Tratamiento de aguas residuales en un taller de pintura


04/04/2019

Depuración industrial
Tratamiento de aguas residuales en un taller de pintura

 

  • Para que su vehículo tenga un acabado perfecto, todos los procesos en el taller de pintura del tradicional fabricante británico de coches deportivos, Aston Martin, deben funcionar a la perfección
 
Una de las partes más importantes del proceso es el tratamiento de las aguas residuales. Una avería en el funcionamiento de la depuradora afectaría directamente a la calidad de la pintura. Todas las aguas residuales generadas en el proceso se reciclan, de forma ecológica, en un circuito cerrado. 
 

Depósito de sedimentación

 
Uno de los componentes más importantes del tratamiento de las aguas residuales es el depósito de sedimentación, donde se eliminan las sustancias sólidas del agua. Dos potentes bombas de alimentación llenan el depósito y transportan al mismo tiempo las aguas residuales sin depurar hacia abajo.
 
El depósito se airea de forma intensiva para intensificar el proceso de separación. Al mismo tiempo, los materiales sólidos retirados se hunden hacia el fondo. El agua depurada y aireada fluye por un rebosadero hacia el resto de etapas del tratamiento y, finalmente, vuelve a entrar en el taller de pintura para ser utilizada de nuevo. En el depósito de sedimentación, los materiales sólidos separados se bombean y eliminan regularmente.
 

La solución

 
En el depósito de sedimentación entran hasta 140.000 litros de aguas residuales por minuto. La superficie es extremadamente turbulenta y se forma una espuma relativamente fuerte y adherente.
 
El sensor radar sin contacto, VEGAPULS WL 61, encapsulado en plástico con IP 68 es idóneo para las duras condiciones del proceso y, en este caso, la solución perfecta para medir el nivel. La densidad del producto, el porcentaje de sustancias sólidas e, incluso, la fuerte generación de espuma, no afectan de ningún modo a la precisión de la medición.
 
El sensor mide en todas las condiciones de llenado imaginables de forma segura y con precisión milimétrica. Gracias a su elevada precisión, el VEGAPULS WL 61 regula incluso la entrada de agua dulce para compensar la evaporación. No es necesario limpiar el sensor manualmente.
 

Utilidades para el usuario
 

  • Uso eficiente del caudal disponible gracias a una rápida reacción del sensor.
  • Alto nivel de seguridad gracias a unos datos de medición fiables.
  • Reducción de costes y mayor seguridad gracias a un funcionamiento automático, sin necesidad de mantenimiento.
  • Ahorro de tiempo gracias a la reducción de averías y a que no es necesaria su limpieza.
 

Fuente www.vega.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies