Jorge Chamorro, nos habla sobre la O&M de las EDAR en España y su actual problemática


22/10/2019

Jorge Chamorro, nos habla sobre la O&M de las EDAR en España y su actual problemática


 
Jorge Chamorro, es Ingeniero de Caminos Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid, Profesor Asociado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y Consultor Independiente.
 
Especialista en tratamiento y depuración de aguas residuales y en desalación, Jorge ha trabajado en empresas públicas como el Canal de Isabel II y en empresas privadas como Cadagua, DHA - Grupo Veolia, y HdosO.
 
En esta entrevista, Jorge nos da una visión actual sobre la depuración en España, los problemas habituales en la O&M de las plantas de tratamiento de agua, errores más frecuentes en su diseño y análisis de los puntos críticos así como los retos a los que se enfrenta el sector en los próximos años.
 

 
Jorge, todos nuestros lectores saben de tu especial preocupación por el tratamiento de las aguas residuales, prueba de ello es la cantidad de artículos técnicos y de opinión que en los últimos años has publicado al respecto, en el nuestro y otros medios del sector. En líneas generales, ¿cuál es tu visión actual sobre el estado de la depuración en España?
 
Contradictorio José Miguel, y te explico el por qué.
 
Por una parte están grandes profesionales al frente de la Operación y el Mantenimiento de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que hacen verdaderos milagros para mantenerlas en servicio y cumplir las autorizaciones de vertido (AV).
 
Por otra parte, tenemos unas infraestructuras obsoletas, que no se renuevan de forma adecuada y que, cada año disponen de menos presupuesto para operar y mantener.
 
 
Hablando de Operación y Mantenimiento en plantas de tratamiento de aguas y especialmente en EDAR, según tu experiencia Jorge, ¿como se está llevando este tipo de actuaciones, teniendo en cuenta el marco legal y reparto competencial en materia de depuración que tenemos en nuestro país?
 
Es un hecho que los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes, aunque tienen la competencia legal, no tienen, de facto, ni la competencia económica ni técnica para llevarla a cabo.
 
Algunas comunidades han suplido esto con un canon de saneamiento. Lástima que, políticos desaprensivos, hayan tergiversado y retorcido las leyes para usar esos cánones para otros menesteres diferentes al Ciclo Integral del Agua (CIA).
 
 

 
Leyendo algunos de tus artículos, descubrimos la gran cantidad de errores que se han cometido y se cometen en el diseño de muchas de nuestras actuales depuradoras de aguas residuales, ¿cómo es posible que a día de hoy, con el conocimiento que tenemos del proceso, sigamos cometiendo este tipo de fallos en el diseño, que desgraciadamente se van a ver reflejados en la O&M de la planta?
 
Hay varias razones.
 
Rara vez un diseñador ha trabajado en una EDAR y, por consiguiente, desconoce los problemas de proceso a los que se enfrentan los operadores. Se tiende a copiar diseños del siglo pasado que, en su día fueron innovadores, pero que, a día de hoy, han quedado obsoletos.
 
Y luego está la perversa gestión del diseño y construcción de las EDAR. Los responsables de la misma son entidades (Comunidades o Estado) que no las van a operar y en la que los costes de operación y mantenimiento les traen al pairo.
 
No así los costes de primera inversión que, cuanto menos sean, mejor para ellos. Resultado: Infraestructuras mal diseñadas, peor construidas y con numerosos problemas de operación y mantenimiento.
 
 
¿Cuáles son los errores más frecuentes que te has encontrado en los últimos años?
 
Hay muchos José Miguel, pero voy a ponerte dos ejemplo llamativos.
 
El primero afecta a los bombeos de entrada a la EDAR. Al no estar compartimentados en dos unidades independientes, cualquier actuación correctiva en ellos (acumulación de arenas y residuos, rotura de tuberías de impulsión, etc.,) requiere o la parada de la planta o realizar los trabajos en un entorno de alto riesgo.
 
La otra es en el proceso biológico de lodos activos. Se diseña potenciando la hidráulica y menoscabando la biología: no se pueden mantener, de forma independiente, diferentes configuraciones (tantas como balsas). De esta forma se cercena el gran potencial de la biotecnología de la que se dispone con procesos de lodos activos.
 
 
En algunas de tus intervenciones en nuestros Encuentros de Expertos, siempre haces una reflexión en cuanto a la división de los procesos de las EDAR, separando los Procesos Importantes & Procesos Potentes, ¿puedes darnos más detalles de este concepto?
 
Confundir un Proceso Potente con un Proceso Importante es un error muy común entre los diseñadores.
 
Si preguntáramos a un operador cuales son los procesos que le demandan mas atención, tanto de operación como de coste económico, te dirán que el pretratamiento y la deshidratación de lodos.
 
Y esos procesos son los que menos atención le prestan los diseñadores y, mucho menos, las administraciones responsables: son los que se sacrifican por las tensiones económicas en la construcción.
 
Los Procesos Potentes son los que utilizan la biotecnología y los procesos físico-químicos. Desgraciadamente, en los primeros, el diseño se centra en definir unos volúmenes de las balsas biológicas en función de unos datos medios de entrada.
 
Olvidando que las características del agua bruta están en continuo cambio y que requieren diseños de zonas polivalentes, recirculaciones internas adicionales y, lo que es mas importante, un diseño adecuado del clarificador o decantador secundario.
 
 
 
 
Por tanto, para ti el pretratamiento y la deshidratación de lodos son los puntos más críticos de la planta, ¿qué recomendaciones nos das al respecto en cuanto a su diseño inicial o posible mejora y ampliación posterior?
 
Las unidades de desbaste son capitales para el funcionamiento de una EDAR.
 
Se da la paradoja que, la mayoría de las EDAR, en España, depuran menos agua residual en periodos de lluvia que en tiempo seco. La razón es el colapso del desbaste. Y que no digan que es por las toallitas. Esto ocurre desde antes de que se inventase ese monstruo. 
 
No conozco, en cerca de 40 años de experiencia, que se haya hecho ningún protocolo para recibir una reja de desbaste y, mucho menos, que se haya puesto en práctica. Con lo fácil que es.
 
Recomendaciones para estos procesos, es definir un protocolo de aprobación y diseñar con compuertas automáticas en la entrada para poner en servicio el número de unidades adecuado al caudal que realmente este entrado en la EDAR en cada momento.
 
Para la deshidratación son muy sencillos: No minimizar, en el diseño, la producción de fangos generados en la línea de agua y no maximizar las prestaciones de los equipos (centrifugadoras y filtros banda).
 
Tampoco he conocido ningún protocolo de recepción de estos equipos que contemple el consumo de polielectrolito, la calidad del escurrido y, mucho menos, la sequedad de los lodos deshidratados.
 
Sobre esto último hay mucho de lo que hablar.  
 
 
Cambiando de tema Jorge, desde AGUASRESIDUALES.INFO, venimos defendiendo desde hace ya varios años, la formación tanto de los Operarios como de los Jefes de Planta de las actuales depuradoras de nuestro país, ¿en qué punto crees que nos encontramos actualmente en cuanto a la formación especializada de estos profesionales?
 
La de Operador de EDAR es una de las profesiones que requerirá, algún día, cuando se remodelen las actuales infraestructuras, una mayor formación.
 
Se requerirá una nueva capacitación para hacer frente a los retos derivados de una mayor automatización de los procesos que exigirá conocimientos de los mismos y del mantenimiento de los equipos de instrumentación y, por supuesto, de conocimientos eléctricos.
 
En cuanto a los Jefes de Planta, creo que la mayoría son conscientes de la necesidad de formarse de forma continua.
 
Su campo de actuación es tan grande que nunca se sabe lo suficiente: procesos biológicos, físico-químicos, mantenimiento, seguridad y salud, medioambiente, relaciones laborales, reactivos químicos, gestión de residuos, planes de emergencia, etc.
 
 
Para finalizar la entrevista Jorge, ¿a qué retos, legales, competenciales, financieros, técnicos, etc., crees que se deberá enfrentar el sector de la depuración de las aguas residuales en los próximos años?
 
Para mí, el más importante es el de la financiación.
 
Salvo casos excepcionales, las tarifas del CIA en España no cubren los costes de Operación y Mantenimiento. Y, mucho menos, los de gestión de activos.
 
Yo abogo por unas tarifas únicas a nivel nacional cuyos ingresos sean gestionados, a partes iguales, por el Estado, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento. Y, por supuesto, que se destine al CIA.
 
El segundo es el competencial. Ya lo he dicho anteriormente, los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes no tienen competencia técnica ni económica para la gobernanza del CIA. O se las quitan, o se les dan recursos económicos y SE VIGILA PARA QUE LO UTILICEN EN EL CIA.
 
En cuanto a los retos legales y técnicos, por suerte, en España, disponemos de unos profesionales con capacidad para enfrentarse a los retos que cualquier cambio, en estos dos campos, puedan surgir en el futuro.
 
 
Muchas gracias Jorge.
 
Gracias a vosotros por darme la oportunidad de poner mis experiencias al servicio de los demás.

 


 

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
24/10/2019
JORGE CHAMORRO ALONSO escribió:
Gracias, por tus comentarios.
A ver si, entre todos, podemos revertir esta situación.
23/10/2019
Pedro Morate escribió:
Muy buenas reflexiones Jorge.
No puedo estar más de acuerdo en lo que dices.
Para los que nos dedicamos a intentar vender tecnología de "cierta calidad" y que aporte valor añadido sobre todo al explotador o usuario final, se nos cae literalmente el alma a los pies al ver en infinidad de ocasiones lo que tienen que operar (o más bien "comerse") esta gente.
Como muy bien dices, prima el coste capital de la construcción y el equipamiento que se instala finalmente es muy deficiente y se pagará doblemente porque en pocos años habrá que renovarlo.
No estoy culpando a las constructoras, sino más bien al sistema. Si salen obras con poco dinero, y además luego hay que hacer una baja para ganarlas, ...está claro que milagros no hacen y las empresas tratan de ganar dinero.
Creo que el problema puede tener solución, pero viniendo de arriba, del origen (administración).
En mi humilde opinión, se deberían hacer concursos de construcción con explotaciones más largas, de manera que el constructor se responsabilice luego de operar lo que instale y ahí ya se preocuparán de meter un correcto equipamiento.
Luego está el tema de la eficiencia energética...cuánto se está derrochando con equipamiento ineficiente, habiendo tecnologías en el mercado que serían amortizables a corto plazo? pero claro, como casi siempre la factura de la luz la pagamos todos...
Habría mucho que hablar, lo dejamos para otra ocasión.
Un saludo, enhorabuena por la entrevista.

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies