José Guillermo Berlanga, nos habla sobre la importancia de la I+D+i en el sector del tratamiento del agua


02/12/2019

José Guillermo Berlanga, nos habla sobre la importancia de la I+D+i en el sector del tratamiento del agua



José Guillermo es Ingeniero Químico por la Universidad de Valencia y Máster en Tratamiento de Aguas Residuales por la Universidad Católica de Valencia y AIMME.

En la actualidad es el director del área de I+D+i y Mejora Continua de FACSA y Grupo Gimeno y responsable de la coordinación de los principales proyectos de I+D+i del grupo, de la estrategia de explotación de resultados, colaboraciones con Universidades y Centros de Investigación, gestión del conocimiento, etc.
 
También es Co-director de la Cátedra FACSA de innovación en el ciclo integral del agua de la Universitat Jaume I, miembro del grupo de I+D+i de la Asociación Española de Abastecimiento y Saneamiento (AEAS) y del grupo de Young Water Professionals español de la International Water Association (IWA).
 
Es especialista en la aplicación de la innovación en el ciclo integral del agua. Desde la ideación y desarrollo de proyectos de I+D+i, pasando por la definición de la estrategia de colaboración con Universidades y Centros de Investigación, hasta la implantación de la innovación en la operativa de la compañía y desarrollo de nuevos negocios innovadores.
 
En esta entrevista José Guillermo nos da una visión de la I+D+i en el sector del tratamiento del agua, desde el punto de vista de la empresa.
 

 
Guillermo, en un escenario tan competitivo como el que tenemos en estos momentos en el sector del agua, tanto a nivel nacional como internacional, ¿cuánto de importante es para las empresas de O&M de tratamiento de plantas la Investigación, el Desarrollo y la Innovación?
 
Considero que es la fórmula que tenemos las empresas del sector para diferenciarnos. Para nosotros desde FACSA, la I+D+i es estratégica y es una de nuestras principales apuestas desde hace años. 
 
Como decía, nos permite diferenciarnos estratégicamente en determinados ámbitos y nos permite ser referentes para nuestros clientes en la aplicación de determinadas tecnologías y nuevos procesos.
 

¿Qué valor y conocimiento han aportado este tipo de investigaciones a nuestras empresas y por tanto a su buen hacer en el día a día de la O&M de las plantas que gestionan?
 
Siempre he opinado que el objetivo principal del desarrollo de un proyecto o estudio de I+D+i tiene que ser el desarrollo de un nuevo producto o proceso que la empresa pueda aplicar a nivel interno para mejorar las instalaciones que gestiona, o porque no, comercializarlo bajo la fórmula más exitosa posible.
 
Ahora bien, a su vez, creo que es importante valorar como el desarrollo de un proyecto de I+D+i permite impactar de forma muy positiva en otros ámbitos de la empresa.
 
En nuestro caso, los proyectos de I+D+i se desarrollan en colaboración entre el personal del departamento de I+D+i y los departamentos técnicos que trabajan en la operativa de la empresa: jefes de explotación, técnicos, operarios, etc.
 
Es por esto que los proyectos de I+D+i permiten adquirir formación sobre todo al personal de los departamentos técnicos, en aspectos innovadores de temáticas como: reutilización de aguas, economía circular, nuevas tecnologías, digitalización, etc.
 
Es un aspecto muy positivo a valorar. Por otro lado, la difusión que realizamos de los proyectos en jornadas, congresos, workshops, artículos, etc., permite que el sector (y sobre todo nuestros clientes) nos valoren desde otro punto de vista, más allá de nuestra experiencia y modelo de O&M de infraestructura hidráulica.
 
 
Guillermo, un planteamiento que siempre me hago cuando analizo un proyecto de I+D+i, sobre EDAR por ejemplo, es intentar conocer la posibilidad de que los resultados obtenidos en el mismo, van a poder ser replicados o extrapolados en otras plantas similares, y también muy importante, ¿en cuánto tiempo?… según tu experiencia ¿la mayoría de los proyectos una vez finalizados y obtenidos los resultados, sirven para poder mejorar y optimizar los actuales procesos extrapolando los datos a otras instalaciones o en algunos casos se quedan en unas simples conclusiones que justifican el proyecto?
 
Es importante reconocer que muchos de los proyectos de I+D+i que se desarrollan en el sector, no finalizan con los resultados esperados. En ocasiones es complicado.
 
La idea inicial sobre la que se desarrolla el proyecto puede estar muy bien trabajada y estudiada, pero son muchos los factores que pueden conllevar a que el producto o servicio no termine siendo una realidad.
 
Desde problemas técnicos que han impedido validar y desarrollar la nueva tecnología, falta de tiempo para el desarrollo del producto por retrasos en determinadas fases de la ejecución o problemáticas ocurridas con los partners con los que se ha desarrollado el proyecto.
 
Por otro lado, los proyectos no tienen por qué tener como consecuencia, directamente, el desarrollo de un producto o proceso. Muchas veces son el primer paso para el desarrollo de un segundo proyecto que sea el que desarrolle finalmente la nueva tecnología.
 
En otras ocasiones, el know-how generado en dichos proyectos, sirve para desarrollar nuevas líneas de negocio, cuya base ha sido todo el conocimiento que se ha desarrollado en dichos proyectos. En nuestro caso es lo que ha ocurrido con la línea de negocio Hydrens, a la cual estamos actualmente dando forma.
 
 
Vosotros desde Facsa estáis llevando a cabo en los últimos años una gran cantidad de proyectos de investigación sobre biorreactores de membranas, digestión anaerobia, mejoras en las infraestructuras de saneamiento urbano, desarrollo de herramientas de simulación 3D para procesos de depuración y decantación, y un largo etcétera, ¿qué supone para una compañía como la vuestra, la realización de esta gran cantidad de proyectos de innovación y desarrollo?
 
De entrada, estos proyectos, se desarrollan enmarcados en un plan estratégico de I+D+i que revisamos todos los años, y que se actualiza constantemente.
 
Para la compañía, supone apostar por tecnologías que el sector ha definido como core. Los objetivos que perseguimos son múltiples: mejora de procesos, desarrollo de nuevas tecnologías y desarrollo de nuevos modelos de negocio.
 
El desarrollo de dichos proyectos nos ha permitido, por ejemplo, avanzar y conocer mucho mejor los procesos de digestión anaerobia, y optimizarlos en las depuradoras que gestionamos.
 
 
 
 
Por otro lado, los proyectos que estamos desarrollando en materia de simulación computacional de fluidos (CFD) aplicados a EDAR, nos están permitiendo alimentar de conocimiento y nuevas herramientas, la unidad de negocio Hydrens, que como decía, estamos dando forma desde I+D+i como nueva empresa de consultoría enfocada en la optimización de procesos de depuración.
 
 
De entre los proyectos que estáis desarrollando en estos momentos: Sto3re, Remeb, Gestor, Hydroalgal, Cemink, Hydrosludge, Microalbac, Zero brine, Aquality, Ember, etc., ¿cuál personalmente destacarías y por qué?
 
Pues he de reconocerte que los primeros proyectos que me vienen a la cabeza son STO3RE y REMEB. Fueron los dos primeros proyectos europeos que nos concedieron, ambos como coordinadores.
 
 
 
 
Su desarrollo ha sido un proceso muy complejo y laborioso, pero a su vez todo lo aprendido y los resultados obtenidos, han merecido el esfuerzo realizado.
 
Aun así, para mí el proyecto que me gustaría destacar es GESTOR, en el que estamos desarrollando una herramienta que permita apoyar en la toma de decisiones para el mantenimiento de redes de alcantarillado. Me gustaría destacarlo porque es el primer proyecto de I+D+i de envergadura que estamos trabajando en el área de alcantarillado.
 
 
 
 
 
Para mí es destacable por dos razones. Porque es un proyecto que estamos desarrollando en colaboración con el Instituto de Investigación ICRA y la empresa ABM, y la sintonía con ambos partners ha sido muy alta. La colaboración entre todos los profesionales de las tres entidades ha sido muy fructífera y el ambiente de trabajo, espectacular. 
 
Por otro lado, desde mi punto de vista, el proyecto me ha parecido muy positivo para mis compañeros del área de alcantarillado. Creo que para ellos está siendo muy positivo trabajar en otros ámbitos del alcantarillado, relacionarse con otro tipo de perfiles, exponer los resultados del proyecto en foros técnicos de especial nivel…etc.
 
 
Guillermo como te decía antes, la última década ha sido especialmente floreciente para el desarrollo de proyectos de I+D+i sobre todo con ayudas provenientes de la Unión Europea, en un contexto como el actual, en el que parece que entramos de nuevo en una época de recesión económica, ¿cómo crees que esto va a afectar a la convocatoria de ayudas para este tipo de proyectos tanto a nivel nacional como europeo?
 
En relación con la Comisión Europea, creo que seguirá desarrollando una apuesta decidida por la I+D+i. El nuevo programa de financiación que se espera para después de 2020 (Horizonte Europa), heredero de Horizonte 2020, parece que incluso va a disponer un presupuesto mayor que H2020.
 
Es una estrategia que la Comisión quiere y debe desarrollar para poder competir con otros mercados. Necesitamos, en Europa, diferenciarnos en ámbitos estratégicos que ya la Comisión tiene definidos.
 
El agua, para que engañarnos, no parece que vaya a tener un papel predominante en las estrategias de financiación de Horizonte Europa. Las convocatorias que financiarán proyectos relacionados con el agua estarán en topis, como: digitalización, economía circular, etc.
 
A nivel estatal, no soy capaz de predecir que pasará. Entiendo y espero que no vayamos a peor. Desde mi punto de vista, se necesitan otras estrategias de financiación, más acorde a como y en que, está financiando la Comisión.
 
 
Para finalizar la entrevista Guillermo, un mensaje para nuestros lectores, especialmente para responsables de empresas medianas o pequeñas que todavía no han dado el salto a la I+D+i, ¿qué le dirías para animarlos a hacerlo?
 
Les comenzaría diciendo que empiecen haciendo un plan de I+D+i, donde estudien y acuerden: cuales son los ámbitos en los que trabajar, que presupuesto quieren destinar, con quien quieren colaborar, etc.
 
Les recomendaría también que contactaran con Universidades y/o Centros de Investigación con los que tenga más relación y afinidad. Empezar a trabajar con ellos puede ser una muy buena forma de iniciar su camino en la I+D+i.
 
Y, por último, también les encomendaría a que comenzarán a ir con asiduidad, a jornadas técnicas, workshops, congresos del sector, para que puedan visualizar cuales son las tendencias o simplemente los trabajos que las diferentes compañías públicas y privadas están desarrollando en la actualidad.
 
 
Muchas gracias Guillermo.
 

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies