SMA amplía su presencia en Angola con la comercialización de dos nuevas plantas depuradoras en el país

SMA amplía su presencia en Angola con la comercialización de dos nuevas plantas depuradoras en el país


27/09/2015

Internacional
SMA amplía su presencia en Angola con la comercialización de dos nuevas plantas depuradoras en el país
  • SMA – Soluciones Medioambientales y Aguas – ha cerrado un nuevo contrato con Angola para la instalación de dos depuradoras modelo STP con capacidad para tratar conjuntamente las aguas residuales de cerca de dos mil habitantes
 
SMA amplía así su presencia en el país africano donde hace dos años implantaba en un centro educativo de la ciudad de Benguela su primera planta, una depuradora STP con capacidad para tratar las aguas residuales de cerca de doscientas cincuenta personas.
 
Con la comercialización de estos dos nuevos equipos, SMA – Soluciones Medioambientales y Aguas – avanza en su expansión en el mercado africano y su proyección exterior.
 
Entre las principales ventajas competitivas que ofrecen las plantas depuradoras de tratamiento de aguas residuales domésticas STP están la sencillez y rapidez de instalación, la escasa obra civil, la simplicidad de mantenimiento, su bajo coste de explotación, así como su alta calidad constructiva y de materiales.
 
Las depuradoras se suministran prefabricadas con todos los elementos y componentes ya instalados, estando formadas por un único cuerpo compacto móvil que hace posible que puedan ser desconectadas y trasladadas en cualquier momento a otra ubicación.  Son de hecho equipos fácilmente transportables, cuya instalación se lleva a cabo de forma aérea y que se instalan en el lugar de origen del vertido, disminuyendo así los costes de mantenimiento y reparación.
 

Funcionamiento

 
Su funcionamiento se basa en un proceso biológico aeróbico, de aireación prolongada y recirculación de fangos activos, seguido de un proceso terciario de desinfección por ozonización, con lo que la depuración se efectúa a través de procesos naturales que no producen olores,  ni ruidos, ni generan lodos que deban ser retirados periódicamente, y de forma automática –no requieren de personal que gestione su actividad diaria-.
 
Además, consiguen importantes ahorros hídricos al no necesitar de grandes redes de canalización para su funcionamiento, evitando así la pérdida de fluidos contaminantes y de un bien escaso como es el agua.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.smasa.net


Política de cookies