Radiografía del mejillón cebra, una de las especies invasoras más perjudiciales


30/07/2019

Especies invasoras
Radiografía del mejillón cebra, una de las especies invasoras más perjudiciales

 

  • El mejillón cebra ( Dreissena polymorpha ) es un molusco, considerado como una de las 100 especies invasoras más perjudiciales del planeta, por su impacto ambiental y económico
 
Originario del mar Caspio, su área de distribución se ha ido ampliando a diferentes países del hemisferio norte. Los expertos coinciden en que el factor más probable de expansión del mejillón cebra es el transporte de larvas mediante el movimiento de agua de un lugar a otro, a través del traslado de embarcaciones, remolques, vehículos y todo tipo de equipamiento que haya estado en contacto con el agua infestada.
 
Además de provocar alteraciones medioambientales en la zona donde se encuentra, sobre todo en cuanto a la fauna autóctona, su presencia genera pérdidas económicas por los daños en infraestructuras hidráulicas, dado que forma colonias masivas sobre cualquier sustrato que se encuentre en contacto con aguas infestadas , obstruyendo conducciones y favoreciendo la corrosión de los metales.
 

En Cataluña, desde 2001

 
El primer registro de una población consolidada de esta especie en España se produjo en el tramo bajo del río Ebro en 2001, los embalses de Flix y Riba-roja. En 2004 se detectaron ejemplares adultos en Mequinenza, y en 2006 ya se había extendido por otros sub-cuencas, llegando hasta la cabecera del Ebro. Desde 2011, han aparecido nuevos embalses afectados aguas arriba del primer foco de infestación con mayor o menor incidencia.
 
 
 
En cuanto a las cuencas internas de Cataluña, se ha detectado este molusco en el embalse de la Baells desde 2011. La erradicación total del mejillón cebra en los lugares ya colonizados es prácticamente imposible, por lo tanto, es indispensable prevenir su expansión hacia otras áreas aún no colonizadas. 
 
En la actualidad continúa la presencia del mejillón cebra en la Baells, mientras que en el resto de puntos de control que examina y controla la ACA no hay presencia de esta especie.
 

Medidas preventivas y de control

 
Con el objetivo de evitar la propagación de especies exóticas invasoras y muy especialmente del mejillón cebra, las embarcaciones y, en general, cualquier material que entre en contacto con el agua debe ser cuidadosamente lavado. El protocolo de limpieza , por lo tanto, debe seguir varias fases: inspección visual, drenaje, lavado cuidadoso -tanto de la embarcación como del tràiler-, el secado y evitar el transporte de agua con larvas e individuos adultos adheridos.
 
 
 
 
Por otra parte, la Agencia Catalana del Agua (ACA) lleva a cabo, dos veces al año, el control de varios embalses y estanques de las cuencas internas para confirmar o descartar la presencia del mejillón cebra.
 
 
 

Instalación de testigos

 
Desde 2017 se han instalado testigos de mejillón cebra en todos los embalses que se controlan (excepto Siurana que ya dispone y es de la CHE) para comprobar en el caso de la Baells el avance de la invasión y en los otros embalses la presencia de esta especie. 
 
 
 
 
Se trata de cuerdas de 20 metros de longitud donde se puede ver la densidad de la colonización en diferentes profundidades. En la Baells, entre los 5 y los 8 metros de profundidad es donde se han encontrado más individuos, aunque hay a lo largo de toda la cuerda.
 

Fuente aigua.blog.gencat.cat


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies