Seleccione el material adecuado para sus bombas de aguas residuales

Seleccione el material adecuado para sus bombas de aguas residuales


22/12/2016

Bombas aguas residuales
Seleccione el material adecuado para sus bombas de aguas residuales
  • Por Isabelle Kliger 
 
Durante las últimas décadas, las aguas residuales se han hecho más y más complejas. Por ello, el material de las bombas debe elegirse cuidadosamente en función de la composición de las aguas residuales, ya que así se podrá garantizar un rendimiento óptimo con el mínimo costo posible.
 
Impeller ha entrevistado a Johanna Johansson, ingeniera de aplicaciones de Xylem y autora de un nuevo informe sobre cómo seleccionar los mejores materiales de las bombas para aplicaciones en aguas residuales. 
 
“Recibimos muchas consultas sobre la selección del material y sobre en qué momento debe hacerse”, explica Johansson. “Este nuevo estudio ayudará a los clientes a decidir cuál es la solución más confiable y  duradera en función de sus necesidades específicas”.
 
El mencionado trabajo, “Material selection for wastewater pumps: raise performance and extend system lifetime” (“Selección de material para bombas de aguas residuales: aumento del rendimiento y la vida útil del sistema”), está basado en años de investigación y de pruebas realizadas tanto sobre el terreno como en los laboratorios Flygt de Xylem.
 
“Queremos que nuestros clientes logren una óptima vida útil del producto con el menor costo posible”, comenta Johansson. “Cuando hablamos de costo, nos referimos al costo total, es decir, al que incluye la compra inicial más la necesidad continua de mantenimiento, junto con una elevada eficiencia sostenible. Si elige los materiales correctos desde el principio, tendrá menos problemas, lo que significará disminuir los costos generales y, finalmente, contar con una solución más eficaz”. 
 


Más cantidad de arena y gravilla en las aguas residuales

 
“La elección del material dependerá del tipo de agua residual a la que va a estar expuesta la bomba”, explica Johansson. “Estas últimas décadas, la complejidad de las aguas residuales se ha incrementado por varias razones. Un ejemplo de ello es que las zonas asfaltadas han aumentado en los pueblos y en las ciudades. Este factor ha elevado la concentración de agua y gravilla en las aguas residuales haciendo que el grado de desgaste abrasivo de las piezas hidráulicas de las bombas sea mayor. En otras áreas, el costo creciente de la mano de obra ha hecho que sea más rentable que las propias bombas transporten las partículas que emplear camiones con métodos de vacío para extraer la arena y la gravilla del sistema”. 
 
Teniendo en cuenta dicho aumento de la abrasión, Xylem ha realizado pruebas de desgaste exhaustivas con arena en su laboratorio Flygt. Estos tests, en los que se ha comparado el desgaste material de fundición de hieroo, del acero inoxidable y del hierro duro (fundición aleada de alto cromo), han demostrado que los impulsores de acero inoxidable y la fundición de hierro se desgastan aproximadamente a la misma velocidad, mientras que los impulsores de hierro de gran dureza duran aproximadamente el triple.

 

Seleccionar el material óptimo

 
La mayoría de las aplicaciones habituales para aguas residuales soportan una cantidad pequeña de contenido corrosivo y abrasivo. De acuerdo con las explicaciones de Johansson, la solución más idónea en estos casos es el impulsor de fundición de hierro. Sin embargo, cuando la cantidad de partículas abrasivas es muy elevada, la mejor opción es el impulsor de hierro duro o fundición de alto cromo. El hierro duro tiene una resistencia al desgaste extremadamente elevada gracias a los carburos de cromo duro incrustados.
 
Además de las partículas abrasivas, otros factores que influyen en la selección del material son el contenido de cloruro, el valor del pH, la temperatura y el contenido de oxígeno. Cuando las aguas residuales contienen sustancias corrosivas, la bomba necesita estar protegida con un revestimiento de resina epoxi especial y ánodos de zinc, independientemente del material que se haya elegido para el impulsor.
 
“A veces se cree erróneamente que el impulsor de acero inoxidable es la opción más eficaz en los casos en los que hay presencia de cloruros en las aguas residuales”, comenta. “Sin embargo, el hierro duro es la opción más adecuada, principalmente para las aplicaciones que exigen gran solidez y durabilidad. Una de las razones radica en el bajo potencial electroquímico del hierro duro, que reduce el riesgo de corrosión galvánica”.
 
 
Puede descargar el informe completo en http://impeller.xyleminc.com
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente impeller.xyleminc.com


Política de cookies