Reportajes

Para estar al día del sector

Reportajes

21/06/2021

Canal de Isabel II, más de un siglo apostando por la generación de energía limpia en todas las fases del Ciclo del Agua



 
  • Actualmente, Canal de Isabel II es la empresa con mayor potencia instalada en cuanto a generación de energía eléctrica en la Comunidad de Madrid, con un total de 107, 6 megavatios
     
  • Desde hace más de un siglo, la empresa viene apostando por aprovechar todas las posibilidades energéticas del agua, haciendo mucho más sostenible su actividad
     
  • El autoabastecimiento, la captación de la energía solar y la producción de hidrógeno verde son los retos a los que se enfrenta la empresa pública en los próximos años
     

 

Conscientes de la relevancia de su consumo energético y las emisiones de CO2 provocadas por su actividad, en Canal de Isabel II han desarrollado varias iniciativas para la generación de energía eléctrica a través de procesos sinérgicos con la gestión del agua.
 
De esta manera, y gracias a los esfuerzos que desde 1913 con la inauguración de la primera minicentral eléctrica de la empresa en Torrelaguna vienen realizando, Canal es hoy la empresa con mayor potencia instalada en generación de energía eléctrica renovable de toda la Comunidad de Madrid, con más de 107 megavatios instalados.
 
De esta forma, la empresa es capaz de autoabastecerse de energía eléctrica en hasta un 77 %, lo que supone evitar las emisiones de hasta 25.900 toneladas de CO2 al año y se mantiene firme en el compromiso de alcanzar el 100 % de autoconsumo en el año 2030.
 
Liderado por la Línea Estratégica 4, cuyo objetivo es fomentar la economía circular y el desarrollo sostenible, promoviendo la excelencia en la depuración de las aguas residuales, así como abordando los retos asociados al cambio climático mediante los planes de adaptación y mitigación correspondientes, han diseñado un ciclo energético del agua que, aprovechando los diferentes procesos que llevan a cabo, y gracias a las tecnologías adecuadas, producen energía eléctrica 100 % renovable.
 
 

Más de un siglo produciendo energía limpia

 
La producción de energía eléctrica vinculada a las infraestructuras hidráulicas en la Comunidad de Madrid se remonta a principios del siglo XX.
 
Ya en 1913 entró en servicio la central hidroeléctrica de Santa Lucía, en el municipio de Torrelaguna y con una potencia de 2.200 kilovatios instalados.
 
 
 
 
La central, que sigue en funcionamiento a día de hoy con equipos renovados, todavía permite ver las grandes turbinas originales tipo Pelton.
 
Para generar la energía utiliza el salto existente entre los depósitos superior e inferior del nudo hidráulico de Calerizas, donde confluyen aguas derivadas del embalse de El Villar (río Lozoya a través del Canal de El Villar), y del embalse de El Vado (río Jarama, a través del Canal del Jarama). El salto entre los dos depósitos es salvado mediante las dos tuberías primitivas de palastro roblonado, de 1.400 mm de diámetro interior.
 
 
 
 
La construcción de la central hidroeléctrica de Santa Lucía, se completo con la instalación de una línea eléctrica de 45 kilovoltios, que transportaba a más de 70 kilómetros la energía producida.
 
Hoy en día, Canal de Isabel II cuenta con una variedad de instalaciones de abastecimiento y saneamiento que le permiten generar energía renovable, aprovechar energéticamente los subproductos derivados de los procesos y cogenerar electricidad. Actualmente, la empresa pública ha alcanzado un alto grado de autosuficiencia eléctrica.
 
 
 
 

Fuentes de energía actuales

 
A día de hoy, la energía producida por Canal de Isabel II procede de 9 centrales hidroeléctricas, con una potencia instalada total de 35,52 megavatios, gestionadas por su empresa participada Hidráulica Santillana:
 
 
 
 
Además, un buen número de sus estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas están equipadas con motogeneradores que producen energía eléctrica a partir del biogás generado en las propias plantas:
 
 
 
 
También cuenta con dos plantas, Loeches y EDAR Sur, que incorporan cogeneración mediante el secado térmico de lodos:
 
 
 
 
 
 
Tres pequeños saltos de aguas residuales aprovechan la diferencia de cota en el punto de vertido para generar energía y la instalación de microturbinas en la red de abastecimiento, suman la lista de instalaciones y equipos destinados a la producción de energía limpia:
 

 
 
También la instalación de paneles solares fotovoltaicos colocados en varias depuradoras finalizan este listado de soluciones:
 
 
 
 
 
 

Debido al rendimiento total generado por todas estas instalaciones sostenibles, en el 2020 Canal consiguió su récord histórico de electricidad generada. Un total de 378,8 gigavatios hora de energía eléctrica que supuso el 74 % de su consumo total, teniendo en cuenta que fue un año hidrológicamente seco.
 
 
 
Este aprovechamiento energético, que desde Canal intentan exprimir al máximo, constituye su mejor arma para combatir el cambio climático y mitigar las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. No en vano, gracias a la generación de energía eléctrica limpia, logra evitar la emisión de unas 26.000 toneladas de CO2  solo en 2020, y a través de la compra de energía con garantía de origen 100 % renovable, ha evitado la emisión de más de 85.000 toneladas de CO2.
 
Pero en Canal, no se conforman con eso, entre sus planes de futuro hay un objetivo más ambicioso si cabe: convertirse en la primera empresa europea del ciclo integral del agua en ser plenamente autosuficiente desde el punto de vista energético.  
 
Desde la microhidráulica a la fotovoltaica, pasando por la cogeneración con biogás o, incluso, la geotérmica, en Canal de Isabel II doblan la apuesta por las energías renovables para conseguir una meta que se han marcado a fuego: lograr el 100 % de autoconsumo con fuentes de energía limpia o de alta eficiencia. Con la energía que trae el agua, están cada vez más cerca de conseguirlo.



Los retos del futuro

 
Con el objetivo de ser la primera empresa europea del ciclo integral del agua plenamente autosuficiente desde el punto de vista energético antes del 2030, Canal sigue trabajando para aumentar y diversificar su estrategia energética a partir de fuentes limpias y renovables.
 
En busca de este objetivo, destaca el Plan Solar, que busca la instalación de plantas solares fotovoltaicas en infraestructuras de la compañía para reducir los costes e impulsar el autoconsumo.
 
 
 
 
La primera gran instalación de este tipo, estará ubicada en la EDAR de Arroyo Culebro Cuenca Media Alta, donde se prevé instalar una planta de 1 MW, cuyo objetivo será abastecer a nuevas instalaciones de la propia depuradora.
 
El Plan Solar prevé una inversión de más de 33 millones de euros y la puesta en servicio de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo eléctrico, con el objetivo de reducir las emisiones de efecto invernadero.



Producción y uso del hidrógeno

 
También en esta planta se llevará a cabo la instalación de la primera planta de generación de hidrógeno verde a partir de aguas regeneradas.
 
Con una inversión de 24 millones de euros y una financiación incluida en los Fondos Europeos, tendrá una demanda eléctrica que se resolverá gracias a las placas fotovoltaicas instaladas más la cogeneración a partir de biogás de la EDAR.
 
El hidrógeno producido en la EDAR de Arroyo Culebro, que la convertirán en la primera planta en producir este tipo de energía de las aguas regeneradas, podrá ser utilizado tanto para abastecer a vehículos de la propia compañía mediante hidrolineras como para inyectarlo a la red.
 
El hidrógeno permitirá en los próximos años, a compañías como Canal, avanzar en la descarbonización de la economía, aprovechando además el oxígeno puro que se produce como subproducto en los procesos de depuración de la propia planta.



Conclusiones

 
Siendo conscientes de que las actuales EDAR juegan un papel fundamental en la economía circular, pero a la vez son grandes consumidoras de energía, desde Canal apuestan por la generación de energías limpias y la eficiencia energética.
 
En el último estudio realizado por la agencia de calificación de riesgos Ficht en el sector de las utilities, donde se mide la capacidad de adaptación de las compañias a la sostenibilidad, sobresalen 10 empresas españolas entre las 100 empresas líderes mundiales de sostenibilidad.
 
Entre esas 10, junto a Iberdrola, Naturgy o Enagás entre otras, se encuentra Canal de Isabel II, empresa pública de la Comunidad de Madrid, como gestora del ciclo integral del agua, y gracias a proyectos como el Plan Solar, el hidrógeno verde y todas las medidas encaminadas a generar energía limpia en todas las fases del ciclo del agua desde hace más de 100 años.
 
 

 


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies