1,66 litros por segundo.
 

Antecedentes


En junio de 2017, NILSA redactó el primer proyecto para dotar a la población de una depuradora más completa y actualizada. Sin embargo, la Confederación Hidrográfica del Ebro emitió un informe desfavorable al tener en cuenta las curvas de inundabilidad generadas por la construcción del azud de cola de pantano de Itoiz. Estas curvas elevaban la cota de inundación y el proyecto se ubicaba dentro del periodo de retorno de inundación de cien años, por lo que en noviembre de 2018 se redactó una nueva propuesta.

En diciembre de ese mismo año el Ayuntamiento solicitó una nueva ubicación por razones de cercanía a la localidad y de impacto visual, tan importantes en esta localidad del pre-Pirineo. Por tanto, NILSA inició el estudio de una tercera ubicación, junto a la carretera, en 2019, que finalmente consiguió el acuerdo unánime a finales de año. Durante 2020, la pandemia por COVID ralentizó los trámites necesarios y la adjudicación se producirá antes de diciembre, con el inicio de las obras previsto en el primer trimestre de 2022. La duración de las mismas será de un semestre.
 

Fuente www.nilsa.com


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies