Reutilización de aguas depuradas en las industrias agroalimentarias


21/02/2019

Reutilización
Reutilización de aguas depuradas en las industrias agroalimentarias

 

  • El uso de aguas residuales depuradas para la agricultura ya está aportando sustanciosos beneficios en materia de gestión hídrica a determinadas industrias agroalimentarias españolas
 
Las aguas residuales de las industrias agroalimentarias son habitualmente conducidas a una estación depuradora de aguas residuales industriales (EDARI) donde son tratadas en diferentes fases antes de ser vertidas a la red de alcantarillado municipal o al dominio público hidráulico. Sin embargo, cada vez es más habitual su reutilización y todo apunta a que en el futuro, el agua regenerada será mucho más utilizada.
 

¿Qué es la reutilización de agua?

 
La reutilización de agua es el proceso que permite volver a utilizar el agua tratada en las depuradoras. Para poder ofrecer este segundo uso es necesario aplicar un tratamiento adicional al tratamiento convencional de depuración. Las aguas tratadas para su reutilización se denominan aguas regeneradas.
 
El RD 1620/2007, que establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas residuales, permite cinco usos para las aguas regeneradas: urbanos, agrícolas, industriales, recreativos y ambientales.
 
Para las industrias de alimentación y bebidas son frecuentes los usos agrícolas (riego de cultivos), industriales (torres de refrigeración o condensadores evaporativos) o urbanos (lavado industrial de vehículos), entre otros. Para poder hacer uso de aguas regeneradas se deberá obtener permiso, así como una aprobación previa de las autoridades sanitarias.
 
Para que su reutilización sea posible deben recibir tratamientos adicionales de regeneración. Estos tratamientos pueden usar distintos procesos tecnológicos o la combinación de varios de ellos. La elección de éstos depende de factores como contaminantes específicos, cantidad o calidad de aguas residuales entrantes, el uso posterior previsto del agua, los costes y otros factores como el uso de energía y las opciones disponibles para la eliminación de los desechos.
 

Procesos y tecnologías para la reutilización de agua

 
Según la Asociación Española de Desalación y Reutilización, actualmente se pueden clasificar los procesos de reutilización más comunes en 4 tipos:
 
  • Reutilización básica: está basada en tratamientos biológicos secundarios para la reducción de materias en suspensión y la eliminación de nutrientes como el nitrógeno y el fósforo.
  • Tratamientos terciarios: son los tratamientos en los que además de la reutilización básica, se añade un proceso de filtración para eliminar mayor cantidad de materias en suspensión y posteriormente se realiza un proceso de desinfección. En este tipo de proceso también podríamos incluir los Reactores Biológicos de Membranas (MBR, en inglés) que combinan el tratamiento biológico y la filtración en la misma etapa de tratamiento.
  • Tratamientos terciarios avanzados: son los tratamientos que además de incluir los dos anteriores, añaden también Procesos de Oxidación Avanzada (AOP, en inglés) y posteriormente una etapa de adsorción de los subproductos generados.
  • Tratamientos multi-barrera, multi-membrana o triple-barrera: estos tratamientos de reutilización incluyen etapas de Micro o Ultra-Filtración, Nano-Filtración u Ósmosis Inversa, seguidas de una Desinfección o AOP.


Uso eficiente del recurso hídrico: caso de éxito de J. García Carrión

 
El uso de aguas residuales depuradas para la agricultura ya está aportando sustanciosos beneficios en materia de gestión hídrica a determinadas industrias agroalimentarias españolas.
 
La reutilización de agua favorece el objetivo de “vertido cero” de J. García Carrión en la planta del grupo situada en Andévalo (Huelva), donde se ha alcanzado el consumo neto nulo de agua. El 100% del volumen de agua empleada en el proceso de fabricación del zumo se usa posteriormente para el riego de las 1.500 hectáreas de naranjos que la propia empresa cultiva alrededor de la fábrica.
 
La planta de zumo de J. García Carrión usa 500.000 m3 de agua al año en sus instalaciones industriales y 5 Hm3 para el riego de su plantación de naranjos. La aplicación de un sistema de tratamiento multi-etapa que incluye anaerobio de alta carga, MBR y desinfección con hipoclorito ha permitido a la empresa reutilizar la totalidad del agua consumida en fábrica para riego cumpliendo con el RD 1620/2007.
 
Si quiere saber más sobre el tema, le animamos a que asista al III seminario técnico internacional “Economía Circular en la Gestión del Agua de las Industrias Agroalimentarias que tendrá lugar en AINIA el próximo 9 de abril.
 

Fuente www.ainia.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.