Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Varios municipios de California en USA apuestan por la reutilización potable indirecta


23/08/2018

Reutilización
Varios municipios de California en USA apuestan por la reutilización potable indirecta

 

  • El portal público de noticias Valley Public Radio ha publicado un excelente reportaje escrito, acompañado de un video muy divulgativo, sobre la reciente iniciativa de dos municipios californianos, Fresno y Clovis, de iniciar el proceso de autorización para poder incorporar agua regenerada en el suministro de agua de consumo humano
 
Quienes hayan visitado Disneylandia, Cambria y muchas otras zonas de Los Ángeles, han degustado muy probablemente un trago de agua regenerada producida mediante procesos avanzados.
 
Agua regenerada significa realmente eso, un agua que previamente ha pasado por una estación depuradora de aguas residuales. Durante muchos años esta agua regenerada ha contribuido a que Orange County pueda satisfacer las necesidades de su creciente población y reducir el descenso de sus menguantes acuíferos. Pronto, ese mismo tipo de agua podrá ser abastecida en Clovis y Fresno como agua de consumo humano.
 

Iniciativa de Fresno y Clovis

 
Fresno y Clovis disponen de estaciones de depuración de aguas residuales provistas de procesos de tratamiento con los que regenerar el agua hasta un nivel de calidad que satisface las normas estatales de calidad aplicables al agua de consumo humano.
 
En estos momentos, ninguna de las dos ciudades está utilizando esas aguas para el abastecimiento público, de acuerdo con las leyes estatales. Ambas ciudades utilizan esas aguas para el riego de jardinería. Fresno ha comenzado un programa piloto para el riego de jardinería en el centro urbano, la parte suroccidental de la ciudad y el Roeding Park. Durante casi 10 años, Clovis ha estado utilizando también el agua regenerada en sus instalaciones de regeneración avanzada para el riego de jardinería.
 
En este momento, Clovis y Fresno se plantean adoptar nuevas iniciativas. Ambos municipios están entre las 22 agencias estatales que colaboran con el Consejo Estatal de Agua para obtener los permisos necesarios que les permitan suministrar a sus ciudadanos una parte de estas aguas a través de sus grifos domésticos, dentro de unos pocos años.
 
“Es una idea cuyo tiempo de aplicación ha llegado”, en palabras de Dan Schlenk, profesor de Environmental Toxicology en la Universidad de California en Riverside. El Prof. Schlenk ha formado parte de dos paneles organizados por el Consejo Estatal del Agua en los que se ha examinado los contaminantes de preocupación emergente. En su opinión, “no debería haber mayores preocupaciones por el hecho de beber agua regenerada utilizando procesos avanzados de tratamiento”.
 
“El agua tratada con estos procesos no es la misma que sale del inodoro. Esta agua ha sido sometida a un número ingente de procesos de tratamiento y cuesta un montón de dinero hacer todo eso. El público no es consciente de que el agua que se recoge en el inodoro es sometida a un gran número de procesos, antes de que llegue a salir por el grifo. La cuestión es que cada una de las gotas de agua que bebemos procede de algún sitio. Puede evaporase desde el océano hasta la atmósfera y volver en forma de lluvia, pero todas las gotas de agua son de agua reciclada. Y esta agua es segura. El riesgo básico es extremadamente bajo, si es que incluso se puede medir”.
 

Autorización estatal

 
Para conseguir que esa agua sea apta para el consume humano, las ciudades deben seguir un proceso de autorización estatal. El subdirector del departamento de empresas públicas de Fresno informa que la ciudad desea eventualmente “captar una parte de esa agua regenerada y ponerla en nuestras instalaciones de recarga que explotamos actualmente, de modo que el agua pueda percollar de nuevo en el acuífero durante un cierto periodo de tiempo. Posteriormente, podremos extraer esa agua que ha percolado y se ha convertido en agua subterránea y utilizarla como fuente de agua de consumo humano,”
 
En Fresno, el destino propuesto para esas aguas altamente regeneradas es Leaky Acres en la autopista 168 y la avenida Ashlan. La ciudad dispone también de un punto de recarga mucho menor al oeste de Fresno. Clovis plantea conducir el agua regenerada a la balsa situada en la avenida Marion para recarga en la parte norte de la ciudad. Una vez que el agua se ha incorporado en la balsa, será mezclada con aguas superficiales, percolará en el terreno, recargará los acuíferos y será extraída de los pozos para el suministro a las viviendas.
 
Este plan requerirá un considerable compromiso financiero por parte de los contribuyentes municipales o la obtención de apoyos financieros mediante ayudas y préstamos con los que pagar el coste de las nuevas conducciones. Los responsables de Fresno están valorando otros proyectos realizados en el estado, en concreto el Pure Water de San Diego, un plan de 20 años para conseguir que una tercera parte del agua de consumo público proceda de agua regenerada.
 
La población de Fresno y Clovis ha venido aumentando durante décadas. La población actual de Clovis es cuatro veces superior a la de hace 30 años, mientras que Fresno ha duplicado su población en esas tres décadas. Durante esos años, ambas ciudades han venido extrayendo agua de sus pozos, lo que ha ocasionado el agotamiento de los acuíferos y la disminución del nivel piezométrico. Durante los últimos 15 años, Fresno y Clovis comenzaron a utilizar aguas superficiales de los ríos locales. Ambas ciudades construyeron estaciones de potabilización de agua con objeto de purificar el agua extraída de los ríos Kings y San Joaquín y así reducir las extracciones de los pozos.
 
Fresno está utilizando un préstamo estatal de bajo interés por valor de 105 millones de dólares para la explotación de la estación regional de regeneración de agua Fresno-Clovis que produce 20.000 m3/día de agua regenerada. Según el subdirector del departamento de empresas públicas de Fresno, “la ciudad ha funcionado históricamente como un sistema de aguas subterráneas. Toda nuestra agua de consumo humano se extrae directamente del acuífero mediante 260 pozos, lo que ha hecho que el nivel piezométrico descienda más de 30 m”.
 

Uso del agua regenerada

 
Una de las razones principales por las que Fresno y Clovis se están planteando aumentar el uso de agua regenerada es la implantación de la ley estatal sobre Gestión Sostenible de los Acuíferos.
 
Según el director general de la comunidad de regantes de Fresno, “el Valle Central ha sido identificado como una cuenca críticamente sobre-explotada, lo que quiere decir que estamos extrayendo más agua de la que se está recargando”.
 
Cada una de las cuencas designadas como críticamente afectadas debe disponer de un plan de gestión antes de 2020. “Para el año 2040 debemos ser sostenibles, lo que implica que deberemos incorporar en el acuífero un volumen de agua igual al que estamos extrayendo, de modo que los niveles piezométricos se estabilicen. Y eso significa que habremos de recurrir al ahorro de agua y la utilización de todas las fuentes de suministro de agua disponibles, tanto superficiales, como aguas subterráneas y aguas regeneradas. Hemos de evaluar las posibles formas de utilizar esas fuentes de agua, en cuanto que todas ellas forman parte de la solución global que nos ha de hacer sostenibles para 20140”.
 
Según el director de las empresas de servicios públicos de Clovis, “los requisitos estatales para la sostenibilidad de los acuíferos proyectan una gran preocupación. No queremos que se produzca ninguna consecuencia negativa sobre nuestros acuíferos, de modo que, si no podemos satisfacer nuestras demandas futuras con nuestros abastecimientos de agua, e incluso si lo pudiéramos hacer, queremos reducir las extracciones del acuífero. Para ello, hemos de valorar a todas y cada una de las fuentes de abastecimiento de agua adicionales de las que podamos disponer”.
 
Hacer que el agua regenerada llegue a los sistemas de distribución de agua de consumo humano de las ciudades requerirá un par de años todavía. Según el director de la unidad de aguas regeneradas del Consejo Estatal del Agua, “hará falta uno o dos años para completar el proceso de solicitud de permisos. Una vez conseguidos los permisos, las ciudades podrán iniciar la construcción de las conducciones. Por el momento, el estado no ha indicado la existencia de problemas relativos a la calidad del agua regenerada".
 
“Si han visitado la ciudad de Los Ángeles y el parque de atracciones de Disneylandia, y han bebido agua del abastecimiento público en alguna de esos lugares, pueden estar seguros de que han ingerido un poco de agua regenerada. Nadie puede notar la diferencia. Es un proceso que ofrece una protección muy alta de la salud pública. De hecho, el proyecto de recarga de acuífero potable del Orange County Water District es un líder mundial. Otros municipios utilizando este tipo de agua son Cambria y Monterey, cuyos proyectos se iniciaron recientemente”.
 
El Consejo Estatal del Agua está preparando una nueva normativa para permitir que un agua regenerada de alta calidad pueda ser incorporada directamente en un sistema de abastecimiento de agua de consumo humano o en la entrada de aguas sin tratar inmediatamente aguas arriba de una estación de potabilización de agua. Estas normas habrán de estar disponibles en 2023.
 

Fuente www.asersagua.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies