Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Vigilancia sistemática del SARS-CoV-2 en las aguas residuales de la UE


07/04/2021

I+D+i
Vigilancia sistemática del SARS-CoV-2 en las aguas residuales de la UE

 

  • La UE pretende establecer un sistema de vigilancia de las aguas residuales para todo el territorio comunitario con la intención de complementar otras acciones en la lucha contra la COVID-19
 
Desde la Unión Europea se ha constatado el valor que tiene el control de las aguas residuales como herramienta de apoyo en las estrategias de vigilancia y detección de la COVID-19, por ello se aprueba la Recomendación (UE) 2021/472 DE LA COMISIÓN de 17 de marzo de 2021 sobre un enfoque común para establecer una vigilancia sistemática del SARS-CoV-2 y sus variantes en las aguas residuales de la UE.
 

¿Qué objetivo plantea la Recomendación?

 
La UE pretende establecer un sistema de vigilancia de las aguas residuales para todo el territorio comunitario con la intención de complementar otras acciones en la lucha contra la COVID-19.
 
A la hora de construir este sistema o red se van a plantear requisitos mínimos para unas estrategias eficientes de vigilancia de las aguas residuales y el uso de métodos comunes de muestreo, ensayo y análisis de datos. Apoya el intercambio de resultados y mejores prácticas a través de una plataforma de intercambio europea.
 
Considerando la importancia de todas las medidas que puedan contribuir al control y erradicación de la pandemia, desde la Comisión piden que los Estados miembro dispongan de estos sistemas antes del próximo 1 de octubre de 2021.
 

Principales características de los sistemas

 
Los sistemas se plantean para realizar el seguimiento de núcleos de población relevantes, como mínimo ciudades de más de 150 000 habitantes, con una frecuencia mínima de muestreo de dos muestras semanales.
 
La frecuencia mínima de muestreo y la cobertura geográfica deben adaptarse en función de la situación epidemiológica, pudiendo reducirse cuando se estime que no hay riesgo para la población, quedando en una muestra por semana.
 
Las muestras deben tomarse en las entradas de las instalaciones de tratamiento de aguas residuales o antes, en su caso, en las redes de recogida de aguas residuales. La presencia del virus SARS-CoV-2 y sus variantes debe analizarse periódicamente, preferiblemente dos veces al mes.
 
La definición de los lugares y de las frecuencias de muestreo debe adaptarse a las necesidades locales (por ejemplo, los colectores principales de aguas residuales y los subsistemas de interés conectados, por ejemplo, a partes de ciudades, hospitales, escuelas, campus universitarios, aeropuertos, otros centros de transporte, centros de jubilados, cárceles, etc.).
 

Métodos de muestreo y análisis

 
Los Estados miembros deben garantizar que:
 
  • Las muestras se tomen a lo largo de un período de 24 horas, utilizando un muestreador de flujo o muestras tomadas a intervalos regulares, y durante períodos secos, cuando sea posible, o bien corrigiendo la influencia de los fenómenos meteorológicos mediante normalización, utilizando el caudal correspondiente de aguas residuales de 24 horas durante el tiempo de muestreo y el tamaño de población a que dé servicio el alcantarillado para calcular las cargas virales por persona y día.
  • Los análisis se lleven a cabo en laboratorios que sigan métodos adecuados de RT-PCR en condiciones estándar de gestión de la calidad.
  • La detección de variantes se base en métodos de secuenciación genética debidamente documentados.
  • Los laboratorios participen en las pruebas de aptitud adecuadas organizadas por proveedores acreditados y utilicen, en su caso, materiales de referencia (certificados).
  • Se respeten las normas de calidad específicas (Normas para la PCR/Digital-PCR (reacción en cadena de la polimerasa)).
 

Otras acciones adicionales

 
Los Estados miembros en colaboración con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) llevarán a cabo medidas para reforzar estos sistemas, las medidas consistirán en:
 
  • Recopilar y compartir las mejores prácticas.
  • Recoger los resultados de las actividades de vigilancia de las aguas residuales.
  • Publicar y actualizar periódicamente los métodos de muestreo y análisis.
  • Crear una lista voluntaria de expertos que participen en la vigilancia de las aguas residuales y en la prevención y el control de enfermedades mediante la vigilancia de las aguas residuales.
  • Organizar un entorno de colaboración que promueva la intercalibración de enfoques y el intercambio de las mejores prácticas.
 
Si necesitas un asesoramiento para este tipo de controles, desde AINIA podemos ayudarte a través de nuestro servicio de análisis de detección del SARS-CoV-2 en aguas residuales. En AINIA contamos con un equipo multidisciplinar que pueden ayudarte a resolver las cuestiones sobre esta materia.
 

Fuente www.ainia.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies